El gobierno estadounidense revisa el acuerdo entre Oracle y TikTok

Esta semana, la Casa Blanca analiza un potencial acuerdo entre la empresa estadounidense Oracle y la china TikTok.

TikTok podría ser prohibida en Estados Unidos a partir de esta semana a menos que la división estadounidense de la empresa china pase a manos estadounidenses. El gigante tecnológico Oracle, conocido por sus bases de datos y software empresarial, se perfila como el más probable comprador.

El 14 de septiembre,  Oracle confirmó que ByteDance,  propietaria de TikTok,  les había seleccionado como socio tecnológico estadounidense.  El domingo, ByteDance abandonó las negociaciones con Microsoft. En tal sentido, Deborah Hellinger,  portavoz de Oracle,  confirmó declaraciones del secretario de Comercio Steven Mnuchin,  quien comentó a CNBC que ByteDance  había contactado a los autoridades estadounidenses solicitandoles su aprobación. Mnuchin  agregó que el texto del acuerdo será estudiado durante esta semana. 

“El Comité de Inversiones Extranjeras en Estados Unidos (CFIUS)  se reunirá con el fin de estudiar la propuesta y posteriormente presentará sus recomendaciones al presidente Donald Trump”, dijo Mnuchin a CNBC. El secretario de Estado dio a entender que la propuesta china incluye un plan para el establecimiento de una sede estadounidense de TikTok, que podría resultar en la creación de 20000 empleos en su país.

 Microsoft, en alianza con la cadena de tiendas Walmart, era considerada una opción favorita para el contrato con ByteDance. Sin embargo, la empresa de Redmond coincidió con ByteDance  al señalar que las negociaciones no habían prosperado. “ByteDance  nos ha informado hoy que no venderá su división estadounidense a Microsoft.  Estamos seguros de que nuestra oferta era la adecuada para los usuarios de TikTok, constituyendo a la vez una salvaguarda para la seguridad nacional”, dijo Microsoft en un comunicado.  Un portavoz de Microsoft declinó  referirse a las razones que motivaron la negativa de ByteDance.  TikTok, en tanto,  no ha respondido consultas de los medios.

Invocando la seguridad nacional estadounidense, Donald Trump  ha exigido que la empresa china ByteDance venda su división estadounidense. En caso de no cerrarse una operación antes del 20 de septiembre,  la aplicación quedará, en la práctica, prohibida en EEUU.  En concreto,  preocupa a Trump que TikTok comparta información de usuarios estadounidenses con las autoridades chinas. TikTok,  por su parte,  ha recalcado que este no es el caso, y que los datos son almacenados en  Estados Unidos, y las copias de seguridad en Singapur.

El presidente estadounidense ha firmado una orden ejecutiva que hace ilegal a los ciudadanos y empresas estadounidenses suscribir contratos con TikTok a partir del 20 de septiembre.  Esta medida podría resultar en que la aplicación desaparezca de las tiendas de aplicaciones estadounidenses y que los empleados de la empresa dejen de percibir sus salarios.

La aplicación de vídeo tiene 100 millones de usuarios en Estados Unidos. TikTok ha presentado una demanda contra las autoridades estadounidenses, por considerar que la Orden Ejecutiva de Donald Trump es inconstitucional.

Con todo,  es inseguro si el acuerdo entre ByteDance y Oracle será  satisfactorio para las autoridades estadounidenses.  Una fuente anónima consultada por The Wall Street Journal  -que informó como primicia que las negociaciones entre ByteDance  y Microsoft habían fracasado-  comentó que  no será posible estructurar el acuerdo como una venta directa.

 China,   en tanto,  ha cambiado sus reglas de exportación, lo que implica que la venta de productos con inteligencia artificial requieren la aprobación a nivel gubernamental.  A juicio de la fuente consultada por Wall Street Journal,  los algoritmos de TikTok están incluidos en la nueva normativa China.


Evento interactivo 15 septiembre 2020

Evento interactivo 14 octubre 2020

Contacto | Diario TI es una publicación de MPA Publishing International Ltd.