Nueve tendencias en analítica que predominarán este año

La automatización de la mayoría de los procesos productivos y cotidianos ha impulsado las nuevas tendencias tecnológicas.

Desde la atención médica, el comercio minorista y el gobierno, todas las áreas y sectores están transformando su manera de analizar datos. Ciertamente, cientos de ellos se han reinventado con el fin de satisfacer las necesidades actuales de la sociedad y el consumidor.

Hoy, las empresas buscan abordar desafíos que no pensaban tener hasta muchos años más. La digitalización llegó obligadamente a instalarse en el mundo y trajo tanto desafíos como beneficios a aquellas industrias que buscan elevar sus servicios y mantenerse a la vanguardia de la tecnología.

En ese sentido, son distintos los rubros que la tecnología debe cubrir y mejorar. Por ello, SAS presenta las diez tendencias analíticas a tener en cuenta durante 2022.

La curiosidad laboral. Es una codiciada habilidad ya que ayuda a las empresas a abordar retos críticos, como mejorar la satisfacción laboral o crear espacios de trabajo innovadores. La curiosidad será la habilidad más buscada durante este año en los entornos laborales, ya que los empleados curiosos ayudan a mejorar la retención general. 

Inteligencia Artificial. La necesidad de impulsar las inversiones en equipos y técnicas de análisis tradicionales para la elaboración de hipótesis se convirtió en prioridad. Es por ello que la generación de datos sintéticos jugará un papel clave para que las empresas puedan responder a los contínuos cambios del mercado. 

Análisis de la cadena de suministro ante fraudes. Si bien la digitalización trae beneficios, los riesgos de fraude serán un gran desafío. Las empresas han dejado de enfocarse en la gestión de riesgos en su prisa por encontrar fuentes de suministro alternativas. El análisis de la cadena de suministro impulsa la transformación siempre y cuando se logre el equilibrio entre continuidad y supervivencia por un lado, y la gestión de riesgos y su lucha contra el fraude por el otro.

Análisis en el comercio minorista. La escasez de personal en el comercio minorista tiene como consecuencia inventarios bajos, alta demanda y agotamiento de productos. Esto supone que el consumidor debe prepararse para tiempos de espera más largos. Sin embargo, quienes utilizan hábilmente el análisis para leer la información de la demanda del consumidor, podrán dar respuesta rápidamente.

Anticipando brotes de enfermedades. Analizar de manera práctica lo que pueda pasar es clave. La analítica permite responder cientos de preguntas, por ejemplo, de dónde viene una enfermedad y cómo evoluciona. Sin embargo, no se sabe cuándo ocurrirán estos cambios. Es por ello que emplear análisis que ayuden a responder estas preguntas será fundamental para evitar futuras amenazas para la salud.

Datos en la investigación clínica. El análisis de grado regulatorio juega un rol importante para acelerar la inscripción de pacientes, garantizar una cadena de suministro de medicamentos clínicos intacta y generar investigaciones clínicamente significativas y resultados personalizados a partir de la afluencia de información estructurada y no estructurada.

Monitoreo de enfermedades en la industria ganadera. El monitoreo de ganado trae grandes oportunidades ya que permite combatir la propagación de nuevas enfermedades. El seguimiento y análisis es esencial para favorecer a la salud y el bienestar animal.

IA y alfabetización de datos para la desinformación. Las noticias falsas pueden propagarse muy rápido, por ello, visibilizar la verdad es clave. El futuro requiere la combinación de análisis e IA ejecutados en segundo plano en plataformas populares. Como los algoritmos no siempre son suficientes, necesitamos seguir desarrollando habilidades de alfabetización de datos para detectar la verdad de la ficción.

Visibilidad de datos. Los gobiernos deben utilizar los datos de tres maneras: obtenerlos a nivel de granularidad que coincida con las decisiones que deben tomar los ciudadanos, abordar las preocupaciones de privacidad en torno a la información personal detallada y aumentar la velocidad a la que se pueden compartir los datos. Para ello, se requieren inversiones en la fuerza laboral y acciones legislativas para impulsar estos cambios.

Estamos en una era donde la tecnología, la lectura y el análisis son fundamentales prácticamente en todas las áreas de la vida. Saber aplicarlas y aprovechar esa información inteligentemente será la clave para seguir evolucionando a nuevos y mejores desafíos digitales.

Por Marcelo Sukni, gerente general de SAS Chile



Contacto | Diario TI es una publicación de MPA Publishing International Ltd., Reino Unido. © Copyright 1997-2022