Grupo hacktivista Guacamaya insinúa posibilidad de nuevas revelaciones

Guacamaya ha advertido a los gobiernos latinoamericanos y al empresariado internacional con operaciones en América Latina que revelará secretos de Estado, acuerdos económicos y prácticas corruptas.

“Tenemos en la mira a todos los que fomenten las naciones tiránicas, negocios internacionales y, en definitiva, todo lo que apoye este sistema de muerte”, comentó la organización a CyberScoop en un correo electrónico.

CyberScoop, una publicación estadounidense, intercambió correos electrónicos con la dirección oficial de e-mail de Guacamaya, con el fin de interiorizarse sobre sus objetivos, operaciones e identidad.

Desde marzo de 2022, Guacamaya ha publicado entre 20 y 25 gigabytes de material robado, incluidos los archivos que entregó un año antes al sitio Forbidden Stories para hacer revelaciones sobre corrupción en la que estaban implicados políticos guatemaltecos y una empresa minera suiza.

“Guacamaya es, sin duda, uno de los grupos hacktivistas más responsables y con más impacto que hemos visto en los últimos años”, afirmó Emma Best, periodista y defensora de la transparencia y cofundadora de Distributed Denial of Secrets, o DDoSecrets, un “colectivo de transparencia” sin ánimo de lucro que aloja material hackeado y filtrado y lo distribuye a periodistas e investigadores independientes. “Fue la mayor filtración de la historia, y en lugar de verter los archivos en la Internet abierta acudieron a nosotros y a Enlace Hacktivista y nos pidieron que nos aseguráramos de que los periodistas e investigadores pudieran trabajar con los datos. El impacto en Latinoamérica y Sudamérica ha sido enorme pero subestimado, y su efecto total va a seguir produciéndose durante meses y años”, señaló Best.

El paradero de los hackers sigue siendo desconocido. Cyberscoop señala que se negaron a responder a preguntas técnicas o de fondo. “Somos gente normal de cualquier ciudad, pueblo, zona que se da cuenta de esta herramienta. Cualquiera puede replicar nuestro éxito”, declararon. Dicen estar motivados por “las invasiones y opresiones latinoamericanas”, agregando que “hackear es su mejor defensa”.

Aunque las operaciones de hackeo y filtración de Guacamaya han concitado interés mediático, sus efectos en el mundo real no están claros, escribe Cyberscoop, que cita las revelaciones más destacadas.

Parte de la información políticamente más explosiva se refería a cómo el presidente mexicano López Obrador aparentemente engañó al público sobre su estado de salud, al control del ejército mexicano sobre el gobierno civil y a cómo el ejército ocultó denuncias de abusos sexuales contra mujeres. El expediente contenía detalles sobre la posible connivencia política con los cárteles y el uso por parte del gobierno de programas espía contra periodistas.

Funcionarios peruanos, en tanto, trataron de sofocar la cobertura de la filtración. Al respecto, se indica que un oficial militar peruano amenazó con acusar de traición al periodista de La Encerrona Ernesto Cabral cuando éste informó inicialmente sobre el material, según declaró el reportero a CyberScoop. Después de que los archivos militares revelaran una vigilancia intensiva de los reporteros, Cabral dijo que los periodistas peruanos y las ONG se comunican ahora con más cautela.

Asimismo, con base en material de Guacamaya, el sitio de periodismo investigativo chileno Ciper reveló los planes de contingencia de Perú para una guerra con Chile. “Todo está ahí, desde las rutas que tomarían las unidades, hasta los métodos de engaño que se desplegarían para despistar a las fuerzas chilenas”, escribió Ciper. En un reportaje separado, el centro informó sobre archivos “altamente sensibles” relacionados con la relación militar y política de Colombia con Estados Unidos, las preocupaciones de Washington sobre la influencia china en Sudamérica y los aparentes sistemas de comunicaciones militares rusos que operan en Venezuela, cerca de la frontera con Colombia.

En octubre, El País afirmó que las filtraciones dejaban en evidencia una amplia coordinación entre las fuerzas armadas estadounidenses y mexicanas en la lucha contra el narcotráfico.

Guacamaya dijo a Cyberscoop que están “investigando algunas cosas, no podemos decir más” sobre futuras filtraciones, pero que no les preocupa que los gobiernos o las empresas a las que han avergonzado tomen represalias. “Somos las personas cuyos derechos han sido vulnerados y contra las que estos Estados, este sistema tiránico en todos los aspectos, han ejercido todo tipo de abusos. No sabemos lo que pueden hacernos. Lo dudamos”.


Contacto | Diario TI es una publicación de MPA Publishing International Ltd., Reino Unido. © Copyright 1997-2022