Las tensiones entre EE.UU. y China favorecen a los fabricantes chinos de chips

El aumento de las tensiones políticas y comerciales está repercutiendo positivamente en las acciones de la industria china de semiconductores.

La visita a Taiwán de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, la semana pasada, agudizó las tensiones entre Washington y Beijing, lo que provocó la mayor apreciación de las acciones de los fabricantes de chips chinos en dos años.

La noticia llega tras la aprobación en el Senado de EE.UU., el 27 de julio, de la Ley sobre Chips y Ciencia, que garantiza 52.000 millones de dólares en subvenciones para los fabricantes de semiconductores estadounidenses.

Aunque esta ley dificulta considerablemente el uso de tecnologías estadounidenses en China, los expertos del sector consideran que la restricción es positiva para los fabricantes chinos locales.

Según Nasdaq.com, el índice bursátil de semiconductores de China creció un 6,8%, lo que supone un hito en los últimos cuatro meses y el mejor rendimiento semanal desde mediados de 2020. “Los fabricantes de chips nacionales tendrán enormes oportunidades para sustituir los productos importados”, dijo Niu Chunbao, director de inversiones de la casa de fondos privados Wanji Asset, en declaraciones a Reuters citadas por Nasdaq.com.

Corroborando la tendencia, las acciones de Shenzhen China Micro Semicon se dispararon un 82% en su primer día de cotización en Shanghái. Del mismo modo, las acciones del gigante chino Semiconductor Manufacturing International Corp incrementaron su valor en 7,1% en Hong Kong y en 4,4% en Shanghai.

A pesar del floreciente crecimiento, sigue preocupando si China puede resistir la inflación y el impacto negativo de la recesión en la industria de fabricación de chips. En la actualidad, los chips siguen siendo el sector más valorado del mercado bursátil chino.


Contacto | Diario TI es una publicación de MPA Publishing International Ltd., Reino Unido. © Copyright 1997-2022