Microsoft utiliza una red de empresas de fachada para evitar el pago de impuestos

Según informe, Microsoft priva al sector público de fondos muy necesarios mediante una estructura tributaria opaca, mientras gana sumas multimillonarias como contratista gubernamental.

Una exhaustiva investigación realizada por el Centro de Investigación y Responsabilidad Fiscal Corporativa Internacional (CICTAR) revela que Microsoft no contribuye de forma justa a la financiación de los servicios públicos de los que dependen sus trabajadores y clientes en todo el mundo, y de los que obtiene enormes beneficios. “Los gobiernos de todo el mundo pueden y deben exigir a Microsoft que abra sus ventanas al escrutinio público, y que demuestre que demuestra prácticas fiscales justas, antes de que se le adjudique cualquier nuevo contrato. La evasión fiscal de las empresas por parte de los mayores gigantes tecnológicos del mundo tiene un enorme impacto en las finanzas públicas”, escribe la organización en un informe de 36 páginas (no requiere registro).

El informe revela que Microsoft utiliza una amplia red de filiales en todo el mundo para eludir impuestos. El análisis rastrea miles de millones de dólares en flujos financieros entre empresas que no tienen ningún empleado y que declaran residir en jurisdicciones de reconocido secreto, como Luxemburgo, Singapur, Bermudas, Irlanda y los Países Bajos.

Microsoft declara a sus accionistas un margen de beneficio operativo muy superior al 30%. Sin embargo, en países como el Reino Unido, Australia y Nueva Zelanda, los informes financieros de sus filiales afirman que los márgenes de beneficio son de apenas un 3-5%. CICTAR se pregunta: ¿Las operaciones de Microsoft en estos países sólo se dedican a operaciones de bajo margen o tienen un rendimiento dramáticamente bajo? ¿O es que Microsoft utiliza su amplia red internacional de filiales para asegurarse de que sus beneficios se contabilizan en jurisdicciones de baja o nula tributación?

Las preguntas parecen ser meramente retóricas, ya que luego la entidad revela el alcance global de las prácticas de traslado de beneficios de Microsoft. Expone por primera vez cómo las filiales irlandesas de Microsoft obtienen beneficios de las operaciones de Microsoft en todo el mundo, sin pagar nada en concepto de impuesto de sociedades. La filial irlandesa Microsoft Round Island One ya ha sido noticia por sus beneficios anuales de 315.000 millones de dólares -casi el equivalente a las tres cuartas partes del PIB de Irlanda- y una factura del impuesto de sociedades de cero dólares, gracias, en parte, a su residencia fiscal en las Bermudas.4 Este informe rastrea los beneficios de la filial hasta las operaciones de Microsoft en lugares tan lejanos como Australia, a través de su propiedad de otra empresa irlandesa, Microsoft Ireland Research. Sin embargo, esto dista mucho de ser una imagen completa de cómo Microsoft utiliza sus entidades irlandesas para evitar el impuesto de sociedades.

El análisis de CICTAR revela el caso de otra filial irlandesa con residencia fiscal en Bermudas y que se encuentra en el centro de la red mundial de filiales de Microsoft. Microsoft Global Finance tenía más de 100.000 millones de dólares en inversiones totales, y no pagó ningún impuesto en 2020, a pesar de tener un beneficio operativo de 2.352 millones de dólares por el desplazamiento de fondos entre filiales de todo el mundo.

El informe también revela que las filiales de Singapur forman otro nexo crucial en la evasión del impuesto de sociedades de Microsoft. Microsoft Ireland Research es la empresa matriz inmediata de otra filial súper rentable y sin empleados. Microsoft Singapore Holdings Pte Ltd declaró un gasto en concepto de impuesto sobre la renta de tan solo 15 dólares en 2020, y en el mismo año, declaró unos beneficios procedentes de los ingresos por dividendos, generalmente no imponibles, de unos notables 22.350 millones de dólares.

Asimismo, CICTAR menciona que Microsoft fue objeto de una auditoría por parte del Servicio de Impuestos Internos de Estados Unidos, una de las mayores auditorías de la historia de la autoridad fiscal. La investigación reveló que Microsoft utilizó las ventas dentro de la empresa para beneficiarse de un acuerdo con el gobierno de Puerto Rico que redujo su tasa impositiva en el territorio estadounidense a casi cero. Aunque no es muy conocido, Puerto Rico es utilizado como paraíso fiscal para las empresas estadounidenses. Los ingresos contabilizados en Puerto Rico se tratan como ganancias extranjeras a efectos fiscales en Estados Unidos y se gravan, si es que se gravan, a tipos mucho más bajos que las ganancias nacionales.

El informe concluye que, al desviar los beneficios de los países donde viven sus trabajadores y donde realmente opera, Microsoft priva al sector público de unos ingresos muy necesarios. Al mismo tiempo, Microsoft gana miles de millones como contratista del gobierno, con contratos en todos los niveles del gobierno y en prácticamente todos los países.

La respuesta dada por Microsoft a CICTAR equivale a un encogimiento de hombros: “Microsoft cumple plenamente con todas las leyes y normativas locales en todos los países en los que opera. Atendemos a clientes en países de todo el mundo y nuestra estructura fiscal refleja esa huella global”.

Ilustración: Captura de pantalla, informe de CICTAR


Contacto | Diario TI es una publicación de MPA Publishing International Ltd., Reino Unido. © Copyright 1997-2022