Amazon decide que sus clientes compartan Wi-Fi con los vecinos

Los clientes estadounidenses de Amazon tienen una semana para optar por no compartir masivamente su red Wi-Fi.

A partir del 8 de junio, Amazon habilitará automáticamente una función en su gama de dispositivos de hardware, incluidos los altavoces Echo, los timbres de vídeo Ring, las cámaras Ring Floodlight y las cámaras Ring Spotlight, que compartirán una pequeña cuota del ancho de banda de Internet con los vecinos cercanos, a menos que el usuario decida excluirse.

La propuesta, denominada Amazon Sidewalk, consiste en utilizar los dispositivos de la empresa como trampolín para construir “redes de malla” urbanas, que según plantea simplificarán el proceso de configuración de nuevos dispositivos, los mantengan en línea aunque estén fuera del alcance de la Wi-Fi doméstica y amplíen el alcance de los dispositivos de rastreo.

Para ello, la empresa pretende registrar todos los dispositivos compatibles que estén operativos en Estados Unidos en Sidewalk.

Anunciado originalmente en septiembre de 2019, Sidewalk es parte de una iniciativa de Amazon para construir una red inalámbrica de amplio alcanceo que aprovecha una combinación de Bluetooth y espectro de 900 MHz (FSK) para ayudar a Echo, Ring, Tile trackers y otros dispositivos habilitados para Sidewalk a comunicarse a través de Internet sin Wi-Fi.

Sidewalk está diseñado para ampliar el alcance de los dispositivos de bajo ancho de banda y ayudar a los dispositivos a permanecer conectados incluso si están fuera del alcance de la red Wi-Fi doméstica del usuario. Lo consigue reuniendo una pequeña porción de ancho de banda de Internet de los dispositivos participantes para crear lo que es una red compartida.

La función funciona creando una red de bajo ancho de banda mediante dispositivos domésticos inteligentes como los Amazon Echo y las cámaras de seguridad Ring. En su expresión más elemental, significa que un nuevo Echo puede configurarse utilizando la red Wi-Fi de un vecino, o que una cámara de seguridad puede seguir enviando alertas de movimiento aunque se interrumpa su conexión a internet, aprovechando la conexión de otra cámara al otro lado de la calle. Otros dispositivos que no necesitan una conexión de gran ancho de banda, como las luces inteligentes, los localizadores de mascotas o las cerraduras inteligentes, pueden utilizar Sidewalk en todo momento.

Sin embargo, Sidewalk ha sido objeto de críticas por la aparente falta de transparencia con la que Amazon ha desplegado la función, así como por el escaso tiempo del que disponen los usuarios para realizar el proceso de exclusión. Otros críticos han expresado su preocupación por el hecho de que si no se desactiva la opción, los clientes podrían incumplir los términos y condiciones de su proveedor de servicios de Internet.

Ashkan Soltani, antiguo director de tecnología de la Comisión Federal de Comercio de EE.UU., declaró al sitio tecnológico Ars Technica: “Además de capturar los hábitos de compra de todo el mundo (desde amazon.com) y su actividad en Internet (ya que AWS es uno de los servicios de alojamiento web más dominantes), ahora también se están convirtiendo de hecho en un ISP global con sólo pulsar un interruptor. Y todo ello sin siquiera tener que instalar ni un metro de fibra”.

The Guardian, por su parte, cita a Lydia Leong, analista de Gartner, a cuyo juicio esta función también puede infringir los términos y condiciones de las conexiones a Internet de los usuarios, que no permiten este tipo de intercambio.

Los usuarios que no desactiven Sidewalk antes del 8 de junio verán que sus dispositivos se convertirán en “Sidewalk Bridges”.




Newsletter

Contacto | Diario TI es una publicación de MPA Publishing International Ltd.