Informe aborda el reto que enfrentan las empresas con la promesa del metaverso 

Aunque es prematuro hablar de una realidad más allá de algunos mundos inmersivos, el espacio virtual generó ventas por USD 500 millones en 2021, cifra que podría doblarse este año.

El concepto del metaverso o mundo virtual está  viviendo un momento de explosión, un hype que nos invita a soñar con una nueva realidad que  cambiará nuestras vidas para siempre. Pese a que aún no podemos hablar de una realidad más  allá de algunos mundos inmersivos, las compraventas en el mundo virtual alcanzaron los 500  millones de dólares en 2021 y la cifra podría doblarse hasta los 1000 millones de dólares en  2022. 

En ese contexto, es momento de aprender y reinventarse. Las marcas que no se hayan  preparado para esta transformación y para las nuevas conexiones con sus neo stakeholders  quedarán obsoletas o desaparecerán. 

En el informe denominado: “La Promesa del Metaverso” preparado por LLYC se destaca que  muchas compañías ya están adoptando esta innovación en sus estrategias. No solo como  experimentos, sino también como nuevas líneas de trabajo en las que vemos una clara apuesta  por el metaverso como un nuevo espacio en el que generar engagement con objetivos muy  diversos. 

En ese sentido, en el informe de destacan los puntos que deben tomar las compañías para  sumarse a la innovación, a la era metaverso: 

Incrementar notoriedad con nueva audiencias

Conectar con la generación Z es el gran reto de muchas marcas. Cómo ser relevantes y utilizar  los códigos de comunicación que les llegan es un reto común al que todas las compañías se  enfrentarán antes o después. Vemos cómo Gucci está creando una serie de activaciones de  marca en diferentes plataformas para entender este nuevo espacio y aprender qué conecta con  este público. Una acción como el Jardín Gucci en Roblox consiguió conectar con 19,9 millones de  usuarios en dos semanas. 

Generar tráfico cruzado de entornos online a offline 

La integración del mundo físico y virtual es uno de los pilares fundamentales del metaverso. Por  ello, las compañías están explorando journeys que combinan de forma natural estos dos  mundos y generan experiencias omnicanal en las que cada entorno tiene su rol. Es el caso de  Benetton, que ofrecía a sus usuarios experiencias de gaming en las que podía conseguir  códigos QR que luego podía canjear en sus tiendas físicas. 

Promover entornos colaborativos marca-creador 

Las compañías y las marcas están cada vez más dispuestas a colaborar con otras marcas,  consumidores o creadores, y el metaverso es un dinamizador de estos modelos. Hemos  conocido recientemente la iniciativa de Cupra con Metahype, un espacio colaborativo en el que  las marcas, las empresas y los creadores de contenido podrán co-crear en eventos, reuniones o  experiencias en las que generar y compartir cultura.

Ofrecer experiencias de venta omnicanal 

La experiencia de consumidor es omnicanal, nos movemos por diferentes canales y vivimos una  experiencia única y homogeneizada que se adapta a cada momento. El metaverso se va a  convertir en un canal más y la economía de los bienes digitales representa ya más del 40 % de  los ingresos globales del sector del juego generados por los mil millones de jugadores del  mundo. Así es el caso de experiencias desde Pizza Hut, que ofrecía pedir pizza, a la adquisición  de parcelas de terreno en Decentraland o la compra de ropa de Balenciaga para “Fortnite”, y  Adidas para “The Sandbox”. 

Crear relaciones de valor adaptadas a sus públicos o fidelizar
Ofrecer un valor o una experiencia única a tus clientes es clave en una estrategia de fidelización.  Y estamos viendo cómo muchas marcas están creando acciones en el metaverso que conectan  con el mundo offline, no a través del propio producto sino desde la exclusividad. Es el caso de  Marriott, que creó 3 NFT de arte digital que actuaban como pase al nuevo metaverso de  Marriott y le daba acceso al evento Art Basel en Miami, donde podían ganar 200.000 puntos en  el programa de loyalty. 

Captación de talento

Se están redefiniendo las reglas en cuanto a los recursos humanos, la empleabilidad y la  relación con los candidatos. El metaverso es un entorno en el que toda una generación está  acostumbrada a relacionarse. Y la búsqueda de empleo es una forma más. Empresas de  captación de talento para startups como Hirect ya han creado experiencias a las que han  asistido más de 30 empresas y 200 candidatos. Pero la tecnología aún nos va a permitir ir un  paso más allá. 

“El despliegue de un metaverso tangible y masivo será progresivo a lo largo de los próximos  años, ya que todavía se está desarrollando la tecnología que pueda hacerlo real. Pero esto no  implica que debamos quedarnos parados. Los más innovadores pueden crear ventajas  competitivas como hicieron otras compañías en los inicios de Internet”, destacó Jesús Moradillo  Segura, Director Deep Digital Business LLYC Europa y fundador y CEO de Apache Digital. 

Por su parte, Imma Haro, Directora Senior Deep Digital Business en LLYC Barcelona, destaca  que el metaverso es una de las posibles encarnaciones de lo que es la Web 3.0. y es también a  la Web 3.0 a la que debemos prestar nuestra atención. Ahí es donde se van a masificar algunos  experimentos. 

“Probablemente, no se trate sólo de tener nuestra clonación digital paralela a la física, sino de la  mezcla de ambas. Y esta vida fitogénica no será muy diferente. Experiencias cada vez más  integradas, más fluidas y que nos faciliten la vida. La Web 3.0 y el metaverso ofrecerán grandes  oportunidades para que las marcas lideren nuevas formas de conectar con sus audiencias”,  destacó.

El informe de LLYC está disponible en este enlace. Requiere registro. 


Contacto | Diario TI es una publicación de MPA Publishing International Ltd., Reino Unido. © Copyright 1997-2022