Xu dijo que los ingresos por ventas estimados alcanzarán los 121.000 millones de dólares en 2019, lo que supone un incremento de aproximadamente el 18% con respecto al año anterior, pero inferior a lo previsto inicialmente. En enero de este año, la compañía preveía unos ingresos por ventas de 125.000 millones de dólares.

En un mensaje de año nuevo dirigido a los empleados, citado por The Guardian, Xu dijo que el gobierno de los EE.UU. estaba en medio de una campaña “estratégica y de largo plazo” contra la compañía, que crearía un “ambiente desafiante para que Huawei sobreviva y prospere”.


Más información sobre Huawei en Diario TI


“La supervivencia será nuestra primera prioridad” en 2020, dijo Xu, quien ocupa la presidencia bajo el esquema de liderazgo rotativo de la compañía. Añadió que Huawei tendría que “dar todo de sí” para fortalecer su ecosistema de servicios móviles – es decir, su respuesta a las aplicaciones y servicios de Google – para asegurar su competitividad en los mercados extranjeros.

Huawei es considerada un líder global en equipos 5G tanto en términos de tecnología como de precio. Sin embargo, la empresa ha enfrentado obstáculos y sospechas de los EE.UU. y de otras naciones extranjeras que desconfían de su estrecha relación con el gobierno chino. La administración estadounidense dice que los equipos y la tecnología de Huawei son una amenaza para la seguridad nacional, una acusación que la empresa ha desestimado, pidiendo pruebas.

The Guardian escribe que la ley china requiere que los individuos y organizaciones ayuden y cooperen con los esfuerzos de inteligencia nacional.

Xu también dijo que la seguridad cibernética y la privacidad de los usuarios estaban en la “cúspide absoluta” de la agenda de Huawei, y que la compañía “continuaría adhiriéndose a todas las leyes y regulaciones pertinentes en los mercados donde operamos”.

Comparta este contenido