IBM anuncia sistema Quantum Condor de 1.000 c√ļbits para 2023

Condor ser√° un punto de inflexi√≥n. Para alojarlo, IBM ha construido un ‚Äúsuper-refrigerador‚ÄĚ de 3 metros de alto, preparado para escalar a un futuro sistema de un mill√≥n de c√ļbits.

A d√≠a de hoy, se han ejecutado m√°s de 360.000 millones de operaciones en los 29 ordenadores cu√°nticos que tiene habilitados IBM en su cloud, que cuentan con una comunidad de m√°s de 260.000 usuarios, incluyendo una creciente red de empresas, startups, universidades y centros de investigaci√≥n. La computaci√≥n cu√°ntica se ha convertido ya en una industria emergente que va a revolucionar nuestra capacidad para procesar informaci√≥n, seg√ļn ha declarado hoy Dar√≠o Gil, director de IBM Research, durante el evento Think Madrid. En el desarrollo de esa industria, IBM ha anunciado que en 2023 tendr√° disponible un ordenador de m√°s de 1.000 qubits, IBM Quantum Condor, y en el transcurso de esta d√©cada alcanzar√° un sistema de m√°s de un mill√≥n de qubits.

Seg√ļn Dar√≠o Gil, ‚Äútenemos que estar preparados para esta revoluci√≥n que se avecina. Si el mundo que hemos vivido de computaci√≥n ha sido de bits, el presente y el futuro ser√° de la convergencia entre bits, redes neuronales y qubits, integrados en una cloud h√≠brida que har√° que todo funcione‚ÄĚ. Y contin√ļa: ‚ÄúEn los pr√≥ximos a√Īos veremos una modernizaci√≥n de la programaci√≥n asistida por la inteligencia artificial y viviremos una revoluci√≥n de c√≥mo hacemos descubrimientos y c√≥mo hacemos ciencia. Todos los sistemas y procesos clave que hacen funcionar a nuestras empresas e instituciones tambi√©n se ver√°n afectados‚ÄĚ. 

Condor ser√° un punto de inflexi√≥n, un hito que marcar√° la habilidad de IBM para reducir los errores cu√°nticos a la vez que construye mayores dispositivos lo suficientemente sofisticados para explorar potenciales ‚ÄúVentajas cu√°nticas‚ÄĚ, es decir, problemas que puedan resolverse de forma m√°s eficiente con un sistema cu√°ntico que con el mejor de los supercomputadores. Para alojarlo, IBM ha construido un ‚Äúsuper-refrigerador‚ÄĚ de 3 metros de alto por casi 2 metros de ancho, llamado ‚ÄúGoldeneye‚ÄĚ, dise√Īado teniendo en la mente un futuro sistema de un mill√≥n de c√ļbits. 

IBM tiene la visi√≥n de un futuro donde la computaci√≥n cu√°ntica interconecte criostatos que alojen cada uno un mill√≥n de c√ļbits, de la misma manera que una intranet une procesadores de supercomputaci√≥n,  creando un ordenador cu√°ntico en paralelo de forma masiva capaz de cambiar el mundo. Mientras llega, en 2021 IBM presentar√° el sistema IBM Quantum Eagle, de 127 c√ļbits, que llevar√° mejoras que le permitan sobrepasar el hito de los 100 c√ļbits y en 2022 est√° previsto el lanzamiento del sistema IBM Quantum Osprey, de 433 c√ļbits y en 2023 el debut de IBM Quantum Condor, de 1.121 c√ļbits.

Convergencia bits, neuronas y qubits

A lo largo de los √ļltimos 60 a√Īos, los bits y la computaci√≥n que conocemos nos ha permitido digitalizar el mundo y aportar un continuo flujo de innovaci√≥n a la sociedad. Hoy en d√≠a, un mainframe de IBM puede procesar m√°s de un bill√≥n de transacciones al d√≠a; los superordenadores como el Summit de IBM es capaz de procesar m√°s de 200.000 millones de c√°lculos por segundo. Esta capacidad de proceso puede ser movilizada por ejemplo para intentar combatir la Covid 19, como se ha hecho con la creaci√≥n del consorcio de supercomputaci√≥n.

Sin embargo, hay una serie de √°reas que, por el n√ļmero de variables que contienen (como la simulaci√≥n de mol√©culas o el desarrollo de nuevos materiales), tienen una dimensi√≥n exponencial, que acaba siendo inalcanzable para los sistemas tradicionales. La computaci√≥n cu√°ntica aporta esa potencia de c√°lculo exponencial. En un futuro, explica Gil, un desarrollador podr√° incorporar a sus programas determinadas funcionalidades y operaciones de c√°lculo cu√°ntico, que se ejecutar√°n en la nube y que se integrar√°n con fluidez en aplicaciones que aunar√°n proceso cu√°ntico y proceso tradicional. 

Como tercer pilar, la inteligencia artificial y el impulso a las redes neuronales y las t√©cnicas de aprendizaje profundo, inspiradas en los descubrimientos de Ram√≥n y Cajal de c√≥mo funciona el cerebro humano, aporta una enorme capacidad para clasificar, analizar y extraer patrones y conocimiento de im√°genes, palabras o conceptos de cualquier tipo de lenguaje en cualquier √°rea. En la industria qu√≠mica, por ejemplo, IBM, cuenta con un sistema de inteligencia artificial que es capaz de interpretar el lenguaje de la qu√≠mica para predecir el resultado m√°s probable de una determinada reacci√≥n.

En la convergencia entre bits, neuronas y qubits se va a crear los fundamentos tecnológicos necesarios para entrar en una nueva era de descubrimientos y acercarnos a un futuro revolucionario de innovaciones tanto para la cienciacomo para las empresas e instituciones.

Fotografía (c) Ricochet vía Shutterstock


Destacamos

Contacto | Diario TI es una publicación de MPA Publishing International Ltd.