EE.UU. impone restricciones a las ventas de chips de NVIDIA a China

Las nuevas normas de exportación buscan frenar los potenciales intentos de China por utilizar los potentes chips de computación de IA de NVIDIA con fines militares.

El gobierno estadounidense ha prohibido a NVIDIA la exportación de dos chips de computación basados en IA a China, según confirmó la compañía el miércoles 31 de agosto. En concreto, la restricción afecta a las ventas de procesadores gráficos de alto rendimiento de NVIDIA A100, incluido el desarrollo del chip insignia de la compañía, el H100.

Según el gobierno estadounidense, los nuevos requisitos de licencia para las exportaciones de NVIDIA a China responden al riesgo de que los productos cubiertos puedan ser utilizados o desviados para un «uso final militar» o «usuario final militar» en China.

La medida afecta directamente a las ventas de 400 millones de dólares que NVIDIA tenía previstas para este trimestre de los chips afectados a China. Las sanciones también se extienden a cualquier exportación futura a China, Hong Kong y Rusia.

Regístrese gratuitamente para GTC 2022 aquí

Además, cualquier circuito integrado de NVIDIA de próxima producción que alcance un rendimiento máximo y una conectividad de E/S entre chips igual o superior a los del A100, así como cualquier sistema que incorpore dicho circuito, está sujeto al nuevo requisito de licencia.

Traducción de la notificación enviada por NVIDIA a la SEC:

«El 26 de agosto de 2022, el gobierno de los Estados Unidos, o USG, informó a NVIDIA Corporation, o la Compañía, de que el USG ha impuesto un nuevo requisito de licencia, con efecto inmediato, para cualquier exportación futura a China (incluido Hong Kong) y Rusia de los circuitos integrados A100 y H100 de la Compañía. El DGX o cualquier otro sistema que incorpore circuitos integrados A100 o H100 y el A100X también están cubiertos por el nuevo requisito de licencia. El requisito de la licencia también incluye cualquier futuro circuito integrado de NVIDIA que alcance un rendimiento máximo y un rendimiento de E/S de chip igual o superior a los umbrales que son aproximadamente equivalentes al A100, así como cualquier sistema que incluya esos circuitos. Se requiere una licencia para exportar tecnología para apoyar o desarrollar los productos cubiertos. El Gobierno de los Estados Unidos indicó que el nuevo requisito de licencia responderá al riesgo de que los productos contemplados puedan ser utilizados o desviados a un «uso final militar» o a un «usuario final militar» en China y Rusia. La empresa no vende productos a clientes de Rusia.

El nuevo requisito de licencia puede afectar a la capacidad de la empresa para completar su desarrollo del H100 oportunamente o apoyar a los clientes existentes del A100 y puede requerir que la empresa realice la transición de ciertas operaciones fuera de China. La empresa está dialogando con el Gobierno de los Estados Unidos y está buscando exenciones para las actividades internas de desarrollo y apoyo de la empresa.

Además, la Compañía mantiene conversaciones con clientes en China y está tratando de satisfacer sus compras previstas o futuras de productos de la Compañía para centros de datos con productos no sujetos al nuevo requisito de licencia. En la medida en que un cliente requiera productos cubiertos por el nuevo requisito de licencia, la Compañía puede buscar una licencia para el cliente, pero no tiene ninguna garantía de que el Gobierno de los Estados Unidos conceda exenciones o licencias para cualquier cliente, o que el Gobierno de los Estados Unidos actúe en consecuencia de manera oportuna.

Las perspectivas de la empresa para su tercer trimestre fiscal, facilitadas el 24 de agosto de 2022, incluían aproximadamente 400 millones de dólares en ventas potenciales a China, que pueden estar sujetas al nuevo requisito de licencia si los clientes no quieren comprar las ofertas de productos alternativos de la empresa o si el Gobierno de Estados Unidos no concede licencias a tiempo o deniega licencias a clientes importantes».



Contacto | Diario TI es una publicación de MPA Publishing International Ltd., Reino Unido. © Copyright 1997-2022