El 80% de los empleados de almacén afirma que la tecnología está produciendo cambios positivos en su trabajo

Estudio de Zebra aborda la situación actual y las tendencias futuras del sector de los almacenes.

Zebra Technologies Corporation (NASDAQ: ZBRA), empresa innovadora con soluciones y socios que permiten a los negocios mejorar su rendimiento, ha anunciado hoy los resultados de su nuevo estudio “Warehousing Vision Study” para analizar la situación actual y las tendencias futuras del sector de los almacenes, incluyendo cómo están cambiando las inversiones y qué decisiones se están tomando para contratar nuevos profesionales.  

La presión del mercado impulsa cambios positivos

Casi nueve de cada diez operadores de almacenes están de acuerdo en que deben implementar nuevas tecnologías para ser más competitivos y el 80% confirma que la pandemia les ha impulsado a evolucionar y digitalizarse de forma más rápida.

En Europa, más de tres cuartas partes de los operadores están dirigiendo su atención y ampliando el volumen de gasto en tecnologías que mejoran la automatización de los flujos de trabajo. Por ejemplo, el uso de wearables, impresoras móviles y tabletas robustas aumentará en los próximos años, junto con el software de dimensionamiento móvil que automatiza la medición de los paquetes. Además, el 23% de los operadores de almacenes europeos ya han desplegado en la actualidad algún tipo de robot móvil autónomo (AMR), una cifra que alcanza el 27% a nivel global. Dentro de cinco años, se espera que aumente al 88% en Europa y al 90% en todo el mundo.

Estamos viendo que se está produciendo un cambio positivo en la cadena de suministro y, en concreto, dentro de los almacenes“, afirma Mark Wheeler, Director of Supply Chain Solutions en Zebra Technologies. “La mayoría de los responsables de la toma de decisiones creen que las inversiones en automatización superan con creces los riesgos de no hacer nada, y cada vez se sienten más cómodos integrando todo tipo de nuevas tecnologías en sus operaciones e infraestructuras actuales.”

Los empleados de los almacenes también se sienten cada vez más cómodos con el uso que hacen sus superiores de las nuevas tecnologías. Así, aunque menos de la mitad (el 45% global y el 47% en Europa) afirman que les han aumentado el salario u ofrecido bonificaciones, la mayoría (82% a nivel mundial y 81% en Europa) se sienten positivamente afectados por esta nueva situación. Y es que sus condiciones laborales están mejorando de otras maneras, gracias al uso de tecnologías que les ayudan a tener turnos de trabajo más flexibles. De hecho, una abrumadora mayoría de nueve de cada diez empleados de almacenes está de acuerdo en que los avances tecnológicos harán que el entorno sea más atractivo para los trabajadores, incluso en tiempos como los actuales, en los que las cadenas de suministro se ven sometidas a tensiones, la demanda aumenta y la presión para cumplir con plazos más ajustados es cada vez mayor.

Principales retos de los almacenes

Los responsables de la toma de decisiones tienen más dificultades que hace tres años para enviar los pedidos de los clientes a tiempo y se esfuerzan por mantener la precisión y la visibilidad del inventario. También admiten que se espera que entreguen los pedidos más rápido que nunca para responder a la nueva economía “bajo demanda” y que el aumento de los costes de transporte pasa factura a más del 40% de los operadores de almacenes que abarcan labores de fabricación, transporte, distribución mayorista, logística y comercio. Esto no es sorprendente si se tiene en cuenta que los encuestados indican que sus volúmenes de envío han aumentado más del 20% de media en los últimos dos años.

Sin embargo, los operadores de almacenes ven estos retos también como catalizadores para el cambio. De aquí a 2025, más de ocho de cada diez, esperan aumentar el número de unidades de mantenimiento de existencias (SKU) y el volumen de artículos enviados. También tienen previsto ampliar las operaciones de gestión de devoluciones, ofrecer más servicios de valor añadido y aumentar tanto el número como el tamaño de los almacenes.

Aunque seis de cada diez operadores de almacenes también quieren aumentar su plantilla el próximo año, cerca de la mitad admite que encontrar (55%) y formar (54%) a los trabajadores oportunamente sigue siendo un gran reto. Esto es especialmente cierto en Europa, donde el 48% afirma que es difícil encontrar trabajadores y el 50% dice que la formación es un reto. En consecuencia, alrededor de ocho de cada diez responsables están de acuerdo en que tendrán que recurrir más a la automatización en el futuro.

Equilibrar la balanza: aumentar la mano de obra con la automatización

Mientras que la mayoría de los operadores de almacenes, tanto en Europa (88%) como en el resto del mundo (90%), desplegarán robots móviles autónomos (AMRs) para la preparación de pedidos de persona a mercancía (P2G) y los movimientos de material, el 92% de ellos en Europa y el 94% en el resto del mundo invertirán además en soluciones de software que ayuden a automatizar el análisis y la toma de decisiones. Quieren aumentar la eficacia y la eficiencia de los trabajadores y reducir los costes laborales.

A medida que el ritmo de las operaciones se acelera y los flujos de trabajo se vuelven más complejos, los operadores de almacenes han descubierto que el tiempo medio para que los trabajadores alcancen la plena productividad es de 4,7 semanas“, afirma James Lawton, Vice President and General Manager, Robotics Automation de Zebra Technologies. “Ahora mismo, los responsables de la toma de decisiones consideran que la iniciativa laboral más importante es reducir las tareas innecesarias para que los empleados puedan centrarse en un trabajo más estratégico para el cliente.”

Automatización: satisfacción laboral y retención de los trabajadores

Cuando se dice que algunos operadores de almacén planean aumentar la automatización, se piensa que por ello se perderán puestos de trabajo. Sin embargo, el estudio confirma que la automatización puede ayudar no solo a mantener a más personas en sus puestos de trabajo, sino también a cubrir las vacantes. Más de tres cuartas partes de los empleados de almacén en Europa (75%) y en todo el mundo (78%) afirman que caminar menos kilómetros al día haría que su trabajo fuera más agradable, incluso si tuvieran que recoger o manipular más artículos, y el 81% cree firmemente que los AMR podrían hacer que los trabajos de almacén fueran menos estresantes.

Los responsables de la toma de decisiones deberían tomar nota, ya que sólo el 35% en Europa y el 41% a nivel mundial está completamente de acuerdo en que la implementación de tecnologías de almacén, como la robótica y los dispositivos móviles, puede ayudar a atraer y retener talento.

  • Los empleados que ya trabajan hoy día con AMRs afirman que estas tecnologías les han ayudado a mejorar su productividad, a reducir el tiempo de desplazamiento (83%) y delos errores (73%), y a permitirles llevar a cabo nuevas funciones u oportunidades (65%).
  • Además, afirman que es más probable que trabajen para una empresa que les proporcione dispositivos tecnológicos que les ayuden a realizar sus tareas (83% a nivel mundial y 87% en Europa).

La automatización es muy importante, especialmente cuando la mano de obra es limitada o durante periodos de aumento inesperado o picos estacionales en los que puede ser difícil ampliar la plantilla rápidamente“, añade Wheeler. “Lo interesante es que los empleados se sienten actualmente más seguros de ello que los propios operadores de almacén“.

Perspectivas tecnológicas para los próximos cinco años

El 85% de los responsables de la toma de decisiones afirma haber implementado soluciones móviles para que los trabajadores de primera línea puedan registrar cada movimiento de inventario que realizan. Sin embargo, a más de ocho de cada diez empleados de almacén y a cerca de tres cuartas partes de los responsables de la toma de decisiones en Europa y en el resto del mundo, les preocupa no alcanzar sus objetivos a menos que se realicen más inversiones en tecnología para mejorar las operaciones, siendo los empleados de los sectores de transporte (92%) y logística (88%) los que más sienten esta necesidad. En consecuencia, más de seis de cada diez responsables afirman que invertirán en tecnologías que mejoren la visibilidad de sus inventarios y activos en sus almacenes y cadenas de suministro en los próximos cinco años.

Al mismo tiempo, nueve de cada diez esperan que el uso de tecnologías basadas en sensores, como las de identificación por radiofrecuencia (RFID), la visión por ordenador, el escaneo industrial fijo y los sistemas de visión artificial, sea más frecuente en los próximos cinco años. A medida que las empresas invierten en tecnologías avanzadas que permiten una mayor visibilidad, una orientación en tiempo real y un rendimiento basado en los datos, se va mejorando la productividad de los equipos y el bienestar de los trabajadores.

RESUMEN DE LOS PRINCIPALES RESULTADOS REGIONALES DEL ESTUDIO

Asia Pacífico

  • Nueve de cada diez responsables de la toma de decisiones en la región APAC están de acuerdo en que la visión artificial y/o la tecnología de escaneado industrial fija en áreas clave, ahorraría tiempo y reduciría errores, aunque sólo una cuarta parte la utiliza actualmente.

Europa

  • Los empleados de los almacenes europeos son los más propensos a decir que tendrían una mejor opinión de sus responsables si les proporcionaran dispositivos y tecnología móviles (85%).

América Latina

  • El 96% de los empleados de la región de LATAM cree que la implementación de tecnologías de almacén, como la robótica, ayudaría a atraer y retener a los trabajadores, el porcentaje más alto de todas las regiones.

Norteamérica

  • El 86% de los responsables de la toma de decisiones en Norteamérica afirma que la pandemia les ha impulsado a evolucionar y modernizarse más rápidamente, la mayor cifra de todas las regiones.

El informe está disponible en el sitio de Zebra (requiere registro).

Ilustración: Zebra


Contacto | Diario TI es una publicación de MPA Publishing International Ltd., Reino Unido. © Copyright 1997-2022