El Boeing Dreamliner genera medio terabyte de datos en cada vuelo

La solución para gestionar el enorme volumen de datos generados por los nuevos aviones está en la nube.

Las aerolíneas pronto deberán manejar volúmenes extraordinariamente grandes de datos generados por la nueva generación de aviones de pasajeros. En declaraciones de Virgin Atlantic a la publicación Computerworld UK, la aerolínea indica que el próximo año sustituirá sus Boeing 747 por los nuevos 787 Dreamliner recalcando que, entre otras cosas, este cambio generará un incremento formidable en el número de datos a ser procesados.

David Bulman, director de TI en Virgin Atlantic, declaró que el modelo 787 contiene un gran número de fuentes de datos conectados a Internet. “Prácticamente cada componente del avión está conectado a Internet; desde los motores a las alas, pasando por el tren de aterrizaje”, declaró Bulman.


Esto implica que el avión se está comunicando constantemente con el personal técnico de tierra, informando sobre el estado de sus procesos y sistemas.


“Si se presenta un problema con uno de los motores lo sabremos antes que el avión aterrice, lo que nos permite tener listos los repuestos. Hemos llegado a una situación en que cada parte del avión nos dice lo que está haciendo, mientras el avión está en vuelo”, explicó.


El gran reto consiste entonces en procesar el volumen de datos generados por tales componentes, a los que se suma información logística como equipajes, tripulación y pasajeros.


“Podemos recibir más de medio terabyte de datos generados por los componentes del avión en cada vuelo”, señaló Bulman.


Paralelamente, el sector aeronáutico participa en una serie de nuevos proyectos TI, aunque no directamente relacionados con la operación de los aviones. Por ejemplo,Bulman menciona el caso del uso de tecnologías de radiofrecuencia para la identificación de pasajeros. Al respecto, mencionó el caso del aeropuerto de Copenhague, en Dinamarca, donde los pasajeros pueden abordar un avión sin haber hablado ni interactuado con un solo ser humano.


Bulman indicó que Virgin Atlantic por ahora no participa en el proyecto, debido a que Gran Bretaña no está preparada para la implementación de RFID a gran escala.


El director de TI de Virgin Atlantic agregó que los grandes volúmenes de datos que deben ser procesados han llevado a la empresa a considerar la creación de nubes propias escalables.


Finalmente, indicó que el análisis de los gigantescos volúmenes de datos permitirá, entre otras cosas, pronosticar cuándo y dónde un avión presentará problemas, o como modificar rutas aéreas con el fin de optimizar el uso de combustibles.


Ilustración: Boeing.com


Contacto | Diario TI es una publicación de MPA Publishing International Ltd.