¿Qué significa para una empresa convertirse en una empresa tecnológica?

Todas las empresas se convertirán en empresas tecnológicas en un grado u otro en respuesta a las demandas de los clientes y de la competencia.

El analista de Gartner, Mark P. McDonald, escribe el 18 de mayo en el blog de la empresa que tales demandas se concentran en proporcionar un mayor valor, específico para ellos, y a un ritmo casi continuo. Satisfacer estas demandas requiere información y tecnología.

McDonald oberva que una empresa se convierte en una empresa tecnológica cuando incorpora la información y la tecnología subyacente a su estrategia de negocio y a sus capacidades comerciales básicas.

En la actualidad, las empresas utilizan la tecnología para posibilitar los procesos y las operaciones empresariales. Las empresas tecnológicas, en tanto, se basan en estas capacidades, extendiendo la información y la tecnología al núcleo de su estrategia y capacidades empresariales. McDonald acota que convertirse en una empresa tecnológica no es lo mismo que ser un proveedor de alta tecnología. Los proveedores de alta tecnología seguirán creando, comercializando y vendiendo soluciones tecnológicas. Seguirá habiendo un mercado para las soluciones de alta tecnología.

Cualquier empresa puede convertirse en una empresa tecnológica. La principal distinción entre ambas es que las empresas tecnológicas hacen de la información y la tecnología aspectos estratégicos de su modelo de negocio más que de su modelo operativo. Las empresas tecnológicas pueden dar este paso ya que la naturaleza de la tecnología ha cambiado.

McDonald indica que una empresa se convierte en una empresa tecnológica cuando la tecnología pasa de ser un facilitador de back-office a una capacidad de front-office. Gartner describe la transición como el tecnoequilibrio entre el negocio tradicional y el digital. Como referencia cita el trabajo «Techquilibrium: Traversing the Balance Between Traditional and Digital Business».

Las empresas se convierten en empresas tecnológicas al aumentar la contribución de las soluciones tecnológicas a sus estrategias comerciales; es decir, haciendo que la información sea el centro de su negocio. La intensidad de la información impulsa la progresión de la tecnología desde el back office al front office. Las tecnologías emergentes y avanzadas son más intensivas en información. La analítica, la inteligencia artificial, el aprendizaje automático, la hiperautomatización y el Edge Computing son ejemplos recientes, señala el analista.

Las estrategias de las empresas de alta tecnología aceleran la progresión, ya que las soluciones de front office representan la reserva de beneficios más rica para las empresas de alta tecnología.
A juicio de McDonald, los avances en tecnología pierden algo de relevancia sin los avances en la gestión empresarial y tecnológica y en los procesos operativos, observando que hay una fuerte conexión entre ambos.



Contacto | Diario TI es una publicación de MPA Publishing International Ltd., Reino Unido. © Copyright 1997-2022