La IA alcanzará un punto de inflexión en 2023

Cómo la tecnología avanzará para satisfacer las nuevas expectativas en la era de los datos.

La innovación tecnológica que impulsa el progreso humano se está acelerando. Con la hiperconectividad que abarca múltiples entornos de nube y el edge, ahora tenemos datos en todas partes. A medida que miramos hacia 2023, podríamos definir cuatro tendencias tecnológicas en la agenda del CIO:

  1. La tecnología definirá la experiencia laboral

El futuro del trabajo está evolucionando, y a medida que se impone un mundo híbrido, la tecnología definirá cada vez más la experiencia del empleado. Esta es una oportunidad perfecta para diseñar lo que funciona mejor para cada trabajador, su empresa y su cultura.

Al principio de la pandemia de COVID se priorizó el trabajo “desde cualquier lugar”. En la  siguiente fase se trata de mejorar la calidad del trabajo. Necesitamos las herramientas, dispositivos y espacios de trabajo adecuados que faciliten la colaboración para que el trabajo funcione.

  1. Caerán las murallas de los ecosistemas tecnológicos “cerrados”

En 2022 comenzamos a ver un cambio en la industria hacia verdaderas arquitecturas “multicloud”. Estas arquitecturas utilizan los servicios de cómputo de cualquier nube que se adopte, pero también convierten las capacidades importantes en “horizontales” en todo el entorno multicloud. Un buen ejemplo de esto es el almacenamiento y los datos como un servicio común al que todas sus nubes pueden acceder. Se están lanzando capacidades de Edge multicloud, y la resiliencia cibernética y las tecnologías de ciberbóveda ya son capacidades horizontales en todas las nubes. Incluso el enfoque en la seguridad Zero Trust debe consistir en asegurarse de que la arquitectura de seguridad de la multicloud sea un servicio horizontal común, no una colección de silos.

Otro aspecto interesante es la transformación digital de nuestras redes de telecomunicaciones. Se prevé una adopción aún más amplia de la virtualización, las arquitecturas definidas por software, los sistemas abiertos y las interfaces abiertas con la adopción temprana de conceptos como Open RAN. Si bien Dell está trabajando directamente para que esto suceda, indirectamente la transformación digital de cada empresa debería beneficiarse de una mayor apertura y una innovación más rápida en los sistemas de comunicación.

En 2023 se espera que la innovación se centre en hacer que todo el ecosistema tecnológico funcione como una plataforma para la transformación digital. Y hay una buena razón: ninguna solución, plataforma o proveedor único cumplirá todas las expectativas de la tecnología. Eso significa que los “jardines amurallados” de los ecosistemas “cerrados” se derrumbarán.

  1. La IA alcanzará un punto de inflexión

Hemos estado hablando de IA durante años, y ahora, las empresas están haciendo cada vez más uso de estas tecnologías en sus negocios. En 2023 se acelerará la utilización en el mundo real de la IA y el aprendizaje automático y comenzaremos a ver impactos más reales de AI/ML.

Eso significa que también necesitaremos más infraestructura optimizada para estas cargas de trabajo altamente exigentes. Los servidores avanzados y el almacenamiento para impulsar la IA ya cumplen esta función, pero en 2023 habrá una gama aún más amplia de chips de aceleración en el mercado y esto conllevará un aumento en el rendimiento y la eficiencia.

  1. Auge de las arquitecturas Zero Trust

La transformación digital de la economía global está aumentando significativamente el número de posibles superficies de ataque. Muchas empresas en todo el mundo están transformando sus estrategias de seguridad y muchas están buscando arquitecturas Zero Trust para proteger mejor sus entornos. Los tres principios fundamentales de Zero Trust no son tan desafiantes: autenticación continua universal de todo; un comportamiento firme y autoritario impulsado por políticas; y una gestión de amenazas profundamente integrada.

El verdadero desafío consiste en que el estado actual de la industria y la tecnología hace que el diseño y la integración de Zero Trust sean demasiado complejos para la mayoría de los clientes. Se hace necesario aliviar esa carga y simplificar el proceso. Esto incluye evaluar el estado actual de una organización y ofrecer información procesable para que pueda hacer madurar sus programas de ciberseguridad y alinearse con Zero Trust. A través del desarrollo continuo de hojas de ruta, mejores prácticas y estandarización, podemos hacer que la adopción sea mucho más rápida y fácil. En última instancia, Zero Trust se convertirá en la base para un nuevo nivel de seguridad y confianza de datos en un mundo multicloud altamente distribuido donde todo está conectado.

Por Jeff Clarke, vicepresidente y codirector de operaciones de Dell Technologies 


¿Desea recibir nuestro newsletter? Nunca le enviaremos spam

Contacto | Diario TI es una publicación de MPA Publishing International Ltd., Reino Unido. © Copyright 1997-2022