MIT inventa tecnología precursora del robot Terminator 1000

Una nueva generación de robots, con componentes 3D impresos, podrá alternar entre formas blandas y rígidas, gracias a un material y procedimiento desarrollados por los investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT).

En su sitio el MIT comienza señalando que la tecnología es una reminiscencia del metal líquido con el que está fabricado el robot T-1000 de la película Terminator 2: “En la película, el T-1000 se transforma a un estado líquido para pasar a través de espacios reducidos o para repararse a sí mismo si es dañado”.

Ahora un material elaborado a partir de cera y espuma, capaz de cambiar entre los estados duros y blandos, podría permitir que incluso robots de bajo costo hagan la misma hazaña”, escribe MIT News, añadiendo que el material – desarrollado por Anette Hosoi, catedrática de ingeniería mecánica y matemáticas aplicadas en el MIT, y su ex estudiante de posgrado Nadia Cheng, junto con investigadores del Instituto Max Planck para la Dinámica y la Autoorganización y la Universidad de Stony Brook – podría ser utilizado para construir los robots quirúrgicos deformables. Los robots podrían desplazarse por el interior del cuerpo humano para llegar a un punto concreto sin dañar órganos o vasos sanguíneos durante su trayectoria.

El material es esencialmente un núcleo de espuma elástica en el interior de un recubrimiento de cera. Rígido a temperatura ambiente, el material puede ser calentado mediante un alambre incrustado, fusionando la cera y permitiendo que la espuma se deforme. En principio, esto debería dar flexibilidad a los componentes robóticos cuando sea necesario, y hacerlos recuperar su rigidez posteriormente.

Según la catedrática Anette Hosoi, la capa de cera añade otras propiedades útiles para el material. “Este material incorpora auto-sanación. Por lo tanto, si es sometido a fuerzas o impactos mecánicos excesivos, que le hicieran romperse, es posible calentarlo y luego enfriarlo, con lo que la estructura recupera su configuración original”.

Por su parte, Nadia Cheng, agregó que el material es barato y relativamente fácil de hacer. “En general, los materiales de innovación pueden ser muy costosos, pero en este caso sólo es necesario comprar espuma de poliuretano de bajo costo, y un poco de cera en la tienda de la esquina”, concluyó.

Ilustración: Fotograma de presentación del concepto en YouTube (copyright MIT)



Contacto | Diario TI es una publicación de MPA Publishing International Ltd.