Industria 4.0: una ventana a los nuevos empleos

La cuarta revolución industrial está cambiando las relaciones laborales, al crear posiciones que no existían hasta hace algún tiempo y condenar actividades que comienzan a ser obsoletas.

La actual coyuntura económica está obligando a negocios en todo el mundo a elevar su competitividad, como una forma de mantenerse en el mercado y enfrentar los duros efectos de la inflación: las empresas más rápidas, perfeccionistas y productivas tienen mejores posibilidades de mantenerse en este duro momento. 

 Como parte de este objetivo, muchas han comenzado a ingresar en la llamada ‘Cuarta revolución industrial’, entendida como el uso de plataformas tecnológicas que combinan infraestructura física con software, sensores, nanotecnología y comunicaciones digitales. En este sentido, vemos el uso creciente de herramientas de Internet de las cosas, inteligencia artificial o robótica, para  impulsar y maximizar los resultados. 

Ahora bien, la utilización cada vez más frecuente de las nuevas tecnologías de esta tendencia -también llamada Industria 4.0- está transformando los puestos de trabajo y las relaciones laborales. En este sentido, estamos presenciando el surgimiento de posiciones que no existían hace una década y la desaparición de labores que comienzan a ser obsoletas. Según una investigación hecha por el Foro Económico Internacional, para 2025 se crearán 97 millones de nuevos puestos de trabajo en sectores emergentes. 

Regístrese gratuitamente para GTC 2022 aquí

Para no ir muy lejos, los perfiles laborales más solicitados en el sector tecnológico en la actualidad son analista de plataformas, analista de proyectos, especialista en experiencia del consumidor en tecnología, hunter e-commerce y especialista en Regulación, según el estudio de Identificación de Brechas del Capital Humano para el Sector TIC 2021. En cuanto a la demanda, los cargos digitales en áreas comerciales y de marketing aparecen entre los más solicitados, puesto que las ventas por canales digitales crecieron exponencialmente. 

La investigación también muestra un aumento en la demanda por conocimientos relacionados con ciberseguridad, Big Data, cómputo en la nube, Internet de las Cosas e Inteligencia Artificial para cargos específicos, como desarrollador de software y aplicaciones, analista de soporte, arquitectos de diferentes especialidades, directores de tecnología, gerentes de proyectos, entre otros relacionados.

De acuerdo a un sondeo realizado por IT-Talent, se estima un incremento en un 13% dentro del área TIC en Chile, y adicionalmente, según el Servicio Nacional de Capacitación y Empleo (Sence) existe un déficit anual de aproximadamente 6.000 trabajadores en el sector.

En consecuencia, las empresas deben enfocarse en capacitar a sus colaboradores con el fin de alinear sus habilidades ante los constantes cambios y así estar a la vanguardia en un mercado cada vez más competitivo. Para ello, pueden recurrir a distintas herramientas de colaboración internas para dar capacitaciones virtuales a sus colaboradores, empoderarlos a dar lo mejor de sí y crear equipos más fuertes y productivos.

Sin lugar a dudas, la educación será un factor clave, en el que no solo las organizaciones y gobiernos deben prestar atención, sino donde además los mismos profesionales están llamados a aprovechar las mismas herramientas digitales para ser más autodidactas. Al final, el mercado podrá recomponerse alrededor de la Industria 4.0, en la medida en que las organizaciones comiencen a aprovecharla para darles continuidad a sus procesos. 

Por Carla García, Directora de Desarrollo de Negocios para América Latina de Zoho


NVIDIA GTC 2022 está por comenzar

Contacto | Diario TI es una publicación de MPA Publishing International Ltd., Reino Unido. © Copyright 1997-2022