¿Cómo debe adaptarse la SD-WAN para hacer frente a los retos de largo plazo?

En pandemia, la SD-WAN ha satisfecho la necesidad de una solución rápida de emergencia, pero ahora se quiere descubrir sus capacidades, más allá de lo provisional y urgente.

No sería nada nuevo decir que la SD-WAN alcanzó la mayoría de edad durante la pandemia de COVID-19. Ya era una categoría de producto bastante consolidada en el mercado de las WAN antes de que nadie hubiera oído hablar del coronavirus. Sin embargo, a mediados de 2020 había pasado de ser la tecnología de red que a la gente le gustaba comentar a convertirse en la primera opción de todos para una forma segura de mantener a los empleados trabajando y productivos en casa.

Aunque es demasiado pronto para declarar el fin de la pandemia, los responsables de las redes ya están mirando lo que hay más allá. La SD-WAN ha satisfecho su necesidad de una solución rápida de emergencia, pero ahora quieren descubrir lo que puede hacer además de proporcionar una solución provisional. ¿Hacia dónde podría evolucionar para ayudar a las empresas a volver a crecer en el mundo post-pandémico? ¿Cuánto tiene que avanzar, o ya tiene un pie en el pasado? Si no es SD-WAN, ¿cuál es la tecnología digital basada en software que impulsará la conectividad del futuro?

La SD-WAN es popular porque proporciona una forma excelente de respaldar una implementación en la nube a un coste modesto y con una complejidad mínima. La SD-WAN del futuro tendrá que seguir haciendo esto, pero también centrarse más en dos cosas: ofrecer una experiencia de usuario óptima y proporcionar protección contra la oleada de ciberamenazas que actualmente se cierne sobre la WAN.

Lo que ha sido cierto para la SD-WAN en el pasado puede ser cierto para su futuro, es decir, que no todas las soluciones SD-WAN son iguales. Puede que el mercado de las soluciones SD-WAN, algo complejo y fragmentado, se haya consolidado en torno a menos actores, pero sigue siendo difícil de navegar. Para los incautos es cuestión de detectar los puntos fuertes de las diferentes ofertas del mercado y alinearlos con sus necesidades empresariales. Si la seguridad es y seguirá siendo su principal prioridad, entonces necesita que su proveedor de SD-WAN lleve la seguridad en su ADN. Esto se aplica tanto si planea integrar el paquete de SD-WAN que elija en su red como si lo paga como un servicio gestionado. Si quiere que su SD-WAN proporcione la experiencia más fluida posible a sus empleados, significa que debe buscar una solución que le dé prioridad.

Hay otras ventajas que la SD-WAN del futuro debería tener. Debería estar respaldada por un rico ecosistema de API en forma de desarrolladores que puedan adaptar un marco básico a necesidades específicas. Una oferta de SD-WAN madura también tendrá una excelente capacidad de gestión, ofreciendo al responsable de la red el “panel único” que necesita. Casi no hace falta decir que también tiene que ser flexible. En la era del trabajo híbrido, la computación de borde y el IoT, hay una gama cada vez mayor de endpoints que la SD-WAN debe abarcar. Pocos de ellos pudieron preverse cuando la tecnología se codificó inicialmente hace unos siete años, por lo que debe buscar pruebas claras de que su elección de SD-WAN se ha adaptado para hacer frente a los nuevos retos actuales y a lo que pueda venir hacia nosotros en el futuro.

Nuestro evento New Directions for SD-WAN [email protected] del 7 de julio ampliará enormemente sus reflexiones sobre este tema, y no debería perdérselo:

Dirigido por Scott Raynovich, fundador y analista principal de Futuriom, también contará con la presencia de destacados portavoces del sector, entre ellos tecnólogos y organizaciones con experiencia práctica en la implantación de esta tecnología.

Por Mark Fox, CEO de NetEvents




Newsletter

Contacto | Diario TI es una publicación de MPA Publishing International Ltd.