Crean dispositivo de memoria de un nanómetro cuadrado

Grupo de académicos ha diseñado el dispositivo de memoria más pequeño del mundo, que utiliza un solo átomo para controlar su función de memoria.

El proyecto, presentado por científicos de la Universidad de Texas-Austin, se basa en un descubrimiento hecho hace dos años, cuando el mismo grupo de investigadores creó lo que entonces era el dispositivo de almacenamiento de memoria más plano de la historia, consistente de una sola capa atómica de espesor. El dispositivo fue denominado “atomristor” por el equipo de investigación.

En esta oportunidad, los investigadores han reducido aún más el tamaño del dispositivo de memoria, estrechando su sección transversal a un solo nanómetro cuadrado.

“El santo grial científico de la escalada está bajando a un nivel en el que un solo átomo controla la función de memoria, y esto es lo que hemos logrado en el estudio”, dijo el profesor Deji Akinwande.

Esta miniaturización requirió una comprensión de la física que permite una capacidad de almacenamiento de memoria densa en estos dispositivos; los defectos, o los agujeros en el material, proporcionan la clave para desbloquear esta capacidad: “Cuando un solo átomo de metal adicional entra en ese agujero a nanoescala y lo llena, confiere algo de su conductividad al material, y esto conduce a un cambio o efecto de memoria”, dijo Akinwande.

Aunque los investigadores utilizaron disulfuro de molibdeno monocapa (MoS2) como el principal nanomaterial en este estudio de nanotecnología natural, esperan que esto pueda aplicarse a cientos de materiales atómicamente afines.

El dispositivo de Akinwande corresponde a la categoría de los “memristores”. Los memristores son un área popular de investigación de la memoria, centrada en los componentes eléctricos con la capacidad de modificar los estados de resistencia entre dos terminales sin necesidad de una compuerta en el medio (conmutación resistiva no volátil). Esto permite que se miniaturicen más que los dispositivos de memoria actuales, conservando al mismo tiempo una gran capacidad de almacenamiento.

Este memristor promete una capacidad de aproximadamente 25 TB por centímetro cuadrado: una densidad de memoria 100 veces mayor por capa en comparación con los dispositivos de memoria flash disponibles en el mercado.

La carrera por miniaturizar los chips y otros componentes tiene que ver con la comodidad y la eficiencia energética. Los procesadores más pequeños permiten que los dispositivos informáticos sean más compactos, pero también disminuyen sus demandas de energía y aumentan la capacidad; esto da lugar a dispositivos más rápidos que consumen menos energía para funcionar.




Contacto | Diario TI es una publicación de MPA Publishing International Ltd.