Activistas de derechos civiles han criticado la justificación del CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, de permitir comentarios incendiarios en la red social por parte de Donald Trump.

Mark Zuckerberg se mantiene firme en su decisión de permitir que Donald Trump use Facebook para amenazar con violencia a los manifestantes que piden justicia por el asesinato de George Floyd, a pesar de las duras críticas de activistas de derechos civiles y la inconformidad pública de sus propios empleados.

En una videoconferencia con el personal de Facebook realizada el martes 2 de junio, Zuckerberg dijo que su decisión de no eliminar de la red social el comentario de Trump en el sentido que “cuando el saqueo comienza, comienza el tiroteo” fue “difícil” pero “bastante concienzuda”, informó el New York Times. La compañía normalmente tiene una reunión de todo el personal los jueves, pero la sesión se adelantó esta semana para abordar el creciente descontento entre los empleados, cientos de los cuales realizaron un “paro” virtual el lunes.

“Entendí que tendría que separar mi opinión personal, sabiendo que cuando tomáramos esta decisión, iba a provocar que mucha gente se enfadara dentro de la empresa, además de las críticas que vendrían de los medios de comunicación”.

El malestar en Facebook ha ido en aumento desde que Zuckerberg anunciara el viernes 29 de junio que la plataforma no tomaría ninguna acción contra el post de Trump, que citaba a un jefe de policía racista de los años 60. Twitter concluyó que el tweet de Trump era peligroso y optó por ocultarlo detrás de una etiqueta de advertencia “en el interés de evitar que otros se inspiren para cometer actos violentos”. Pero aunque Zuckerberg reconoció el antecedente histórico racista de la declaración, llegó a la conclusión de que la empresa tiene la política de permitir que los agentes estatales “adviertan al público sobre el uso de la fuerza”.

Este razonamiento ha generado incredulidad y desdén entre defensores de los derechos civiles en Estados Unidos, tres de los cuales hablaron con Zuckerberg y su lugarteniente Sheryl Sandberg el lunes 1º de junio por la noche. “Estamos decepcionados y atónitos por las incomprensibles explicaciones de Mark”, dijeron Vanita Gupta, Sherrilyn Ifill y Rashad Robinson – dirigentes de la Conferencia de Liderazgo en Derechos Civiles y Humanos, el Fondo de Defensa Legal y Educación de la NAACP y Color del Cambio – en una declaración conjunta citada por The New York Times. “Mark se niega a admitir cómo Facebook está facilitando el llamado de Trump a la violencia contra los manifestantes y está estableciendo un precedente muy peligroso para otras voces que dirían cosas igualmente dañinas en Facebook”.

Por su parte, The Guardian escribe que Timothy J Aveni, un ingeniero de software de Facebook, anunció su renuncia en Facebook y LinkedIn. “Mark siempre nos dijo que en los discursos dibujaría claramente la línea que llama a la violencia”, escribió Aveni. “El viernes nos demostró que eso era una mentira”. Aveni trazó un paralelo entre el acomodo de Facebook a la retórica agresiva de Trump con el historial de la empresa en Asia, donde Facebook ha estado implicado en la limpieza étnica en Myanmar, la violencia de las turbas en Sri Lanka y el ascenso del demagogo Duterte en Filipinas.

“Facebook, cómplice de la propagación del odio armado, se coloca en el lado equivocado de la historia”, escribió. “Facebook está proporcionando una plataforma que permite a los políticos radicalizar a los individuos y glorificar la violencia, y estamos viendo a los Estados Unidos sucumbir al mismo tipo de división alimentada por las redes sociales que ha hecho que mueran personas en Filipinas, Myanmar y Sri Lanka. Tengo miedo por mi país y ya me cansé de tratar de justificarlo”.

Facebook ha sido fundamental para el ascenso político de Trump. Mientras que el mismo Trump prefiere usar Twitter para descargar su discurso divisivo, xenófobo y sentimental, o para comentar lo que ve en Fox News, los algoritmos de Facebook han probado ser extraordinariamente favorables para el presidente y ahora candidato a la presidencia.

En un memorándum interno filtrado al New York Times en enero, el veterano ejecutivo de Facebook Andrew Bosworth escribió: “¿Facebook fue responsable de que Donald Trump fuera elegido? Creo que la respuesta es sí, pero no por las razones que todos piensan. No fue elegido por culpa de Rusia o de la desinformación o de Cambridge Analytica. Fue elegido porque dirigió la mejor campaña publicitaria digital que he visto de cualquier anunciante. Y punto”.

Ilustración Clay Banks vía Unsplash

Comparta este contenido