Escocia anuncia el primer autobús autónomo del Reino Unido

Las pruebas en carretera del «programa de vehículos autónomos más complejo y ambicioso del mundo» han comenzado en Escocia.

La empresa escocesa Stagecoach realizará a partir del lunes 25 de abril pruebas en carretera de cinco autobuses de tamaño completo sin conductor, mientras la empresa se prepara para lanzar un servicio de pasajeros a finales de este verano.

«Se trata de un gran paso adelante en nuestro viaje para lanzar completamente el primer servicio de autobuses autónomos de tamaño completo del Reino Unido y proporcionará un fácil acceso a una nueva ruta de autobús en el corazón de Escocia», dijo Sam Greer, director regional de la empresa en Escocia.

El proyecto piloto CAVForth se llevará a cabo en el puente de Forth Road entre el Ferrytoll Park and Ride de Fife y el enlace de tren y tranvía de Edimburgo Park.

Una vez que el servicio esté en marcha, se espera que los autobuses ofrezcan un servicio capaz de transportar hasta 36 pasajeros a lo largo de 14 millas por el puente, con una capacidad de 10.000 pasajeros a la semana. Cada vehículo llevará un conductor de seguridad experimentado y un capitán de autobús, encargado de hablar con los clientes sobre el servicio y responder a sus preguntas.

El proyecto se ha desarrollado en colaboración con Stagecoach, Fusion Processing, Alexander Dennis y Transport Scotland, con el apoyo financiero del Centro de Vehículos Conectados y Autónomos del Gobierno británico.

Jim Hutchinson, director general de Fusion Processing, se mostró «encantado de dirigir el programa de vehículos autónomos más complejo y ambicioso del mundo».

El mercado de los autobuses autónomos ha atraído cada vez más la atención en los últimos años, y se espera que crezca en 1990 unidades durante 2021-2025, con una tasa de crecimiento anual del 27%. Las pruebas en carretera en Escocia se producen tras el éxito de las pruebas en depósito, las pruebas en pista y la simulación virtual que, según Stagecoach, ponen a prueba los autobuses autónomos para afinar los sistemas de conducción.

Existen seis niveles de conducción, definidos por la Society of Automotive Engineers. Los autobuses que se están probando funcionarán en el nivel cuatro, lo que significa que no se requiere la atención del conductor para la seguridad, pero la conducción autónoma sólo se admite en áreas o circunstancias limitadas. Fuera de ellas, el conductor debe intervenir.

«A medida que avanzamos hacia los servicios de pasajeros a finales de año, el proyecto será una demostración histórica de las tecnologías futuras en el transporte», dijo Chris Gall, director de ingeniería del grupo Alexander Dennis.

Stagecoach espera que el proyecto demuestre cómo será un servicio futuro en el que el empleado pueda abandonar la cabina mientras el ordenador se encarga de la conducción.



Contacto | Diario TI es una publicación de MPA Publishing International Ltd., Reino Unido. © Copyright 1997-2022