Opinión | ¿Por qué siguen estando tantos ISP enfrascados en la década de los ’90?

Puede que el MPLS les haya servido desde finales de los años 90, pero su fin está a la vista como solución de red eficaz y segura para la generación de “todo como servicio”.

Es relativamente inusual que los estándares de las tecnologías de la información tengan una vida útil que se extiende durante décadas. Ethernet es un ejemplo. Inventada a principios de los años 70 por Bob Metcalfe, Ethernet ha pasado por muchos ciclos evolutivos y sigue siendo tan relevante hoy como hace 10, 20 o 30 años.

 El Multi-Protocol Label Switching, o MPLS, vio la luz por primera vez en 1997, cuando fue creado por el Internet Engineering Task Force. En aquel momento, fue aclamado como una alternativa muy necesaria a la conmutación multicapa y al IP sobre ATM. Pronto se convirtió en el arma principal de los arsenales de conectividad de las empresas proveedoras de servicios, utilizada en todo el mundo como forma segura y fiable de transportar los datos que se estaban convirtiendo rápidamente en la savia del mundo corporativo. A medida que la era de Internet cobraba fuerza, el MPLS era su habilitador.

Sin embargo, ahora estamos en una nueva era: la era de la nube. La forma en que consumimos las aplicaciones y accedemos a los datos críticos ha cambiado radicalmente. Pero la red que las empresas despliegan para conectar varios endpoints de la nube no ha cambiado en la misma medida. En general, sigue basándose en MPLS, diseñado para necesidades muy diferentes. ¿Cuánto tiempo puede seguir siendo el MPLS un elemento central de la oferta de los proveedores de servicios? ¿Cómo pueden dejar de depender de MPLS y empezar a ofrecer una conectividad que esté más en sintonía con el espíritu de la nube de disponer de ella cuando quiera y donde quiera? ¿Por qué sigue estando la década de los 90 en la cabeza de tantos proveedores de servicios? Son preguntas cada vez más pertinentes, sobre todo teniendo en cuenta que Gartner ya se preguntaba en 2013 si el MPLS había muerto.

Según Nishant Singh, director de marketing de producto de Aryaka Networks, para aprovechar todas las ventajas de las aplicaciones SaaS es necesario integrar los datos de la nube con una arquitectura de red sólida, un requisito que no se puede cumplir con MPLS.

“Sin embargo, algunas empresas tradicionales optan por firmar contratos de dos o tres años con sus proveedores de MPLS”, afirma. “Realmente no hay excusa para enterrar la cabeza en la arena y confiar en las leyes de la suerte y las probabilidades para alcanzar el éxito”.

Amir Khan, fundador y CEO de Alkira, está de acuerdo. Primero saltó a la fama como pionero de la SD-WAN, y ahora está a la vanguardia de una nueva revolución en las redes en la nube: “Como usuario de empresa, en muchos casos todavía tienes que llamar a tu proveedor de servicios MPLS para que te aprovisione una conexión”, dice. “Esto suele llevar semanas, si no meses. El tiempo depende de la capacidad que tengan disponible en la región en la que necesitas la conectividad. El coste del ancho de banda en cuestión también es bastante elevado, comparado, por ejemplo, con el de Internet”.

Existen varias alternativas a la MPLS absoluta, todas ellas diseñadas desde cero para la nube. Aryaka y Alkira representan dos ejemplos destacados. Los proveedores de servicios que aún no busquen alianzas entre la comunidad de redes en la nube para ayudarles a migrar a sus clientes empresariales lejos de la dependencia de MPLS se están poniendo en serio peligro de obsolescencia. Puede que el MPLS les haya servido desde finales de los años 90, pero su fin está a la vista como solución de red eficaz y segura para la generación de “todo como servicio”.

El evento Migrating MPLS Networks to the New Era of Cloud Networking, a realizarse mañana 23 de marzo, abordará en profundidad estos temas y muchos otros relacionados.

Por Guy Matthews, NetReporter




Contacto | Diario TI es una publicación de MPA Publishing International Ltd.