Tribunal Supremo del Reino Unido: “Los conductores de Uber son trabajadores”

El fallo tiene implicaciones considerables para Uber, así como para otras empresas tecnológicas como Lyft Inc. que operan con modelos de negocio similares.

Los conductores que realizan viajes y entregan pedidos a través de las aplicaciones de Uber Technologies Inc. son considerados legalmente como trabajadores, ha declarado el Tribunal Supremo del Reino Unido en una sentencia sin precedentes.

Actualmente, Uber considera a sus conductores como contratistas independientes. En 2016, la empresa fue demandada por un grupo de 25 chóferes británicos que argumentaban que no debían ser considerados contratistas independientes, sino trabajadores y, por tanto, tener derechos laborales.

Los jueces han acogido por unanimidad la demana de 2016, concluyendo que los conductores de Uber deben ser reconocidos como trabajadores y, en consecuencia, recibir derechos como salario mínimo, la paga de vacaciones y pausas para descansar.

La causa será derivada a una instancia legal especializada, que determinará el importe de la indemnización que Uber deberá pagar a los 25 conductores que la demandaron. La sentencia también podría allanar el camino para unas 1.000 demandas similares contra la empresa que habían sido suspendidas hasta después del fallo.

Según medios británicos, entre ellos The Guardian, un bufete de abogados que trabajó en la demanda original de 2016 planea presentar demandas adicionales en representación de miles de conductores, cada uno de los cuales podría cobrar aproximadamente 16.700 dólares a Uber.

“Respetamos la decisión del Tribunal, que se centró en un pequeño número de conductores que utilizaron la app de Uber en 2016”, dijo Jamie Heywood, director general regional de Uber para el norte y el este de Europa, en un comunicado citado por CNBC. “Desde entonces hemos hecho algunos cambios significativos en nuestro negocio, guiados en todo momento por los conductores. Estos incluyen darles aún más control sobre la forma en que cobran y proporcionar nuevas protecciones como un seguro gratuito en caso de enfermedad o lesión.”

El fallo es particularmente significativo porque el Reino Unido es uno de los mayores mercados de Uber, contando solo en Londres con alrededor de 3,5 millones de pasajeros regulares. La decisión del máximo tribunal británico sienta un precedente que podría afectar a otros proveedores de aplicaciones de transporte y delivery, que coinciden en calificar a sus trabajadores como contratistas o empresarios autónomos.

Ilustración: Kai Pilger vía Unsplash




Contacto | Diario TI es una publicación de MPA Publishing International Ltd.