La tecnología es un recurso magnífico para transformar el entorno y hacerlo un lugar mejor. Cuando actúa como herramienta de transformación social, tiene la capacidad de evolucionar a la velocidad a la que el mundo lo necesita, lo cual hace que sea algo único que puede reportarnos muchos beneficios. Esto es lo que se conoce como Tech4Good, la aplicación de la tecnología a la resolución de problemas sociales, medioambientales y humanitarios de diversa índole.

En este contexto, Deusto Business School organizó el 26 de mayo una mesa redonda digital para reflexionar sobre cómo la tecnología y la innovación se pueden utilizar para el cambio social. El webinar, moderado por Iñaki Ortega, director de Deusto Business School Madrid, contó con la participación de Christian Gardiner, director general de SAS Iberia; José María de la Torre, presidente de HPE España, y Luis Abad, CEO de Altran España.

Entre las principales conclusiones del encuentro destaca que, dado los cambios provocados por la irrupción del Covid-19 y cómo está afectando a la sociedad, la salud o la economía de las personas y países, es más importante que nunca emplear los recursos disponibles para darle una vuelta a la situación y crear impactos positivos en nuestro entorno. Ante esta situación y para recuperar la seguridad y el estado de bienestar, el tejido empresarial y la economía, la tecnología se posiciona como un aliado fundamental al alcance de cualquier organización.

La importancia de la analítica como solución en una crisis

A lo largo de las últimas décadas, la utilización de los análisis basados en datos se ha posicionado como uno de los pilares fundamentales de la transformación digital. La analítica siempre ha sido clave en los momentos de crisis. Y en esta pandemia del Covid-19 no iba a ser excepción; el acceso y atención a los datos es un ejercicio diario, y se está demostrando una vez más que la calidad de la información, la velocidad a la que llega y el conocimiento a la hora de analizar dicha información son determinantes en las decisiones que se están tomando.

Durante la crisis económica y financiera del 2008, las empresas que decidieron invertir en tecnologías de la información frente a una estrategia de reducción de costes, no sólo sobrevivieron, sino que alcanzaron posiciones de liderazgo en sus sectores; esto también se vio durante crisis sanitarias como la del SARS 2002, la cual contribuyó al nacimiento del eCommerce chino, con todo lo que ello supone hoy.

Christian Gardiner, Country Manager de SAS Iberia, afirma que “sólo mediante el uso de estos análisis se puede aportar algo de claridad en momentos de tantísima incertidumbre. Ahora no se trata únicamente de supervivencia empresarial; la responsabilidad con la sociedad es obligatoria para los que trabajamos en esto.

En este sentido, SAS, compañía líder en analítica de datos, ha visto la colaboración con sus clientes y partners es mucho más estrecha ahora, y está centrada en proporcionar soluciones que se pueden enmarcar en tres grandes áreas: el espectro económico y social, comercial y el sanitario. En lo que refiere al último, los países que más éxito han tenido en la gestión de la pandemia son aquéllos que se han basado en el rápido dimensionamiento de los recursos sanitarios, y en el uso de la tecnología para la gestión, en particular del analytics.

“En SAS entendemos que no tenemos elección respecto a si participar o no en el uso de nuestra tecnología para ayudar a nuestro país en estos difíciles momentos, ya sea en el ámbito público o privado. Es una obligación moral hacerlo cuando tenemos tan claro que la analítica es tan determinante en este contexto. A nivel global estamos colaborando con las autoridades sanitarias para encontrar soluciones sostenibles a los efectos de esta crisis, por ejemplo hemos desarrollado una aplicación online para que los ciudadanos puedan reportar síntomas sin tener que desplazarse a un centro sanitario; hemos desarrollado un hub con modelos analíticos epidemiológicos descargables y aplicables a cualquier institución sanitaria que les ayudan a prever posibles escenarios en situaciones críticas; estamos ayudando gobiernos y organismos públicos a desarrollar sistemas para distribuir y evitar el fraude en las ayudas públicas, en fin, estamos dedicando nuestros recursos a lo que la humanidad más necesita ahora mismo: reestablecer nuestros sistemas sanitarios, recuperar nuestra salud, la vida social y la economía ” comentó Christian Gardiner.

HPE y Altran: tecnología para el bien social

En esta mesa redonda, tanto la Universidad de Deusto como las tres compañías que participaron tenían un claro objetivo: demostrar que el buen uso de la tecnología con fines sociales tiene un impacto positivo para ayudarnos a buscar soluciones y salir delante de una crisis. El lema de Deusto Business School «educación ejecutiva para servir al mundo» resumió algunas de las reflexiones del Iñaki Ortega. “Con empresas que busquen el bien común conseguiremos reconstruir el mundo pos-Covid, y hoy, la herramienta más potente para ello es la tecnología”.

Jose Maria de la Torre, presidente de HPE España, comenta que “en HPE tenemos el propósito de mejorar la forma en que las personas viven y trabajan y estamos convencidos de que la innovación tecnológica es un elemento fundamental para vencer esta pandemia. Desde HPE contribuimos al avance de la ciencia y la medicina, y gracias a la supercomputación y a la inteligencia artificial los investigadores pueden acelerar la búsqueda de terapias y vacunas contra el Covid-19.

A su vez, el CEO de Altran España, aclara que “son muchos los sectores en los que la tecnología interviene para mejorar nuestra existencia. Además, es la tecnología la que está ayudando a la industria a producir de forma más sostenible y respetuosa con el medio ambiente, lo que beneficia, en última instancia, a nuestra salud. Todo ello, logrando más eficiencia e importantes ahorros económicos en los procesos. Y estoy seguro de que va a ser, precisamente la tecnología, uno de los pilares en los que se sustentará la salida de esta crisis”.

Comparta este contenido