DiarioTi.com - el diario del profesional TI

Jueves 4 Jun 2020 | Año 19 | Edición 4946
Menu
letter


¿Frenar el Covid-19 o salvar la economía? Podemos hacer ambas cosas

El argumento fundamental de Donald Trump en relación con la pandemia de coronavirus, ha sido que hay un angustiante compromiso entre salvar la economía y salvar vidas. Según investigadores, esta es una dicotomía falsa. Cerrar un país es también la forma más rápida de volver a ponerlo en marcha.

Diario TI 13/04/20 8:04:40

MIT Technology Review ha publicado un interesante artículo sobre el tema de Covid-19 y la economía. Parte de la dificultad de definir políticas ahora es que la situación no tiene precedentes en la historia. Según David Autor, investigador del MIT “es imposible saber cómo está cambiando el mundo. No se parece a nada que hayamos visto en cien años. En cualquier recesión o depresión pasada, la solución económica siempre ha sido estimular la demanda de mano de obra, para que los trabajadores vuelvan a trabajar. Pero en este caso, estamos cerrando a propósito la actividad económica y diciendo a la gente que se quede en casa. No es sólo la gravedad de la recesión, sino que estamos frente a algo cualitativamente diferente”. 

A finales de marzo, Donald Trump advirtió que no se debía dejar que “la cura fuera peor que el problema en sí” y habló de volver a poner el país en funcionamiento para la Semana Santa, para la cual entonces solo faltaban dos semanas. La Casa Blanca publicó modelos que sugerían que dejar que el virus se propagara sin control podría matar hasta 2,2 millones de estadounidenses, en línea con las proyecciones de otros epidemiólogos. Trump se retractó de sus llamados a una pronta reapertura de la actividad económica, extendiendo las pautas de distanciamiento social hasta finales de abril. Sin embargo, mantuvo su argumento esencial: que en la pandemia de coronavirus, hay un angustioso compromiso entre salvar la economía y salvar vidas.

Sin embargo, la evidencia científica muestra que esta es una dicotomía falsa, y que la mejor manera de limitar el daño económico será salvar tantas vidas como sea posible.

Uno de los mayores temores es que los menos capaces de soportar la crisis se vean afectados con mayor fuerza por los trabajadores de los servicios con salarios más bajos en restaurantes y hoteles, y por el creciente número de personas en la economía uberizada. “En un buen día son vulnerables, y en un mal día son aún más vulnerables. Y éste es un día muy malo”, dice Autor.

El valor de una vida

Según el investigador del MIT, el cierre de empresas es la única opción real, dado que una pandemia sin control sería en sí misma enormemente destructiva para la actividad económica. Si decenas de millones de personas se enferman y millones mueren, la economía sufre, y no sólo porque la fuerza de trabajo se está agotando. El temor generalizado es malo para los negocios: los consumidores no volverán a los restaurantes, no reservarán viajes en avión ni gastarán en actividades que puedan ponerlos en riesgo de enfermarse. 

El MIT cita una reciente encuesta realizada a destacados economistas por la Escuela Booth de Chicago, en la que el 88% consideraba que “una respuesta política integral tendrá que implicar la tolerancia de una contracción muy grande de la actividad económica para conseguir controlar el brote”. Alrededor del 80% pensaba que el abandono de los confinamientos severos demasiado pronto conduciría a un daño económico aún mayor.

Según el MIT, cualquier medida para frenar las muertes por el virus tendrá enormes beneficios económicos posteriores. Este enfoque cuenta con el apoyo de Michael Greenstone, economista de la Universidad de Chicago, quien considera que incluso un distanciamiento social moderado salvará 1,7 millones de vidas entre el 1 de marzo y el 1 de octubre, según los modelos de propagación de la enfermedad realizados en el Imperial College de Londres. “Evitar esas muertes se traduce en un beneficio de alrededor de 8 billones de dólares para la economía, o alrededor de un tercio del PIB de los Estados Unidos, estima, sobre la base de una medida económica ampliamente aceptada, el ‘valor de una vida estadística’. Y si el brote es menos severo que lo predicho por el trabajo del Colegio Imperial, Greenstone predice, el distanciamiento social podría aún ahorrar unos 3,6 billones de dólares.

“Nuestra elección no es si intervenimos o si volvemos a la economía normal”, dice Emil Verner, un economista de la Escuela Sloan del MIT que recientemente ha examinado la pandemia de gripe de 1918 para comprender el brote actual. “Nuestra elección es si intervenimos -y la economía será realmente mala ahora y será mejor en el futuro- o no hacemos nada y la pandemia se descontrola y realmente destruye la economía”.

El MIT también cita al Premio Nobel y economista de la Universidad de Nueva York, Paul Romer, quien dice: “Estamos atrapados en el trauma: matar la economía o matar a más gente”. Romer tiene una estrategia relativamente simple que “contendrá el virus y dejará que la economía se reactive”. 

Según Romer, la clave es hacer pruebas repetidamente a todos los que no tengan síntomas para identificar a los infectados. Todos los que resulten positivos deben aislarse; los que resulten negativos pueden volver al trabajo, viajar y socializar, pero deben hacerse la prueba cada dos semanas más o menos. Si son negativos, pueden tener una tarjeta que lo diga, que les permita subir a un avión o entrar libremente a un restaurante.

Romer apunta a nuevas y más rápidas pruebas de diagnóstico, incluyendo las de la Cepheid del Silicon Valley y del gigante farmacéutico Roche. Cada una de las mejores máquinas de Roche puede procesar 4.200 pruebas al día. “Construye cinco mil de esas máquinas, y puedes hacer pruebas a 20 millones de personas al día. Está dentro de nuestra capacidad”, dice. “Sólo tenemos que doblar algo de metal y hacer algunas máquinas”. Si puedes identificar y aislar a los infectados con el virus, puedes dejar que el resto de la población vuelva al negocio.

La cura, entonces, no es peor que la enfermedad. 

El artículo completo (en inglés) está disponible en el sitio web del MIT Technology Review. Es posible leer un máximo de tres artículos antes de la suscripción pagada. 

Ilustración: captura, meme difundido por Elon Musk. 

Por Héctor Pizarro

Comparta este contenido
  • Seleccione su país -+

    Diario TI utiliza una plataforma GeoIP que automáticamente intenta detectar el país desde donde usted se conecta, para así presentarle contenidos regionales. Sin embargo, si la detección automática no es posible, usted puede seleccionar manualmente su país.