La EFF recomienda un curso de acción a Elon Musk sobre Twitter

«La adquisición de Twitter por parte de Elon Musk demuestra los peligros para los derechos humanos y la seguridad personal cuando un solo individuo tiene el control final de las políticas que afectan a más de 400 millones de usuarios», escribe la Electronic Frontier Foundation.

Jillian York, Gennie Gebhart, Jason Kelley y David Green, de la EFF, comienzan afirmando que ese individuo, Elon Musk, ha mostrado repetidamente una falta de comprensión de la realidad de las políticas de las plataformas a escala.

La realidad fundamental es que Twitter y otras redes sociales desempeñan un papel cada vez más esencial en el debate social y político y, en consecuencia, tienen una responsabilidad correlativa cada vez más crítica para garantizar que su toma de decisiones sea transparente y responsable.

La EFF cree que Musk debería tener en cuenta lo siguiente si quiere ayudar a Twitter a cumplir con esa responsabilidad:

La libertad de expresión no es un eslogan

Musk ha sido especialmente duro con las normas de moderación de contenidos de Twitter. Tiene razón al afirmar que hay problemas con la moderación de contenidos a escala. Desgraciadamente, la actual conversación pública sobre la moderación de contenidos es frustrantemente dicotómica, con comentaristas que abogan por más moderación (o control) o, en el caso de Musk, por bastante menos.

Con ese objetivo, la EFF se unió a organizaciones de todo el mundo para desarrollar los Principios de Santa Clara, que establecen un marco para que las empresas funcionen en términos de apertura y responsabilidad en las decisiones de moderación de contenidos.

En su informe de transparencia de 2019, Twitter apoyó públicamente la primera edición de los Principios de Santa Clara.

Si bien Twitter aún no ha implementado completamente los Principios, la declaración fue una señal alentadora de su intención de hacerlo: operar con un conjunto de normas transparentes, compartir públicamente los detalles tanto de la eliminación de tuits por políticas como de las demandas gubernamentales, hacer que las moderaciones de contenido sean claras para los usuarios y darles la oportunidad de apelar.

Por lo tanto, la EFF insta a la dirección de Twitter a reafirmar el compromiso de la empresa con los Principios de Santa Clara.

Algunos usuarios necesitan cuentas anónimas y seudónimas

Sobre este tema, la EFF escribe que el seudonimato -el empleo de una identidad distinta del nombre legal del usuario para mantener una cuenta de Twitter u otra plataforma- es un aspecto crucial de la libertad de expresión.

«Nos preocupa que Musk no comprenda del todo la importancia que tiene para los derechos humanos la comunicación con seudónimo, a tenor de algunas de sus recientes declaraciones, ya que el seudónimo y el anonimato son fundamentales para proteger a los usuarios que pueden tener creencias, identidades o intereses opuestos a quienes detentan el poder», escriben los autores.

Musk ha criticado recientemente a los usuarios anónimos de Twitter, sugiriendo que la plataforma «autentifique a todas las personas genuinas».

Las redes de bots y los trolls llevan mucho tiempo preocupando a Twitter, pero exigir a los usuarios que proporcionen su identidad para demostrar que son «auténticos» va en contra de la filosofía de la empresa. No hay soluciones prácticas para imponer la verificación sin causar problemas a algunos usuarios y socavar la libertad de expresión.

«Cualquier partidario de la libertad de expresión (como parece ser Musk) dispuesto a obligar a los usuarios a presentar una identificación para acceder a una plataforma es probablemente ignorante de la relevancia crítica del seudónimo y el anonimato», escribe la EFF.

Los gobiernos, en particular, pueden obligar a Twitter y a otros sitios a revelar los nombres auténticos de los usuarios, y en muchos sistemas jurídicos mundiales lo hacen sin tener en cuenta los derechos humanos.

Es fundamental mejorar la privacidad, la seguridad y el control de los usuarios

Cuando envías un mensaje directo en Twitter, tres personas pueden verlo: tú, el usuario al que se lo has enviado y el propio Twitter. Los mensajes directos de Twitter (o DMs) incluyen algunos de los datos más sensibles del usuario de la plataforma. Twitter tiene acceso a ellos porque no están cifrados de extremo a extremo.

Twitter podría y debería hacer que las comunicaciones directas fueran más seguras para los usuarios encriptándolas de extremo a extremo. El cifrado de las comunicaciones directas contribuiría en gran medida a aumentar la seguridad de los usuarios, así como a reducir el temor realista de que cualquier persona que trabaje, forme parte del consejo de administración o posea acciones de Twitter pueda husmear en los mensajes de los usuarios.

Cuando los usuarios tienen un mayor control, importa menos quién está al mando, lo que es beneficioso para todos.

Otra estrategia importante para aumentar la seguridad de la plataforma es permitir a los desarrolladores de terceros y a los consumidores un mayor control sobre su experiencia. Hacer que estas herramientas sean aún más fáciles de localizar, así como proporcionar a los desarrolladores más libertad para interactuar con la plataforma para crear nuevas herramientas que permitan a los usuarios filtrar, bloquear y elegir lo que ven (y lo que no ven), aumentará drásticamente la seguridad de los usuarios.

Si la plataforma cambia a un enfoque diferente de regulación de contenidos, será aún más crítico que los usuarios dispongan de mejores herramientas para modificar sus propios feeds y bloquear o filtrar la información con mayor precisión.

«Hay enfoques más ambiciosos para mejorar la experiencia de Twitter y más allá: El Proyecto Blue Sky de Twitter propuso una plataforma interoperable, federada y estandarizada. Apoyar la interoperabilidad sería un movimiento brillante por parte de quien sea el dueño de Twitter», concluyen señalando Jillian York, Gennie Gebhart, Jason Kelley y David Green, a cuyo juicio las políticas que proponen en su artículo contribuirían a trasladar poder y control, desde la gerencia hacia los usuarios que dicen servir.



Contacto | Diario TI es una publicación de MPA Publishing International Ltd., Reino Unido. © Copyright 1997-2022