Redes multicloud: retos y soluciones

La red tiene que aportar simplicidad sin comprometer el rendimiento ni la seguridad, con escala elástica, basada en API y definida por software. Y todo esto en un paisaje más distribuido y complejo que nunca.

La interconexión multi-nube es realmente importante. Ha evolucionado en poco tiempo hasta convertirse en una consideración vital para las empresas y organizaciones de todo el mundo. En consecuencia, empresas como AWS, Google Cloud y Microsoft Azure, así como muchas otras plataformas, han experimentado enormes tasas de crecimiento año tras año.

«Esto se debe a que estas nubes se han convertido en algo muy importante para la materialización de la transformación digital de las empresas», cree Brad Casemore, vicepresidente de investigación de centros de datos y redes multicloud de la firma de análisis IDC. «Estas plataformas no son solo destinos para las cargas de trabajo, sino que son fundamentales para la redefinición de los modelos operativos de las organizaciones de TI. Y todo esto ha tenido un efecto tremendo en la red, porque hemos pasado de alojar aplicaciones en centros de datos locales a un paisaje distribuido que incluye la nube y, cada vez más, a medida que avanzamos, los entornos de borde.»

La red, dice, ha tenido que modernizarse para hacer frente a todos estos cambios: «Tiene que ser capaz de aportar un grado de simplicidad sin comprometer el rendimiento y la seguridad. Tiene que ofrecer una escala elástica, así como muchos atributos de la nube en cuanto a estar basada en API y más definida por software. Y tiene que hacer esto en un paisaje más distribuido y complejo de lo que hemos visto nunca».

IDC llevó a cabo una reciente investigación sobre cómo ciertos tipos de aplicaciones están afectando a las opciones tecnológicas a través de la red de área amplia: «Estas son consideraciones muy importantes para las organizaciones de TI empresariales y los compradores», señala Casemore. «Otro elemento es el acceso a las aplicaciones y la experiencia digital, el aspecto del consumo. Hay que tener en cuenta aspectos como la seguridad, la latencia y el rendimiento de las aplicaciones. Estamos viendo que los proveedores de SDN están trabajando intensamente para integrarse con las redes de transporte de la nube. También estamos viendo cómo la tecnología nativa de la nube está cambiando el panorama de las redes y planteando nuevas exigencias a las mismas.»

IDC prevé una impresionante tasa de crecimiento de la adopción de la multi-nube hasta 2026: «Veo enormes perspectivas, y todo ello habla de los problemas que las empresas están tratando de resolver con una tecnología eficaz», concluye Casemore.

Para ampliar el diálogo, Casemore habla con una serie de interesados en la multi-nube, como Jim Brinksma, Director de Tecnología de Megaport, un proveedor de servicios de red global con aproximadamente 2.500 clientes. Coincide en que la conectividad es clave: «Sin la conectividad de red adecuada, la experiencia general de migración a la nube puede verse realmente afectada», afirma. «Otros obstáculos incluyen los esfuerzos iniciales de procedimiento, como la creación de las credenciales, además de los esfuerzos educativos propios de intentar comprender las diferentes convenciones de nomenclatura de las funciones y cómo se alinean. Además, hay que entender cómo las cargas de salida de la red pueden afectar a la capacidad de distribuir determinadas cargas de trabajo. La red es un facilitador, pero siempre habrá pequeños obstáculos que tendrás que superar cuando entres en el juego de la red en un entorno multicloud».

Es relativamente fácil empezar con la migración a la nube, pero la complejidad pronto aumenta de forma exponencial, coincide Bryan Ashley, Vicepresidente de Gestión de Soluciones y Marketing de Aviatrix, creador de una plataforma de red segura en la nube para uso en la nube pública y en el borde: «Se trata de cómo instanciar un marco o una zona de aterrizaje que escale en el tiempo y soporte ingentes volúmenes de cargas de trabajo, y mantenga una conectividad y redundancia consistentes, así como seguridad y gobernanza.»

Sreekanth Kannan, vicepresidente de gestión de productos y marketing de Arrcus, una empresa de software y redes a hiperescala, afirma que su empresa considera el mercado de la nube múltiple como tres segmentos diferentes: «Está el global 2000, el de las empresas medianas y el de las pequeñas», señala. «El grueso es la empresa mediana y la empresa global, que tienen sus propios equipos de DevOps en los equipos de TI. Normalmente empiezan con una nube híbrida para ver qué tal va. Hay que proporcionar una rampa de acceso, porque no se puede hacer un cambio completo. Los primeros pasos son de bebé: gatear, caminar, correr».

Ashley, de Aviatrix, cree que los retos de la multicloud se ven dificultados por la creciente brecha de competencias, y que las organizaciones suelen emplear un equipo reducido para intentar superar los distintos retos: «Tanto si despliegan una sola nube como una nube múltiple, inevitablemente tienen que hacerla funcionar. A menudo se lo entregan a personas de rango uno para que lo dirijan y se aseguren de que todo está en marcha».

Ashley recuerda algo que le decía su madre: «Todo es divertido hasta que alguien pierde un ojo», dice. «Y la realidad es que las empresas están empezando a perder algunos ojos. Puede ser fácil empezar, pero pronto las cosas pueden salirse de control. Las empresas tienen que ser capaces de poner alguna estructura y desarrollar una verdadera estrategia. Necesitan ser capaces de operacionalizarlo todo. Todos buscamos formas de empezar a hacer las cosas de forma repetible, que nos permitan tener realmente el control que necesitamos».

Ranga Rajagopalan es vicepresidente y arquitecto jefe de VMware, y su responsabilidad incluye la seguridad de las redes y el equilibrio de carga: «Creo que la clave es la seguridad», dice. «Todas las organizaciones van a ser vulneradas o hackeadas. Cuando eso ocurre, la pregunta es: ¿cuánto y dónde se ha extendido? ¿Qué aplicaciones han sido hackeadas? ¿Tenemos plena visibilidad para contener la brecha? ¿Y qué hacemos al respecto? Sin una red y seguridad multi-nube de buena calidad, la respuesta es que no se sabe. Quizás después de días o semanas y de mucho trabajo todavía no lo sepas. Como industria, tenemos que proporcionar las soluciones adecuadas de modo que la gente pueda realmente utilizarlas sin necesidad de obtener doctorados en cada tecnología de redes, seguridad y entrega de aplicaciones.»

Kannan, de Arrcus, recuerda al panel que todavía es pronto en el viaje de la mayoría de la gente hacia la multi-nube: «Solo hay que pensar en el porcentaje de cargas de trabajo que están realmente en la nube, frente a las distribuidas on-prem y en otros lugares», insiste. «No hemos cruzado la mitad del camino. Sí, hay algunas organizaciones que son completamente nativas de la nube, que han desmantelado sus centros de datos, pero no muchas.»

Brinksma, de Megaport, concluye recordando que a veces es importante dar un paso atrás y entender realmente lo que la gente está tratando de lograr con la multi-nube: «Eso es probablemente lo primero que deberían hacer, y puede llevarles en la dirección correcta. Luego se trata de cosas como la automatización, y de ser capaz de tener las herramientas adecuadas, no sólo para el segundo día, sino para seguir avanzando. Eso significa tener la capacidad de mirar las métricas en todas las diferentes nubes y ser capaz de hacer que esas métricas sean procesables».

Para concluir el debate, Casemore, de IDC, ofrece estas reflexiones: «De las personas con las que IDC ha hablado sobre la multi-nube, muchas de ellas dicen: ‘No me di cuenta de las implicaciones de la infraestructura de red al pasar a ser híbrida y a la multi-nube y, en particular, al subir la pila a la nube nativa’. Pero creo que es importante entender que si se tienen los criterios adecuados, se puede simplificar este viaje en gran medida.»

Panelistas

  • Presidente analista: Brad Casemore, vicepresidente de investigación, centro de datos y redes multicloud, IDC
  • Sreekanth Kannan, vicepresidente de gestión de productos y marketing, Arrcus
  • Bryan Ashley, Vicepresidente de Gestión de Soluciones y Marketing, Aviatrix
  • Jim Brinksma, Director de Tecnología, Megaport
  • Ranga Rajagopalan, Vicepresidente, Arquitecto Jefe, VMware

Artículo elaborado por NetEvents / Diario TI



Contacto | Diario TI es una publicación de MPA Publishing International Ltd., Reino Unido. © Copyright 1997-2022