NVIDIA integra los procesadores Arm en su plataforma de infraestructura de borde 5G

El anuncio, realizado hoy en el evento Mobile World Congress 2021 de Barcelona, tiene como objetivo ofrecer más opciones a los usuarios, según NVIDIA.

NVIDIA está intensificando su apuesta por potenciar las aplicaciones 5G en el borde de la red, añadiendo soporte para las unidades centrales de procesamiento Arm en su plataforma NVIDIA Aerial A100 AI-on-5G.

Aerial A100 AI-on-5G es una plataforma única y convergente diseñada para proporcionar tanto computación de inteligencia artificial en el borde como conectividad 5G. Lanzada en abril, combina el kit de desarrollo de software NVIDIA Aerial con la NVIDIA BlueField-2 A100 de la compañía, que a su vez es una tarjeta convergente que empareja múltiples CPUs con las unidades de procesamiento del centro de datos de NVIDIA.

La plataforma está pensada para alimentar estaciones base 5G de alto rendimiento y definidas por software y aplicaciones de IA, como robots de fabricación de precisión, vehículos guiados automatizados, drones, cámaras inalámbricas, autocajas y otras. En otras palabras, ofrece a las empresas una opción para desplegar servicios inteligentes en el borde.

NVIDIA ha dicho que el anuncio tiene como objetivo ofrecer más opciones a los usuarios, ya que la plataforma Aerial A100 AI-on-5G ya es compatible con las CPU basadas en x86 que vende Intel Corp. La compañía dice que los sistemas certificados por NVIDIA crearán un “camino simplificado para construir y desplegar vRAN auto-alojado que converge las capacidades de IA y 5G a través de empresas privadas, compañías de equipos de red, fabricantes de software y proveedores de servicios de telecomunicaciones.”

NVIDIA dijo que la versión Arm de la plataforma Aerial A100 AI-on-5G combinará 16 procesadores Arm Cortex A78 con la próxima DPU NVIDIA BlueField-3, lo que resulta en una tarjeta convergente y autónoma para ejecutar aplicaciones de IA de borde sobre redes de área de radio virtuales 5G nativas de la nube.

El impulso de NVIDIA a las CPU de Arm no es inesperado, dado que NVIDIA está en proceso de adquirir Arm por 40.000 millones de dólares. Ese acuerdo ha generado cierto escrutinio por parte de los reguladores, y no se espera que se complete hasta el próximo año.

“Estamos uniendo dos mundos -la IA de la computación y el 5G de las telecomunicaciones- para crear una plataforma definida por software para la IA en el 5G”, dijo Ronnie Vasishta, vicepresidente senior de telecomunicaciones de NVIDIA. “Ahora con soporte para Arm, nuestra creciente plataforma Aerial está acelerando la IA en 5G en todas partes”.

Las nuevas DPU BlueField-3 A100 de NVIDIA están desarrolladas especialmente para la IA y las cargas de trabajo de computación acelerada. Están optimizadas para la conectividad 5G y diseñadas para trabajar mano a mano con las CPU. Se encargan de las tareas de administración de la infraestructura, como escanear el tráfico de red en busca de malware y orquestar el almacenamiento. Normalmente estas tareas serían gestionadas por la CPU, por lo que, al descargarlas en la DPU, las libera para que se centren únicamente en el cómputo.

Las DPU BlueField-3, que estarán disponibles en la primera mitad de 2022, también incluirán las extensas bibliotecas de software de IA de NVIDIA, incluidos los modelos preentrenados, y el SDK Aerial 5G, que ayudan a los desarrolladores a acelerar el tiempo de despliegue y a añadir diversas capacidades de IA a sus aplicaciones. “Bluefield-3 amplía el ecosistema de Arm al ofrecer una combinación de la computación acelerada de NVIDIA y el rendimiento de Arm para permitir a los proveedores de redes más opciones en la forma de crear y desplegar los sistemas 5G”, dijo Chris Bergey, vicepresidente senior y director general de la línea de negocio de infraestructura de Arm.




Newsletter

Contacto | Diario TI es una publicación de MPA Publishing International Ltd.