Filtran datos de 191 millones de electores estadounidenses

La información estuvo públicamente disponible en Internet.

El sitio Databreaches.net informa sobre una base de datos que contiene el nombre completo, dirección, dirección de correo electrónico, número telefónico, fecha de nacimiento, filiación política y una bitácora donde se especifican los procesos electorales en los que han participado 191 millones de electores estadounidenses, desde el año 2000.

La base de datos no contiene el número nacional de identidad (número de la seguridad social), de los afectados.

la base de datos fue descubierta por un experto en seguridad informática identificado como Chris Vickery, y consiste de 300 GB de datos. En las fuentes consultadas por esta publicación no se señala el procedimiento utilizado por Vickery para realizar su hallazgo, o si éste fue fortuito o producto de una búsqueda metódica. Sin embargo, cabe señalar que Chris Vickery es un experto independiente que anteriormente ha encontrado información similar utilizando el buscador especializado Shodan.

La publicación CSO Online, que entrevistó al experto, comenta que los datos de los electores constituyen, en realidad, información públicamente disponible en Estados Unidos, a excepción de algunos elementos protegidos por ley en algunos estados federados de ese país. Principalmente, sólo está permitido el acceso no comercial a los datos, mediante un proceso regulado por normativas de transparencia en la administración pública.

“¿Cómo es posible que alguien que controle 191 millones de anotaciones de estas características haya sido tan descuidado que yo haya podido encontrar los datos en una base de datos disponible en Internet?”, comenta Vickery. Según la publicación, algunos estados federados, como por ejemplo Dakota del Sur, tienen leyes que prohíben la publicación de datos electorales en Internet.

La explicación más probables es que la base de datos sea propiedad de una de las agencias que venden acceso a tales datos. Sin embargo, después de diversos intentos por detectar el origen de los datos, ninguna agencia se ha atribuido su propiedad. La estructura de las tablas de la base de datos sugeriría que la base de datos es propiedad de la empresa NationBuilder, que ha difundido una nota de prensa donde desmiente categóricamente la información: “la base de datos no es nuestra, pero es posible que parte de la información que contiene provenga de datos que ofrecemos gratuitamente en el marco de campañas políticas. Por lo que hemos podido determinar, la información electoral incluye datos públicamente disponibles. Por lo tanto, no hay información nueva ni privada que haya sido publicada junto a esta base de datos”, declaró el CEO de la empresa, Jim Gilliam, a CSO Online.

Al cabo de una semana de investigación, que contó con la cooperación de periodistas y las autoridades, Chris Vickery comenta en Reddit que la base de datos finalmente ha sido descolgada de Internet. “Soy Chris Vickery. Conozco tu número telefónico, dirección, fecha de nacimiento y más. Recientemente descargué los datos de registro electoral de 191 millones de electores estadounidenses. Creo que contiene los datos de cada lector del país. Quiero precisar que no obtuve la información mediante un hack. Esta misteriosa base de datos insegura está actualmente configurada para acceso público. No requiere de contraseña ni de ninguna otra forma de autentificación. Cualquier persona con acceso a Internet puede descargar los 300 GB de datos. Pude cerciorarme que los datos son fidedignos al buscarme a mí mismo, y encontrarme, en la tabla correspondiente a Texas.


Ethernet cumple 40 años – únase a la celebración

Evento interactivo 14 octubre 2020

Contacto | Diario TI es una publicación de MPA Publishing International Ltd.