Inminente apagón de redes 2G y 3G: el reto de los Operadores Móviles 

¿Cuál es realmente el reto que supone el apagón de las redes 2G y 3G? ¿De qué manera afecta a la industria Telco en general y a los abonados en particular?

La jubilación de las redes 2G y 3G está pronta a suceder. Con la optimización del 4G y el despliegue del 5G, las empresas de telecomunicaciones en el mundo se encuentran en proceso activo de planes de desconexión de estas tecnologías. Pero ¿sabemos realmente a qué responde esta decisión y, sobre todo, qué va a suponer? 

Si tenemos en cuenta el 5G, en los últimos 40 años Latinoamérica ha vivido cinco tecnologías de telefonía móvil diferentes (1G, 2G, 3G, 4G y 5G). Sin embargo, es inevitable que cuando una tecnología se impone a otra, la primera acabe desapareciendo.

Hoy vivimos un periodo de transición. El apagón obedece a una reducción de costos de mantenimiento de aquellas redes que van en decadencia sostenida y ya prácticamente en desuso. Y, por otro lado, la necesidad de aprovechar el espectro radioeléctrico que dejarán las redes 2G y 3G tras su desaparición. Esto dará paso gradual a la llegada de las redes de nueva generación con mejores capacidades, mayor ancho de banda y velocidad, además de nuevos e innovadores servicios.

Llamadas de voz: las afectadas del apagón 

Con la revolución que implica el 5G, la coexistencia de las redes seguirá por un tiempo. Sin embargo, con el progresivo apagón nacerán nuevas formas de entender y operar las redes para las Telcos y, lo más importante, un crecimiento exponencial del número de abonados y de dispositivos conectados. 

Pero, ¿Cuál es realmente el reto que supone el apagón de las redes 2G y 3G? ¿De qué manera afecta a la industria Telco en general y a los abonados en particular? Efectivamente, hay un reto importante que apenas es conocido y que tiene que ver con que el estándar de las tecnologías 4G y 5G no contempla las llamadas de voz. 

Es decir, no existirán las llamadas de voz como las conocemos ahora mismo. Al día de hoy, cuando un usuario que camina por la calle navegando desde su celular en 4G/5G recibe una llamada necesita hacerlo en 2G o 3G. Hasta ahora ha funcionado sin problemas y de forma transparente para el usuario final.

Aplicaciones como WhatsApp o Skype permiten realizar llamadas de voz en 4G y 5G, pero tienen algunas limitaciones y, además, exigen obligatoriamente que ambas partes tengan instalada la aplicación para poder llevarlo a cabo, lo que supone inevitablemente un problema y un stopper en la estrategia país para conseguir eliminar la brecha digital. 

En ese sentido, para resolver este problema será necesario que los Operadores Móviles, desplieguen la nueva tecnología VoLTE -Voz sobre LTE-, lo que les va a permitir no solamente realizar llamadas, sino también, enriquecer sus servicios de voz con llamadas en alta definición, más estables y de mejor calidad -aún en entornos con muchas interferencias-, con establecimientos de llamada mucho más rápidos, con mejor cobertura y un menor consumo de batería. 

Al abonado final le va a exigir por su lado, disponer de un terminal de última generación que soporte esta tecnología. Si tenemos en cuenta el tiempo medio de renovación de nuestro celular, deberíamos pensar que en los próximos dos o tres años todo el mundo debería disponer de un terminal móvil listo para operar con VoLTE. Es necesario, por lo tanto, que el abonado final sea consciente de este hecho, y lo tenga en cuenta en su proceso de búsqueda a la hora de renovar su celular.

Nuevas oportunidades

Se puede prever que la desconexión de las redes 2G y 3G a nivel internacional no se va a llevar a cabo de forma organizada ni consensuada, sino que va a depender exclusivamente de los Reguladores de Telecomunicaciones de cada país y, en mayor medida, de los propios Operadores de Red Móvil.

De esta manera, podemos ver una marcada diferencia en la toma de decisiones y en la ejecución de esta medida. Mientras que en EEUU ya han procedido al apagón de su red 2G y preparan la desconexión de su red 3G para finales de 2022, en la región de Latam, sólo algunos operadores, en algunos países como México, Colombia, Chile o Brasil ya han hecho público su intención de proceder al apagón de su red 2G a lo largo de este año, y en Europa algunos operadores como Telefónica en Alemania, Vodafone en Reino Unido o Telecom Italia preparan el apagado definitivo de sus respectivas redes 3G para este año.

Por Rodrigo Mena, Country Manager de Suma Móvil Chile


Contacto | Diario TI es una publicación de MPA Publishing International Ltd., Reino Unido. © Copyright 1997-2022