IA, metaverso, agilidad y sostenibilidad, claves tecnológicas en 2023

tecnologías como la inteligencia artificial o el metaverso serán protagonistas durante el año, con la agilidad empresarial y la sostenibilidad como puntos de referencia.

SEIDOR Opentrends, consultora especializada en soluciones de transformación digital, ha hecho público un listado de 4 tendencias tecnológicas que marcarán el devenir del sector TIC durante 2023. A juicio de los expertos de la compañía, tecnologías como la inteligencia artificial o el metaverso serán protagonistas durante el año, con la agilidad empresarial y la sostenibilidad como puntos de referencia.

“En el marco de inestabilidad en el que vivimos desde hace ya algunos años (primero por el Covid y, más recientemente, por la guerra de Ucrania), las organizaciones han realizado esfuerzos notables en digitalización”, explica Juan José Giménez, director general de SEIDOR Opentrends. “Pensamos que 2023 será un año de aceleración tecnológica debido al actual contexto de inestabilidad y a que las empresas y organizaciones han entendido que la tecnología es un aliado fundamental para adaptarse a los cambios”.

Estas son, a juicio los expertos de SEIDOR Opentrends, las 4 tendencias tecnológicas que marcarán 2023:

  1. Inteligencia artificial

Estamos presenciando un momento verdaderamente único, como es el inicio de la adopción generalizada de la inteligencia artificial (IA). Con Dall-e y ChatGPT todas las personas se están dando cuenta del enorme potencial de una tecnología que ya no es una promesa sino una realidad. En lo sucesivo, veremos notables inversiones por parte de los grandes players tecnológicos. Sam Altman, CEO de OpenAI, anticipaba en un reciente tuit que “en un futuro, ChatGPT nos parecerá un juguete aburrido”.

A nivel empresarial, en 2023 los proveedores tecnológicos seguirán desarrollando plataformas de datos más adaptables a la realidad de los clientes para convertir a éstos en empresas data-driven. Continuará la apuesta por los desarrollos a medida y paradigmas holísticos, como data mesh, que van más allá de la tecnología. A partir de aquí, la explotación del dato deberá incluir los modelos AI off-the-shelf que los grandes proveedores de cloud ya han entrenado y ahora están poniendo a disposición de todos.

  1. Metaverso

Los expertos de SEIDOR Opentrends describen una realidad cada vez más “phygital”, un futuro hiperconectado en el que el mundo físico se fusiona con el mundo digital. Por una parte, con la sensorización del mundo físico, ya sea a gran escala (ciudad, fábrica, edificio) o a pequeña escala (wearables) lo que está haciendo que hablemos ya de un “Internet of Everything”. Los avances en interfaces verdaderamente inmersivas marcarán la diferencia y romperá definitivamente la barrera entre lo físico y lo digital.

Si bien se han visto avances muy interesantes en BCI (Brain Computer Interfaces), todavía queda lejos el grado de inmersividad que llegará a suponer esta tecnología para la experiencia de usuario. Hasta entonces, el metaverso jugará un papel fundamental sobre todo en ámbitos como el sector educativo (educación a distancia, prácticas, role play…) y el sector cultural (museos, conciertos, etc.).

  1. Agilidad empresarial

En el contexto actual, las organizaciones han entendido la importancia de preparar su estructura para el cambio, ya sean cambios en las preferencias de los usuarios, cambios disruptivos en su propio sector, o cambios macroeconómicos como el que ya hemos mencionado al inicio. Entienden que tienen que ser flexibles por diseño, y disponer de la capacidad de llevar productos al mercado en el menor tiempo posible, a lo que se le llama Business Agility.

En este contexto, el uso del cloud será fundamental, ya que aporta una escalabilidad casi infinita, a la vez que permite ahorrar en gastos de capital (CAPEX) y proporciona un entorno propicio para experimentar. También veremos cómo se aceleran los ciclos de desarrollo y se automatizan los procesos de pruebas, abrazando definitivamente una cultura DevOps. La mentalidad de “proyecto” (plazos, fases, presupuesto) dejará paso a una nueva mentalidad de “producto” (equipo, experimentación, adaptación), y se irán abriendo paso nuevas formas de colaboración con los proveedores de tecnología como Team as-a-Service.

  1. Tecnología sostenible 

Una tendencia que es un factor de creciente interés por parte de las organizaciones. El pasado mes de octubre, Gartner lo incorporaba en su informe de tendencias para 2023 y lo denominaba “IT Sustainability”. La tecnología sostenible o Green Technology hace referencia al uso de la tecnología y la ciencia para reducir el daño al medio ambiente. Gartner amplía el significado para incorporar también la sostenibilidad de la propia empresa. En cualquiera de las dos acepciones, no se trata de una tecnología específica sino de una tendencia que engloba todas las demás. 

Las soluciones para la Industria 4.0, así como las dirigidas a smart cities, smart buildings o smart mobility, seguirán apoyándose en la sensórica, el Internet de las Cosas (IoT), la inteligencia artificial y la nube. Los proveedores de cloud público seguirán avanzando en sus compromisos “Net Zero” y, de hecho, han puesto a disposición de los clientes sus propias herramientas para calcular las emisiones de las cargas de trabajo en el cloud y el ahorro que suponen respecto a las alternativas on premise. 

“El 2023 se presenta como un año fascinante, donde muchas tendencias se van a convertir en realidad”, concluye Juan José Giménez. “El uso de las tecnologías mencionadas, con la sostenibilidad como paraguas, va a suponer un avance histórico en la transformación digital para la mejora de las organizaciones”.


Contacto | Diario TI es una publicación de MPA Publishing International Ltd., Reino Unido. © Copyright 1997-2022