Facebook bloquea a investigadores que examinaban su constante desinformación y abusos

Facebook cerró las cuentas de los investigadores del Ad Observatory de la Universidad de Nueva York, aduciendo estar defendiendo la privacidad de sus usuarios.

«La investigación científica no puede ser una excusa para pone en riesgo la privacidad de la gente» escribe Facebook en su blog oficial el 3 de agosto, intentando explicar su decisión de bloquear a los expertos, a quienes acusa de infringir las políticas de la empresa sobre la recolección automatizada de datos de los usuarios.

Los investigadores, por su parte, concluyen que el gigante de las redes sociales les cerró el acceso porque su investigación, que se ha centrado en los anuncios políticos engañosos y la desinformación sobre las vacunas, ha atraído una atención negativa hacia la empresa. «Facebook nos está silenciando porque nuestro trabajo suele llamar la atención sobre los problemas de su plataforma. Lo peor de todo es que Facebook está utilizando la privacidad de los usuarios, una convicción central que siempre hemos puesto en primer lugar en nuestro trabajo, como pretexto para hacerlo», dijo la investigadora principal Laura Edelson en un comunicado. «Si este episodio demuestra algo es que Facebook no debería tener poder de veto sobre a quién le permite estudiarla».

En octubre, Facebook envió por primera vez al proyecto un requerimiento de «cese y desista» a Ad Observatory, pero no tomó medidas hasta el martes 3 de agosto. Los investigadores Laura Edelson y Damon McCoy han utilizado el plugin Ad Observer para ver anónimamente los anuncios que se muestran a los usuarios de Facebook. Cabe destacar que estos usuarios participan voluntariamente en el proyecto.

La decisión de Facebook también bloqueó a otros investigadores y periodistas que estaban estudiando la forma en que Facebook amplifica la desinformación. La empresa afirma que la medida pretendía proteger la privacidad de los usuarios, un argumento ampliamente criticada por legisladores, expertos y Mozilla, que dijo que las afirmaciones de Facebook son falsas. Los comentarios en Twitter coinciden en calificar de desfachatez el argumento esgrimido por Facebook.

A principios de este año se filtró información personal de más de 500 millones de usuarios de Facebook después de que desconocidos los extrajeran utilizando una vulnerabilidad ya corregida. Facebook nunca notificó a los usuarios cuyos datos habían sido escaneados.

«La investigación no es una excusa para romper las reglas de privacidad y rastrear los datos de los usuarios, sin importar la intención. Como la mayoría recordará, pagamos una multa de 5.000 millones de dólares a la FTC por un desarrollador que rastreaba datos bajo el auspicio de la ‘investigación'», tuiteó el miércoles el portavoz de Facebook, Andy Stone, en un comunicado, refiriéndose a la plataforma. «Tomamos medidas contra los investigadores de la NYU para detener el escaneo no autorizado y proteger la privacidad de las personas en línea con nuestro programa de privacidad en virtud de la resolución de la FTC».

Facebook llegó a un acuerdo con la FTC por una cifra récord de 5.000 millones de dólares en 2019 por supuestas violaciones de la privacidad de los usuarios, incluido el escándalo de Cambridge Analytica. Como parte del acuerdo, la FTC requiere que Facebook certifique el uso de terceros de los datos de los usuarios.

«Para esta investigación, los usuarios de Facebook donan voluntariamente su información publicitaria permaneciendo completamente anónimos, y los investigadores no recogen ninguna información privada de los usuarios», dijo Seth Berlin, abogado de los investigadores, en una declaración a la Fundación Knight. «La principal justificación de Facebook para intentar cerrar esta importante investigación es, simplemente, insostenible».

En un análisis publicado hoy, el editor de informática del Washington Post, Cristiano Lima, recuerda que durante una audiencia tras las elecciones de 2020, se pidió a Mark Zuckerberg que explicara por qué Facebook había etiquetado erróneamente decenas de miles de anuncios políticos. La información procedía precisamente del plugin de Ad Observatory, que durante más de un año había sido una de las preeminentes para arrojar luz sobre las prácticas opacas de Facebook.

El senador Mark R. Warner comentó a The Washington Post que «una y otra vez» los investigadores independientes han liderado el camino para «iluminar las formas en que la publicidad en línea se ha convertido en un vector clave para las estafas en línea, la desinformación política y las campañas de supresión de votantes por una amplia gama de malos actores. En todos estos casos, los investigadores independientes identificaron el mal uso de estas plataformas mucho antes que las propias plataformas, impulsando la discusión política y el debate público».

«Al cortar el acceso de los investigadores a los datos de los anuncios, Facebook está esencialmente matando la herramienta, que los periodistas y académicos han utilizado ampliamente para escrutar el lucrativo y poderoso negocio de la publicidad digital de Facebook», comenta Lima.



Contacto | Diario TI es una publicación de MPA Publishing International Ltd., Reino Unido. © Copyright 1997-2022