Según el “2020 Mainframe Modernisation Business Barometer Report”, elaborado por la empresa Advanced, los equipos de TI, técnicos y de gestión tienen prioridades contradictorias y operan de manera descoordinada, lo que complica aún más los procesos de modernización. Los CIOs y los directores de TI están interesados en una visión holística del panorama tecnológico de su organización, mientras que los EA (Enterprise Architects) tienen prioridades más específicas. Del mismo modo, mientras que los profesionales técnicos consideran que la competitividad, la seguridad y la integración de las empresas son los principales impulsores de la innovación, los EA están más preocupados por la dependencia del hardware y otros aspectos técnicos.

Además, los equipos de gerencia a menudo no supervisan los progresos o no invierten suficientes recursos en proyectos de modernización. El informe afirma que sólo el 12 por ciento de los gestores de aplicaciones e infraestructuras obtienen la financiación que necesitan para modernizar sus proyectos, principalmente debido al temor al cambio entre los ejecutivos de nivel C.

El informe encuestó a los ejecutivos de gestión y tecnología que trabajan para grandes empresas con una facturación anual mínima de 1.000 millones de dólares. En el informe se analizan las tendencias del mercado del mainframe, los desafíos a los que se enfrentan las organizaciones y los argumentos a favor de la modernización de las aplicaciones en las grandes empresas de todo el mundo.

La investigación concluye que más de dos tercios (69%) de los EA citan la dependencia del hardware y otras influencias técnicas como la razón principal para modernizarse, mientras que los directores de sistemas informáticos y de TI citan la competitividad empresarial (65%), la seguridad (58%) y la integración (54%).

A pesar de los aparentes beneficios empresariales de la modernización, existe una importante desconexión entre el deseo de los equipos técnicos de llevar a cabo estos proyectos y el nivel de compromiso que reciben de los equipos de gestión.

— Sólo el 12% de los gestores de aplicaciones e infraestructuras afirman recibir un compromiso de financiación total de las gerencias para los proyectos de modernización – y el 56% dice que esta falta de financiación se debe al miedo al cambio.

— Más de la mitad (53%) de los CIOs y el 42% de los CFOs obtienen compromisos de financiación completos de las gerencias generales. Esto sugiere que, para poder avanzar con sus iniciativas, los miembros del equipo técnico necesitan fundamentar y explicar mejor el caso de negocios para estos esfuerzos usando términos que los ejecutivos de gestión puedan entender.

“La colaboración es absolutamente esencial para el éxito de la modernización”, dijo Brandon Edenfield, Director Gerente de Modernización de Aplicaciones en Advanced. “Para lograrlo, los equipos técnicos deben asegurarse de que los altos directivos vean el valor y el impacto comercial más amplio de estos esfuerzos en términos que puedan comprender”. Sin un compromiso total y la aceptación de la C-Suite, estos proyectos corren el riesgo de un fracaso total.”

La mirada puesta en la nube

A pesar de las diferencias en sus motivaciones para la modernización, la mayoría de los encuestados estuvieron de acuerdo en el valor de la nube en la modernización. De hecho, el 98% de los encuestados dieron cuenta de planes activos para trasladar las aplicaciones heredadas a la nube en 2020. Este empuje está probablemente impulsado por beneficios clave como la mejora de la agilidad y la flexibilidad empresarial, así como la oportunidad de atraer a las nuevas generaciones que se suman a la fuerza laboral y que esperan tecnologías avanzadas. Sobre todo, ofrece un importante ahorro de costes para las infraestructuras de TI. De hecho, las organizaciones podrían ahorrar alrededor de 31 millones de dólares si modernizan los aspectos más urgentes de sus sistemas heredados.

Brandon continuó: “A medida que nuestro mundo se conecta cada vez más, las organizaciones necesitan tomar más en serio la modernización. Para que las organizaciones se adapten a los cambios del mercado y sigan siendo competitivas, deben considerar la modernización de los sistemas heredados como la base y el punto de partida de sus esfuerzos generales de transformación digital”. Quienes no den prioridad a este cambio corren el riesgo de quedar rezagados con respecto a la competencia y de sufrir una importante pérdida de ingresos en el futuro”.

El informe completo puede solicitarse en el sitio web de Advanced (requiere registro).

Ilustración: Roland Samuels vía Unsplash

Comparta este contenido