La estrategia multi-cloud requiere una higiene digital impecable

Si bien es cierto un 92 % de las empresas cuenta con una estrategia multi-cloud, la pregunta es 驴Cu谩ntas tienen una estrategia multi-cloud deliberada?

Gartner estima que para 2022, un 75 % de los clientes empresariales que utilizan infraestructura cloud como servicio adoptar谩 una estrategia multi-cloud deliberada. Esta cifra era del 49 % en 2017, por lo que se trata de una tendencia que crece a gran velocidad y que no parece que vaya a remitir mientras las organizaciones sigan eligiendo y mezclando los servicios que prestan las cuatro grandes empresas que trabajan a hiperescala, las hyperscalers: AWS, Microsoft Azure, Google Cloud Platform y Alibaba. Dicho esto, el que Gartner haya descrito la estrategia multi-cloud como 鈥榙eliberada鈥 dice mucho, da a entender que tambi茅n existe un equivalente imprevisto o incluso ca贸tico.

Lo cierto es que es as铆 y en el mundo TI esto no es algo nuevo. La infraestructura evoluciona y crece de manera org谩nica, bas谩ndose en la necesidad de contar con soluciones a corto plazo y en los retos que plantea gestionar vol煤menes cada vez mayores de datos. La pandemia ha subrayado esto en gran medida. De acuerdo con el Informe 2021 de protecci贸n de datos de Veeam, un 53 % de los directivos afirm贸 que la necesidad de mantener las operaciones durante la pandemia hab铆a retrasado sus iniciativas estrat茅gicas de transformaci贸n digital. Es ahora cuando empezamos a ver un cambio, a medida que las empresas pasan de la fase de crisis de la respuesta a la Covid-19 y empiezan a plantearse de qu茅 forma la infraestructura y las destrezas digitales que han adquirido para hacer frente a esta necesidad a corto plazo pueden evolucionar para formar parte de una visi贸n coherente a largo plazo.

Nada indica que esto mismo no vaya a pasar con multi-cloud. El informe sobre el estado de cloud en 2021 de Flexera muestra que un 92 % de las empresas cuenta con una estrategia multi-cloud. La pregunta que cabr铆a plantearse es: 驴Cu谩ntas empresas tienen una estrategia multi-cloud deliberada? S铆, muchas empresas han sopesado las ventajas y desventajas de trabajar con cada proveedor cloud y han implantado una estrategia de gesti贸n de datos en cloud que garantiza el que sean capaces de gestionar y proteger los datos en m煤ltiples plataformas p煤blicas en la nube. Pero no debemos ignorar que es posible que un n煤mero significativo de las mismas est茅 trabajando con m煤ltiples proveedores debido a factores como que esas son las plataformas que usan sus partners, las que llegan a trav茅s de fusiones y adquisiciones o las que se contratan en un intento por contener los costes que se disparan. Aqu铆 es donde los riesgos de tener una estrategia multi-cloud pueden empezar a contrarrestar los beneficios que aporta.

Hora de enviar a los inspectores de salud digital

Una estrategia multi-cloud plantea una serie de retos en cuanto a la ciberseguridad, las destrezas y la optimizaci贸n de costes que las empresas deben conocer antes de realizar una inversi贸n considerable. Si nos centramos primero en la seguridad, con frecuencia al rastrear las vulnerabilidades en ciberseguridad se puede ver que se deben a bajos niveles de higiene digital o seguridad digital b谩sica, un problema que es a煤n mayor cuando se utilizan m煤ltiples proveedores cloud. En un mundo ideal, todas las empresas dispondr铆an de una higiene digital adecuada para as铆 poder gestionar un entorno multi-cloud con 茅xito, aprovechando los beneficios de la escalabilidad y de las capacidades diversas que esto puede comportar. Pero en el mundo real, muchas empresas a煤n se enfrentan al reto de la TI invisible (shadow IT) y tienen empleados que necesitan una formaci贸n m谩s exhaustiva para as铆 poder tratar los datos de acuerdo con los requisitos, ser m谩s h谩biles a la hora de detectar los enlaces fraudulentos de tipo phishing y para comprender que deben usar contrase帽as potentes y diversas y cambiarlas con regularidad.

Lo que nos lleva a las destrezas, puesto que adem谩s de formar a los empleados para que mejoren su astucia y su higiene digital, la estrategia multi-cloud tambi茅n crea un vac铆o de destrezas a un nivel m谩s t茅cnico, dentro del propio equipo TI. Ya era todo un reto encontrar a administradores de sistemas y personal TI con talento y experiencia. Ahora tenemos que encontrar a personal que no solo conozca bien una plataforma cloud, la idea es que domine entre dos y tres plataformas cloud distintas. La compatibilidad e interoperabilidad entre estas plataformas pr谩cticamente no existe. En su dise帽o se han usado distintos c贸digos, lenguajes de programaci贸n y est谩ndares. Para que nos entendamos, se han construido con distintos tipos de ladrillos. Por esta raz贸n es importante que las empresas que quieran sacar provecho de una estrategia multi-cloud dispongan de las destrezas t茅cnicas necesarias para todas las plataformas que planean usar. Esto resulta esencial no solo para gestionar y proteger datos en m煤ltiples nubes p煤blicas, sino tambi茅n para optimizar los costes de esta estrategia.

La nube p煤blica ofrece una serie de oportunidades interesantes para las empresas que buscan consumir software como servicio (SaaS) y gestionar vol煤menes cada vez mayores de datos, algo que ha supuesto un reto para los departamentos TI en todo el mundo. No obstante, los equipos TI sienten que la nube p煤blica no ha cumplido del todo la promesa de ser rentable. De hecho, para muchos los costes de cloud se est谩n disparando en exceso. Por ello es l贸gico pensar que si resulta dif铆cil controlar los costes al usar una nube p煤blica, no va a ser m谩s f谩cil contenerlos cuando se emplean m煤ltiples nubes. Aqu铆 es donde es clave tener una estrategia coherente de gesti贸n de datos en cloud. Las empresas tienen que ser honestas y preguntarse si han adoptado intencionadamente una estrategia multi-cloud o si simplemente es algo que ha pasado. No es un problema si la respuesta es la segunda opci贸n, pero es hora de llevar a cabo una revisi贸n completa de la estrategia cloud para asegurarse de que se dispone de las destrezas necesarias para as铆 poder maximizar el uso de cada nube, controlar los costes de almacenamiento y garantizar que los datos est谩n completamente protegidos en toda la infraestructura.

Las empresas que quieren contar de forma deliberada con una estrategia multi-cloud deben primero asegurarse de que sus est谩ndares de higiene digital son los m谩s adecuados, incluyendo protocolos de ciberseguridad, rastreo, responsabilidades y funciones claras. Esto es fundamental si se quiere obtener beneficios reales de esta estrategia al tiempo que se gestionan los riesgos potenciales relacionados con la seguridad en cloud y la contenci贸n del gasto.

Por Dave Russell, vicepresidente de estrategia empresarial, Veeam Software




Contacto | Diario TI es una publicaci贸n de MPA Publishing International Ltd.