Opini贸n | El camino a 5G se construye con base en la fibra 贸ptica

No es casualidad la notoriedad que, a nivel global, est谩n teniendo las inversiones y el desarrollo de nuevos servicios y tecnolog铆as de telecomunicaciones.

Pensemos, por ejemplo, que s贸lo el sector m贸vil representa hoy el 4,5% del PIB (Producto Interno Bruto) mundial, seg煤n datos de la GSMA, asociaci贸n organizadora del Mobile World Congress (MWC).

La raz贸n de este escenario es m谩s o menos evidente: nos aproximamos a pasos agigantados a un mundo hiperconectado, en donde las exigencias a la infraestructura de telecomunicaciones ser谩 mucho m谩s demandante y, a la vez, m谩s determinante para el desempe帽o de las econom铆as y la mejora del nivel de vida de los ciudadanos.

Lo anterior tiene que ver, mirando m谩s en detalle, con el desarrollo y consolidaci贸n de algunas tendencias tecnol贸gicas, como la Internet de las Cosas (IoT), el Cloud Computing, el Big Data y la Inteligencia Artificial (IA), entre muchas otras, las cuales tienen en com煤n el requerir de un canal robusto destinado a soportar un flujo de datos que crece, y seguir谩 creciendo, en forma exponencial.

En otras palabras, lo trascendental en el presente y el futuro es la necesidad de los pa铆ses de contar con una infraestructura digital apta para potenciar un desarrollo econ贸mico y social que estar谩 basado en buena medida en la informaci贸n.

Esto es particularmente evidente en el tema de las Smart Cities, ya que gracias a un conjunto de tecnolog铆as aplicadas en diferentes 谩mbitos de las urbes y a partir de la creaci贸n de diversos servicios que funcionan en base a la entrega de informaci贸n en tiempo real, impactan en la calidad de vida de las personas y, al mismo tiempo, favorecen la competitividad de las empresas.

Para que esto sea posible, se ir谩n conectando a Internet cada d铆a cientos de miles de nuevos dispositivos, m谩quinas y sensores los cuales incrementar谩n radicalmente el tr谩fico sobre las redes, dando vida a la IoT. Seg煤n cifras de Ericsson, para el a帽o 2022 habr谩 cerca de 18 mil millones de dispositivos conectados a Internet comunic谩ndose entre ellos.

Sumado en el contexto de esta digitalizaci贸n, el desarrollo de nuevos servicios online bajo demanda y basados en la nube, m谩s la masificaci贸n de los dispositivos m贸viles, han ido creando nuevos h谩bitos en los usuarios y consumidores, lo que se manifiesta en el aumento de transacciones electr贸nicas y, sobre todo, en el crecimiento del tr谩fico de videos.

Adem谩s del incremento del tr谩fico de datos por el usuario vamos a tener un incremento por el tr谩fico entre dispositivos (maquina a m谩quina). Aqu铆 es donde emerge el desarrollo de nuevas tecnolog铆as de telecomunicaciones, siendo la 5G (o quinta generaci贸n) la m谩s llamativa.

Seg煤n datos de la GSMA en el 煤ltimo y reciente Mobile Word Congress en Barcelona, donde la tecnolog铆a 5G fue uno de los temas principales, se estima que para el a帽o 2025 ya habr谩 alrededor de 1.200 millones de conexiones de este tipo en todo el mundo. En dicho evento se pudo ver un adelanto del significado concreto que tendr谩 5G en 谩reas como la salud, la educaci贸n, el transporte y varios otros servicios p煤blicos.

Las redes 5G, cuya puesta en funcionamiento se prev茅 para el 2020 – ya que a煤n hay algunos de sus est谩ndares que est谩n en desarrollo y discusi贸n-, representar谩 sin duda un salto evolutivo en las telecomunicaciones.

Por de pronto, multiplicar谩n por diez la velocidad de descarga de datos respecto de la tecnolog铆a 4G, llegando arriba de los 10 Gigabits por segundo, con una gran disminuci贸n en la latencia (el tiempo de demora en la transmisi贸n de datos), punto clave para temas como autos aut贸nomos y sistemas de seguridad.

La exigencia de este nuevo mundo hiperconectado e inteligente es, entonces, no s贸lo contar con un mayor ancho de banda y velocidad, sino tambi茅n de una disminuci贸n en la latencia , es decir, crear verdaderas autopistas digitales, que har谩n posible que un inmenso volumen de datos sean procesados en tiempo real, y se conviertan en informaci贸n 煤til para tomar mejores y m谩s r谩pidas decisiones. En este punto es donde emerge con gran fuerza la fibra 贸ptica, cuyas cualidades para cumplir con esos objetivos est谩n fuera de discusi贸n.

Lo anterior se demuestra en el creciente inter茅s en la fibra 贸ptica, considerada como un elemento indispensable para soportar las nuevas necesidades de las empresas, ciudades y pa铆ses que quieran tomar ventaja en las telecomunicaciones de pr贸xima generaci贸n, para beneficio de las personas. Esto es tangible incluso a nivel latinoamericano, regi贸n en donde vemos fuertes inversiones e iniciativas p煤blicas y privadas relacionadas con fibra 贸ptica .

No es, por lo tanto, exagerado decir que la tecnolog铆a 5G tendr谩 su camino 鈥減avimentado鈥 con fibra 贸ptica. En efecto, la topolog铆a de las redes 5G considera, respecto de las redes 4G, una mayor densidad de estaciones radio base por lo que se prev茅 un mayor uso de la fibra 贸ptica para la conexi贸n de todas las small cells. En una red 4G tenemos una cell para 26 km2, para el 5G ese prev茅n 60 small cells para 2,5 km2.

Entonces para apoyar la implementaci贸n de 5G vamos a necesitar de mucha Fibra 贸ptica, aplicando nuevas tecnolog铆as como micro cabos y Gpon para los enlaces.

Pero m谩s all谩 de los aspectos t茅cnicos espec铆ficos, 5G y fibra 贸ptica deben entenderse como sin贸nimo de autopista digital y de inversi贸n inmediata, porque de la capacidad, fluidez y seguridad con que dotemos hoy a la infraestructura de telecomunicaciones de nuestros pa铆ses y organizaciones, depender谩 nuestro liderazgo en el mundo inteligente y la sociedad hiperconectada del ma帽ana.

Por Luiz Henrique Zimmermann Felchner, Gerente de Aplicaciones de Furukawa


Contacto | Diario TI es una publicaci贸n de MPA Publishing International Ltd.