La IA dará impulso decisivo a la computación en el borde en 2021

Hasta ahora -y aunque en proceso de desarrollo- la computación en el borde ha sido promisoria. En 2021, surgirán nuevos modelos de negocio que facilitarán los despliegues edge en procesos productivos prácticos, pronostica Forrester.

“Los nuevos modelos de negocio que impulsarán la computación en el borde, desde teoría científica hasta valor comercial real, en 2021, se basan en gran medida en dos factores: Las plataformas cloud que tienen que competir con la inteligencia artificial y la difusión generalizada de la 5G harán que los casos de uso de borde sean más prácticos”, escribe Forrester en su informe “Predictions 2021”.

Como parte del informe, Forrester hace cinco predicciones sobre cómo evolucionará el mundo de la tecnología en 2021 que impactarán directamente en la computación de borde.

La IA dejará el centro de datos para instalarse en el borde

Forrester predice que el uso de la IA en la computación en el borde experimentará un gran cambio en 2021: en lugar de que los modelos de aprendizaje automático sean entrenados en el centro de datos, el aprendizaje comenzará a ocurrir en el borde.

Ese cambio será posible gracias a los nuevos chips de NVIDIA e Intel, así como a las nuevas técnicas de aprendizaje automático como el aprendizaje federado. Según Forrester, la inteligencia en aplicaciones edge experimentará un auge formidable en 2021 para acelerar la transformación digital, especialmente en las industrias que deben tender puentes entre el mundo físico y el digital en tiempo real.

El alojamiento en el borde evolucionará

Las redes de distribución de contenidos (CDN) están empezando a centrarse en las demandas de computación en el borde, lo que les lleva a recurrir a las empresas de colocación para encontrar centros de datos pequeños y ampliamente distribuidos donde las aplicaciones pueden ser alojadas más cerca de los habitantes a los que sirven. Incluso las grandes CDN carecen de la presencia localizada necesaria para satisfacer las demandas de computación en el borde, dijo Forrester, y los pequeños actores locales necesarios para completar sus servicios de borde a menudo se ven ensombrecidos por esas mismas grandes empresas.

Kubernetes dominará

Forrester predice que los despliegues de Kubernetes acabarán representando el 20% de la orquestación en el borde para 2021. Sin embargo, esto no implica que la batalla por la orquestación del borde termine. Canonical, Huawei, OpenStack, Rancher y otras compañías también están tratando de expandir sus plataformas ligeras y optimizadas para el borde. “La competencia será feroz el próximo año”, vaticina Forrester.

Las redes privadas de 5G se extenderán

Las ofertas de 5G de las principales redes de telecomunicaciones no serán suficientes para satisfacer las necesidades de computación en el borde. En su lugar habrá redes 5G privadas desplegadas por empresas y desarrolladas por fabricantes como Ericsson, Huawei y Nokia. En 2021, las redes 5G privadas se utilizarán en casos como la automatización de fábricas, AR/VR para la inspección remota, la vigilancia, la garantía de calidad, la supervisión remota, el mantenimiento predictivo y la seguridad de los empleados.

El crecimiento de las nubes públicas se ralentizará

Forrester predice que el mercado de nubes públicas experimentará un descenso de crecimiento del 42% en 2018 al 24% en 2022 debido a la maduración del mercado. En su lugar habrá un crecimiento explosivo en la computación en el borde, lo que significa mejores tiempos para las empresas que han invertido en soluciones de ese tipo.

El informe está disponible en el sitio de Forrester. Requiere registro.




Contacto | Diario TI es una publicación de MPA Publishing International Ltd.