Reconocimiento facial en retail: el rostro del futuro

Opinión: La tecnología de reconocimiento facial basa su arquitectura en dos aspectos básicos de matemáticas y probabilidad, combinados con la detección de un rostro y el reconocimiento facial.

Como si se tratara de una película de ciencia ficción, en donde la tecnología es capaz de predecir el futuro de los delincuentes y sirve para disuadir la concreción de sus actos delictivos, los sistemas de reconocimiento facial ayudan a prevenir cualquier intento de robo. De hecho, esta herramienta se ha vuelto más popular en los últimos años, especialmente en el sector retail.

Pero, ¿cómo funciona? En la actualidad, los sistemas de reconocimiento facial proporcionan a las tiendas departamentales información valiosa en tiempo real. Además, dependiendo del sistema, se pueden generar notificaciones instantáneas de alerta en caso de que algún cliente con antecedentes de hurto entre al establecimiento.

Por ejemplo, si un ladrón profesional intentara ingresar a la tienda que robó hace seis meses pensando que nadie lo recordará, está muy equivocado. Gracias a la tecnología de reconocimiento facial es posible que, tan pronto ponga un pie en el local, los auxiliares de seguridad sean notificados y puedan monitorear sus acciones e incluso, pedirle que abandone el lugar, en caso de ser necesario.

Ahora, los delincuentes se enfrentan cara a cara con el futuro de la prevención de pérdidas en el sector minorista: la tecnología de reconocimiento facial. Esta basa su arquitectura en dos aspectos básicos de matemáticas y probabilidad, combinados con la detección de un rostro y el reconocimiento facial.

Para detectar un rostro, el software busca dentro de un gran rango de características faciales como ojos, boca y nariz. Una vez que el rostro es identificado, el software determina las características y parámetros específicos para lograr su reconocimiento. Esto es conocido como impresión de rostro y los algoritmos requeridos para este paso del proceso son mucho más complejos y, pueden llegar a medir más de 100 puntos específicos de la raza humana. Una vez determinada la impresión de rostro, el software busca en la base de datos de fotografías, aquella que empata mejor con el rostro a identificar.

Un sistema de reconocimiento facial puede ser implementado fácilmente en diversos establecimientos, incluyendo los del sector minorista pues también permite disuadir a los delincuentes de cometer algún robo o, incluso, ayuda a disminuir la entrada repetitiva de estos a los locales. De hecho, estas tecnologías llevan varios años funcionando en aeropuertos e instalaciones gubernamentales en todo el mundo, logrando así capturar a criminales.    

Por otro lado, cabe destacar que esta herramienta no solo funciona para prevenir pérdidas, sino que además es una herramienta ideal para mejorar exponencialmente el servicio al cliente en el mercado minorista. Las tecnologías de reconocimiento facial pueden ser utilizadas para identificar a los clientes frecuentes o VIP en cuanto llegan a un establecimiento.  Esto hace posible que los empleados los saluden por su nombre, e incluso, reciban notificaciones de promociones o artículos de interés. Así las compañías estimulan la generación de lealtad entre sus clientes con el beneficio de resguardar la seguridad de su negocio.

 

Por Javier Campos, Vicepresidente de la División Internacional en USS México


Contacto | Diario TI es una publicación de MPA Publishing International Ltd.