El FMI coacciona a El Salvador para que «reconsidere» uso de Bitcoin

El FMI bloquea préstamo en un intento por persuadir al gobierno salvadoreño de eliminar el estatus legal de la criptodivisa.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha instado a El Salvador a eliminar el estatus legal de Bitcoin, advirtiendo que podría afectar a la capacidad de la nación para recibir un préstamo del fondo.

El Directorio Ejecutivo del FMI dijo que la adopción de una criptomoneda como moneda de curso legal conlleva grandes riesgos para la integridad financiera y del mercado, la estabilidad económica y la protección del consumidor, además de crear pasivos contingentes.

Los directores del FMI coincidieron en la importancia de impulsar la inclusión financiera y señalaron que los medios de pago digitales del país, como la billetera electrónica Chivo, podrían desempeñar un papel en este sentido. Sin embargo, hicieron hincapié en la necesidad de una estricta regulación y supervisión del nuevo ecosistema de Chivo y Bitcoin.

Los directores del fondo monetario subrayaron que existen grandes riesgos asociados al uso de Bitcoin e instaron a las autoridades a reducir el alcance de la ley de Bitcoin eliminando su condición de moneda de curso legal. Algunos directores también expresaron su preocupación por los riesgos asociados a la emisión de bonos respaldados por Bitcoin.

El uso de la criptodivisa como moneda de curso legal podría afectar a sus esfuerzos por conseguir un préstamo del FMI, según Bloomberg. El país buscó un préstamo de 1.300 millones de dólares del FMI el año pasado, pero las conversaciones se han visto obstaculizadas por las preocupaciones del fondo sobre el Bitcoin, y cualquier programa tendría que ser aprobado por la junta.

El Salvador comenzó a comprar Bitcoin el año pasado y adquirió unas 1.801 monedas. Su valor ha caído un 45% desde su máximo a principios de noviembre, lo que significa que la nación ha perdido unos 20 millones de dólares, según estimaciones de Bloomberg.

El FMI prevé que la economía de El Salvador crezca alrededor del 3,2% en 2022, aunque han surgido vulnerabilidades en la deuda pública. El déficit fiscal se proyecta en 5¾% del PIB en 2021 y alrededor del 5% del PIB en 2022.

«Bajo las políticas actuales, se espera que la deuda pública aumente a alrededor del 96% del PIB en 2026 en una trayectoria insostenible», dijo el fondo.

Las demandas del FMI a El Salvador sobre Bitcoin muestran que la institución está en el lado equivocado de la historia y es alcista para las criptodivisas, dijo Nigel Green, CEO de deVere Group.

«Por supuesto, la situación en El Salvador debe ser monitoreada con extremo cuidado y se deben tomar todas las precauciones para asegurar que la implementación de Bitcoin realmente beneficie a la población», dijo Green. «Pero que el FMI pida a una nación soberana pionera que abandone una política financiera enfocada al futuro que intenta sacarla de la inestabilidad financiera y de la dependencia de la moneda de otro país demuestra que la institución está en el lado equivocado de la historia.»

Green se preguntó si el FMI tiene miedo al futuro de las finanzas y por qué el Fondo quiere seguir acumulando deudas con los países más pobres que saben que probablemente no podrán pagar con las monedas tradicionales.

«Los países de renta baja llevan mucho tiempo sufriendo porque sus monedas son débiles y extremadamente vulnerables a los cambios del mercado y eso desencadena una inflación galopante», explicó Green. «Por eso la mayoría de los países en desarrollo dependen de las principales monedas del ‘primer mundo’, como el dólar estadounidense, para realizar sus transacciones».

Añadió que la dependencia de la moneda de otro país conlleva su propia serie de problemas. Por ejemplo, un dólar estadounidense fuerte pesará sobre las perspectivas económicas de los mercados emergentes, ya que los países en desarrollo han asumido mucha deuda en dólares en las últimas décadas.

«Al adoptar la criptodivisa como moneda de curso legal, estos países tienen inmediatamente una moneda que no está influenciada por las condiciones del mercado dentro de su propia economía, ni directamente por la economía de otro país», dijo Green. «Bitcoin opera a escala mundial y, por tanto, se ve afectado por cambios económicos más amplios y globales».

También señaló que las criptomonedas podrían ayudar a reforzar la inclusión financiera de los individuos y las empresas en los países en desarrollo, ya que pueden eludir los prejuicios de los bancos tradicionales y otros proveedores de servicios financieros.



Contacto | Diario TI es una publicación de MPA Publishing International Ltd., Reino Unido. © Copyright 1997-2022