Durante la pandemia se requirió una nueva especie: El trabajador remoto

Pregunta: ¿Cuál es la diferencia entre ayer y hoy? Respuesta: ¡Trabajadores remotos! Solíamos llamarlos teletrabajadores o trabajadores a distancia. Y, de hecho, solían ser una especie muy rara.

Los trabajadores remotos son empleados que hacen su labor en un lugar diferente al proporcionado por sus empleadores. Los trabajadores remotos eligen su lugar de trabajo, que podría ser su propio hogar, un espacio compartido, incluso su automóvil. Si eligen y proveen sus propios lugares de trabajo, son trabajadores remotos. En tanto, los trabajadores híbridos eligen, algunas veces, su ubicación y en otras, se presentan a trabajar en la ubicación del empleador. Y tanto los remotos como los híbridos tienen necesidades específicas, a las que me referiré más adelante.

¿Por qué tan raros?

Antes de la pandemia, la suposición generalizada era que los miembros de un equipo debían estar juntos en el mismo espacio para una mejor colaboración. También se suponía que la única forma en que los gerentes podían garantizar la productividad era observando a los empleados trabajar en la oficina. Sin embargo, la pandemia ha demostrado en gran medida que estas suposiciones son incorrectas.

Otra razón por la que los trabajadores remotos solían ser una especie tan rara era porque los sistemas de videoconferencia anteriores eran muy desafiantes. Estos sistemas incluían un conjunto engorroso y costoso de códecs y cámaras basados en hardware, con interfaces de usuario complicadas que solo estaban disponibles en salas dedicadas. Sin embargo, impulsados por la pandemia, las tecnologías de videoconferencia como Zoom, GoToMeeting, Skype, etc., y las herramientas de colaboración como Slack, Miro, Trello, etc., han mejorado grandemente. Estas tecnologías ahora son fáciles de usar y accesibles desde dispositivos móviles como computadoras portátiles y tabletas.

Todo esto para decir que la pandemia requirió diferentes estrategias, y las actitudes también terminaron cambiando. Hoy, los empleadores se han adaptado a una fuerza laboral distribuida, al igual que los empleados. De hecho, ellos se han adaptado tan bien al trabajo remoto que ahora muchos lo prefieren así.

¿Qué tipos de trabajos se pueden realizar de forma remota?

No todos los campos del sector laboral se prestan para trabajar de forma remota, pero muchos sí. De hecho, más de lo que se creía posible antes de la pandemia. Por ejemplo, las vidas de los trabajadores del campo del conocimiento, de la salud e, incluso, del personal de primera línea han cambiado radicalmente por el trabajo remoto.

Trabajadores del campo del conocimiento

No es de sorprender que la industria del conocimiento adoptara rápidamente el trabajo remoto.

Dicen que los trabajadores del campo del conocimiento son personas que “se ganan la vida pensando”, porque normalmente recopilan y aplican información en el trabajo, en lugar de realizar tareas físicas. Recopilan datos, analizan información y usan esa información para resolver problemas, generar ideas, crear nuevos productos o servicios, etc. Estos trabajadores altamente calificados pueden ser contadores, arquitectos, abogados, autores, analistas comerciales, programadores, diseñadores, desarrolladores, editores, ingenieros, programadores, científicos, etc. Además, algunos de ellos requieren poca o ninguna experiencia, por ejemplo, en atención al cliente, captura de datos, marketing digital, reclutamiento, ventas, transcripción, etc.

A menudo, los trabajadores del campo del conocimiento suelen utilizar una variedad de dispositivos digitales, como computadoras portátiles y de escritorio, tabletas y teléfonos inteligentes, en el mismo lugar todos los días. Y estos dispositivos requieren software y servicios que les permitan hacer su trabajo de manera eficiente, productiva y segura. La pandemia impulsó el cumplimiento de estos requisitos en línea y, para éstos, el cambio hacia el trabajo remoto fue rápido.

Trabajadores de la salud

Además de los trabajadores del campo del conocimiento, la industria de la salud también adoptó rápidamente el trabajo remoto dentro de lo posible.

Las relaciones tradicionales médico-paciente solían ser estrictamente prácticas, al igual que los otros aspectos de la prestación de atención médica: examen, diagnóstico, tratamiento, triaje e, incluso, capacitación. Los ejemplos de trabajadores de la salud incluyen enfermeras, médicos, dentistas, anestesistas, especialistas en seguridad y salud ocupacional, técnicos médicos y más. Los trabajadores de la salud hacen un uso intensivo de dispositivos y aplicaciones mientras pasan de un paciente a otro, y deben mantener la máxima seguridad, privacidad y confidencialidad al mismo tiempo.

En estos días, muchos de estos trabajos se pueden realizar en línea con aplicaciones y procesos de telesalud. La capacitación para los proveedores de atención médica se puede realizar de forma remota, al igual que las visitas de atención primaria, las rondas médicas, el monitoreo remoto de pacientes, la documentación del paciente en el hogar y más. Los pacientes pueden participar en un chat de video con sus proveedores de atención médica y obtener el asesoramiento y las recetas que necesitan en línea.

El triaje se puede hacer por teléfono. Incluso, los proveedores de atención médica en el ejército comenzaron a utilizar el video como herramienta de capacitación y tratamiento para compartir el cuidado de heridas con médicos remotos que tratan a los soldados heridos en la batalla. De hecho, algunas organizaciones de atención médica ya comenzaron a trabajar de manera remota antes de la pandemia, ya que anticiparon un aumento en los eventos climáticos extremos como los huracanes Mitch y Katrina.

Para que todo esto sea posible, los proveedores de atención médica dependen de dispositivos y aplicaciones en los que puedan iniciar sesión rápidamente y usar fácilmente durante emergencias, y que mantengan la máxima seguridad, privacidad y confidencialidad.

Trabajadores de primera línea

Los trabajadores de primera línea han experimentado un conjunto de cambios ligeramente distintos, en comparación con los trabajadores del campo del conocimiento y los proveedores de atención médica.

Los trabajadores de primera línea son trabajadores de tareas o servicios basados en turnos, y constituyen la mayoría de la fuerza laboral global. Los trabajadores de primera línea incluyen trabajadores de tiendas de comestibles, gerentes de almacenes, conductores de entregas, asociados minoristas y más. A diferencia de los trabajadores de oficina, los trabajadores de primera línea no pueden llevarse su trabajo a casa y deben presentarse en un lugar de trabajo o trabajar en el campo.

Si bien los trabajadores de primera línea han utilizado dispositivos digitales de mano para tareas como computación móvil, escaneo e impresión durante al menos una década, sus empleadores generalmente han sido más lentos para adaptarse a las nuevas innovaciones digitales. Sin embargo, incluso esta tendencia está cambiando. Los empleadores ahora enfrentan una rotación sin precedentes, escasez de mano de obra y cambios en la demografía y las expectativas de los trabajadores. En respuesta, muchas organizaciones están redefiniendo sus estrategias de transformación digital y ahora están extendiendo una flexibilidad similar a sus empleados en la primera línea, lo que les permite hacer cosas como marcar la entrada y la salida de forma remota, acceder a contenido de trabajo no confidencial y más.

Y al igual que los trabajadores del campo del conocimiento y los proveedores de atención médica, los trabajadores de primera línea necesitan dispositivos, software y servicios que puedan mantener sus transacciones laborales seguras, eficientes y productivas.

Por Cindy Carroll, Technical Marketing Manager End User Computing, VMware

Cómo los productos de VMware apoyan el trabajo remoto
Acerca de la autora


¿Cómo postular a los Premios a la Innovación 2022?

Contacto | Diario TI es una publicación de MPA Publishing International Ltd., Reino Unido. © Copyright 1997-2022