ProtonMail se defiende tras entregar dirección IP de cliente a la policía

El proveedor asegura no recolectar las direcciones IP por defecto, y que en este caso específico se vio obligado por un requerimiento judicial.

El proveedor suizo de correo electrónico seguro Proton Technologies AG se ha visto obligado a defenderse tras facilitar a las autoridades la dirección de internet de un activista contra el cambio climático francés, a pesar de tener una política de no registro de direcciones IP.

ProtonMail, fundado en 2014, es uno de los principales servicios de correo electrónico en línea centrados en la privacidad y se promociona como proveedor de comunicación segura por correo electrónico. El servicio ofrece encriptación de extremo a extremo junto con “privacidad suiza”, puesto que las estrictas leyes de privacidad suizas también protegen el servicio.

El problema es que parte de la promesa de privacidad de ProtonMail es que no registra las direcciones IP. TechCrunch ha informado hoy de que, a pesar de que ProntonMail tiene una política de no registrar las direcciones IP, una dirección IP de un usuario de ProtonMail acabó en manos de la policía francesa y condujo a la detención de un activista climático.

En un extenso artículo, Andy Yen, fundador y director ejecutivo de ProtonMail, explicó lo sucedido y dijo estar profundamente preocupado por este caso y lamentar que se utilicen de esta manera las herramientas legales para delitos graves.

La explicación fue, en el fondo, bastante sencilla. ProtonMail se vio obligado a facilitar la dirección IP tras recibir una orden judicial de las autoridades suizas. Sin embargo, eso no significa que ProtonMail haya registrado y siga registrando las direcciones IP de los usuarios, sino que se vio obligado a registrar la dirección IP del activista climático tras recibir la orden judicial.

“De acuerdo con la legislación suiza, se puede obligar a Proton a recopilar información sobre las cuentas de los usuarios sometidos a una investigación penal en Suiza, explicó Yen. “Obviamente, esto no se hace por defecto, sino sólo si Proton recibe una orden judicial para una cuenta específica”.

Yen dijo que bajo ninguna circunstancia se puede eludir el cifrado de ProtonMail y que la empresa no da datos a gobiernos extranjeros porque eso es ilegal según la legislación suiza. “Sólo cumplimos las órdenes legalmente vinculantes de las autoridades suizas”, añadió Yen. “Las autoridades suizas sólo aprobarán las solicitudes que cumplan las normas legales suizas (la única ley que importa es la suiza)”.

Aunque no puede cambiar la legislación suiza, ProtonMail realizará actualizaciones en su sitio web para aclarar sus obligaciones en caso de proceso penal.




Newsletter

Contacto | Diario TI es una publicación de MPA Publishing International Ltd.