Juez desestima que la IA pueda ser «inventora»

Aunque un sistema de inteligencia artificial puede ser tecnológicamente capaz de «inventar», la ley no acepta que se le califique de «inventora» para efectos de patentes.

Imagination Engines, Inc. una incubadora y aceleradora de patentes de IA en St. Charles, Missouri, presentó en julio de 2019 una solicitud de patente ante la Oficina de Patentes y Marcas de los Estados Unidos, USPTO, que incluía su sistema de IA, DABUS, como inventor de dos conceptos: un dispositivo de «llama neural» que contiene un elemento emisor de luz intermitente, y un recipiente fractal especial para bebidas creado mediante geometría fractal. DABUS son las siglas de «Device for the Autonomous Bootstrapping of Unified Sentience».

La USPTO revisó las solicitudes de patente y respondió a Stephen Thaler, CEO de Imagination Engines «indicar el nombre de una persona como inventor de los productos», que según la agencia faltaba y era necesario.

Thaler apeló el requerimiento de la agencia, argumentando que su sistema de IA era el inventor titular y se le debía permitir ser nombrado en la solicitud. La USPTO rechazó sus afirmaciones en enero de 2020 y no aceptó las solicitudes tal y como se habían presentado.

Thaler presentó entonces una demanda en un tribunal federal contra la agencia, alegando que las normas de la oficina de la USPTO son anticuadas y deben actualizarse para adaptarse a los cambios que están introduciendo las nuevas tecnologías, incluida la IA.

Ryan Abbott, profesor de Derecho de la Universidad de Surrey (Reino Unido), que representa a Thaler en el caso junto con un equipo jurídico internacional, dijo a la publicación EnterpriseAI que el equipo jurídico presentará ahora una apelación ante un tribunal superior de Estados Unidos para oponerse a la reciente decisión de la jueza del Tribunal de Distrito de Estados Unidos Leonie Brinkema en Virginia.

«Este caso fue iniciado por un grupo de abogados activos en la zona que están trabajando en el caso gratuitamente», escribió Abbott. «Esto se debe a que supone una serie de cuestiones legales importantes y no resueltas».

El meollo de esta normativa de la USPTO -la afirmación de que la IA no puede inventar algo- es que la IA «se utiliza cada vez más en I+D de una manera en la que se puede obtener un resultado inventivo de la IA, pero no una persona que tradicionalmente se califique como inventor» según las normas actuales de la agencia.

«La falta de un inventor humano es el problema en estas solicitudes de patentes», lo que significa que sin un inventor nominativo, no pueden obtener una patente, continuó. «La USPTO está adoptando la posición, y lo hizo en la audiencia del tribunal de distrito, de que las invenciones generadas por la IA no son patentables. En 10 o 20 años, las invenciones generadas por la IA pueden llegar a representar una cantidad sustancial de innovación en general.»

En el dictamen del tribunal se indica que «a través de la historia de la ley de patentes de Estados Unidos hasta ahora, un solicitante que figura en una solicitud de patente debe ser un ser humano. Como esa es la ley, esa es la base de su decisión, escribió. A medida que la tecnología evoluciona, puede llegar un momento en que la inteligencia artificial alcance un nivel de sofisticación tal que pueda ajustarse a la acepción de inventor. Sin embargo, ese momento aún no ha llegado, y si lo hace, dependerá del Congreso decidir cómo, si es que quiere ampliar el alcance de la ley de patentes».

Abbott escribió en sus correos electrónicos que él y el equipo legal de Thaler «están respetuosamente en desacuerdo con la sentencia y planean apelarla. Creemos que incluir una IA como inventor es coherente tanto con el lenguaje como con el propósito de la Ley de Patentes.»



Contacto | Diario TI es una publicación de MPA Publishing International Ltd., Reino Unido. © Copyright 1997-2022