EE.UU. anunciará restricciones adicionales al suministro de tecnología de chips a empresas chinas

Las nuevas restricciones dificultarán a Pekín la fabricación de armas sofisticadas y sistemas de vigilancia.

Estados Unidos podría restringir el acceso de las empresas chinas a la tecnología de fabricación de chips de alto rendimiento.

Según el New York Times, el Departamento de Comercio de EE.UU. publicará en breve una normativa para controlar qué semiconductores pueden venderse a China.

Las nuevas restricciones dificultarán a Pekín la fabricación de armas sofisticadas y sistemas de vigilancia. Ampliarían una directiva de la administración Trump de 2019 que prohibía a las empresas estadounidenses entregar productos de Huawei fabricados con maquinaria, software o tecnología estadounidense.

El gobierno de Biden podría imponer restricciones similares a otras empresas chinas, instalaciones de investigación del gobierno y otras organizaciones, dijeron las fuentes al New York Times.

Una vez anunciadas las restricciones, ninguna empresa podrá vender tecnología desarrollada en EE.UU. a las organizaciones en cuestión.

Según el New York Times, Washington planea restringir la venta de microchips estadounidenses a los proyectos de supercomputación y centros de datos más avanzados de China.

Aunque la mayoría de las aplicaciones de supercomputación son beneficiosas, algunas son perjudiciales, como el armamento y la vigilancia. A medida que el rendimiento de las supercomputadoras mejore, las nuevas restricciones de Estados Unidos pueden obstaculizar la capacidad de China para crear una potente tecnología de cálculo numérico utilizada en la IA, las biociencias y la ingeniería de misiles.

Las universidades chinas, las empresas estatales y las compañías de Internet utilizan supercomputadoras. Algunas supercomputadoras chinas alimentan programas de vigilancia intrusiva de minorías. Pekín utiliza supercomputadoras para simular explosiones nucleares y crear armas de nueva generación.

En agosto, NVIDIA y AMD dijeron haber recibido cartas del Departamento de Comercio diciéndoles que dejaran de exportar sus chips más avanzados a China. La nueva directiva afectará a las exportaciones de los chips A100 y H100 de NVIDIA, que aceleran el aprendizaje automático. La compañía también ha revelado que el gobierno estadounidense está exigiendo una nueva licencia, con efecto inmediato, para hacer frente a los riesgos de que los productos cubiertos puedan ser utilizados o desviados a un “usuario final militar” en China.

AMD ha dicho que ha recibido requisitos de licencia adicionales que impiden los envíos de MI250 a China. AMD no espera que las ventas de MI100 se vean afectadas.

Las autoridades chinas rechazaron la medida. Pekín instó a EE.UU. a “poner fin inmediatamente a su mala conducta, tratar a las empresas de todo el mundo de forma justa y hacer más para promover la estabilidad económica mundial”.


Contacto | Diario TI es una publicación de MPA Publishing International Ltd., Reino Unido. © Copyright 1997-2022