Recuperando la dinámica tras un año difícil para los centros de datos

Se necesita una transición que vaya más allá de la seguridad y se acerque más a la idea de ser ágil. No se trata sólo de que los trenes funcionen puntualmente.

Tras un año de incertidumbre y bajo crecimiento, el sector de los centros de datos muestra signos de recuperación, a juzgar por la inversión en servidores. Así lo cree Baron Fung, director de investigación de la empresa de análisis independiente Dell’Oro Group.

“Los servidores suelen representar más de la mitad del gasto de capital de los centros de datos”, señala. “Otras áreas son el cómputo, el almacenamiento, las redes, la energía y la refrigeración”.

Las proyecciones de Dell’Oro para los envíos de servidores de aquí a 2025 anticipan un crecimiento compuesto del 6%, repartido uniformemente entre los diferentes segmentos de compradores. El año pasado, según Dell’Oro, los cuatro principales proveedores de la nube de EE.UU. -es decir, Amazon, Google, Microsoft y Facebook- representaron más de un tercio de todos los envíos globales de servidores en todo el mundo y parece que aumentarán esta cuota con el tiempo a medida que sigan consolidando infraestructura.

“Con el tiempo, esperamos un crecimiento más rápido por parte de los principales proveedores chinos de la nube”, afirma Fung. “La adopción de la nube en China sigue estando por detrás del resto del mundo. Así que hay un gran potencial de crecimiento. Además, el gobierno chino está haciendo un gran esfuerzo para impulsar el gasto en infraestructuras a largo plazo”.

¿Cuáles son los indicadores clave del mundo empresarial que pueden influir en el mercado? “Es probable que las empresas adopten modelos de despliegue multicloud, con cargas de trabajo de misión crítica que permanezcan en las instalaciones”, sugiere Fung. “La pandemia fue realmente disruptiva para el sector e impulsó a algunas empresas a adoptar un enfoque de TI más ágil y flexible. Esperamos que las empresas más pequeñas migren a la nube pública como su estrategia de TI preferida.”

Fung no es el único que piensa que la actividad en el borde será clave para el futuro crecimiento de los centros de datos: “El borde podría ser un impulsor del gasto en infraestructura a largo plazo”, considera. “Entonces, la pregunta es qué grupos de clientes invertirán en el despliegue de estas soluciones. ¿Los operadores de telecomunicaciones liderarán el camino? ¿O los proveedores de servicios en la nube ampliarán su alcance hasta el borde de la red? También prevemos que las empresas más grandes desplieguen soluciones de borde en sus propias redes privadas”.

Fung espera que la inversión en centros de datos siga las tendencias de la informática acelerada: “Hemos visto una proliferación de procesadores especializados, como GPUs, FPGAs y aceleradores personalizados, construidos por los hiperescaladores, con demandas crecientes en aplicaciones relacionadas con la IA y el ML”, señala. “Creo que todavía estamos en las etapas realmente tempranas de la transición a la computación acelerada, y hay mucho más espacio para el crecimiento. La industria realmente necesita unirse e innovar simultáneamente en el diseño de la CPU y la arquitectura del sistema en relación con la memoria, el almacenamiento, las interconexiones, la disipación del calor, las redes y el desarrollo de aplicaciones.”

Fung también se muestra entusiasta con otro tipo de capacidad de cálculo acelerada en forma de SmartNIC: “Se trata de adaptadores Ethernet con un procesador programable integrado, como el chip ARM o la FPGA. Algunos de los principales proveedores de servicios en la nube están desplegando SmartNICs hoy en día, y podemos ver otras empresas de la nube, así como las empresas y los centros de datos de borde potencialmente desplegar Smart NICs en el futuro. Proyectamos que hasta una cuarta parte de los servidores en 2025 estarán equipados con este tipo de dispositivos”.

Para ampliar la conversación sobre los principales avances en el centro de datos, Fung habló con una selección de figuras del sector, empezando por Jonathan Seckler, Director Senior de Soluciones ISG, Servidores y Socios de Dell Technologies: “A lo largo de bastantes generaciones de tecnología de servidores, la famosa predicción de que el rendimiento de la CPU se duplica cada 18 meses suele ser cierta”, señala. “Hemos visto una verdadera proliferación de núcleos adicionales, ancho de banda de memoria adicional y otras tecnologías asociadas. Sin embargo, creo que el verdadero beneficio para los proveedores de la nube, y para las empresas que también invierten en centros de datos, es el aumento de las capacidades de automatización. Estamos viendo la necesidad de un centro de datos del tipo “luces apagadas”. No creo que eso vaya a desaparecer”.

Seckler hace referencia a un estudio de IDC que demuestra la importancia de invertir en nuevas infraestructuras: “Descubrimos que el coste total de propiedad de un servidor de tres años es en realidad menor que el de mantener esa misma infraestructura durante seis años. Las ventajas y el rendimiento que se obtienen de las nuevas arquitecturas, la automatización que se obtiene de ellas, se amortizan con creces, a lo largo de un ciclo de vida típico”.

Jacob Rapp es director y tecnólogo principal de la Oficina de Redes y Seguridad del CTO de VMware. Su experiencia es que hace tiempo que las CPUs empezaron a superar a las interfaces de red: “Los propios procesadores, incluso sin SmartNICs a mano, son más que suficientes para manejar todas las técnicas de virtualización de redes y seguridad que estamos haciendo. Creo que cuando miramos a las SmartNICs, tenemos la oportunidad de ampliarlas a diferentes entornos. Tienes estas bases de datos de alto rendimiento en las que quieres no ejecutar ningún tipo de agente porque estás muy centrado en el rendimiento de esa plataforma. Las SmartNIC pueden abrir un nivel de virtualización en el que podemos desarrollar y distribuir las funciones de seguridad de red directamente allí también”.

En un mundo cada vez más centrado en los datos, los operadores de centros de datos necesitan IA, flujos de trabajo inteligentes y una nueva generación de potencia de procesamiento, afirma Tony Bishop, Vicepresidente Senior de Plataforma, Crecimiento y Marketing de Digital Realty: “La computación acelerada es importante porque si no tienes todos tus datos en el lugar adecuado y no tienes todas tus aplicaciones interactuando con esos datos, no los tienes bien conectados en red”, afirma.

Otra tendencia clave es que los centros de datos están cada vez más descentralizados. Rapp, de VMWare, ve cómo se disuelven los perímetros tradicionales: “He hablado con diferentes equipos de seguridad y pensaban que era más fácil cuando había un perímetro duro”, señala. “Pero en realidad el perímetro no ha desaparecido, sino que se ha convertido en cientos de microperímetros, que pueden ser un usuario conectado a una aplicación SaaS, a una nube pública, a un centro de datos en una nube privada, etc. Así que definitivamente estamos ante un nuevo borde”.

En este escenario, la confianza se convierte en algo vital, argumenta Doug Gourlay, vicepresidente/director general de software de redes en la nube de Arista: “La ubicación deja de ser relevante”, dice. “Pero entonces la empresa necesita una visibilidad en la que pueda confiar. Soy un gran fan de todo el tema de la confianza cero. La idea de crear microperímetros alrededor de un activo y desplazarlo lo más cerca posible del usuario reduce en gran medida el efecto del cambio en el radio de explosión”.

En última instancia, se trata de apoyar a las personas, dice Seckler, de Dell Technologies: El proceso está ahí para habilitar a las personas”, opina. “El hardware, el software, todo está ahí para permitir a las personas que están innovando en estos centros de datos. El centro de datos del futuro es autónomo, se gestiona solo, porque no queremos que la gente dedique su tiempo a mantener las cosas en funcionamiento. La idea distribuida, el borde, se refiere a dónde va la gente para hacer que se produzca la innovación. Necesitamos ver una transición que se aleje de la idea de ser simplemente seguro y se acerque más a la idea de ser ágil para que la gente pueda mantener la calidad de la innovación que está haciendo. No se trata sólo de que los trenes funcionen puntualmente”.

Por Guy Matthews, editor de NetReporter

Vea los próximos eventos de NetEvents

Ponentes del evento:

Presidente analista: Baron Fung, Director de Investigación, Dell’Oro Group

www.delloro.com

Doug Gourlay, vicepresidente/director general de software de redes en la nube, Arista Networks

www.arista.com

Jonathan Seckler, Director Senior, Soluciones ISG, Servidores y Partners, Dell Technologies

www.delltechnologies.com

Tony Bishop, Vicepresidente Senior, Plataforma, Crecimiento y Marketing, Digital Realty

www.digitalrealty.com

Jacob Rapp, director y tecnólogo principal de la Oficina de Redes y Seguridad del CTO, VMWare

www.vmware.com




Newsletter

Contacto | Diario TI es una publicación de MPA Publishing International Ltd.