DiarioTi.com - el diario del profesional TI

Lunes 20 Nov 2017 | Año 14 | Edición 15
Menu
letter
    

    Clave estratégica para un futuro exitoso

    Opinión: Hace unos años pensar en utilizar tecnología de última generación en los países en vías de desarrollo, y que sus costos se ajustarán para que fuera accesible a todos, requería períodos de adaptación de hasta 10 años.

    Diario TI 15/08/17 16:41:40

    En un presente cada vez más competitivo, donde gracias a las soluciones cloud las barreras de acceso a la tecnología en comparación con los países desarrollados han desaparecido y se han transformado en barreras de conocimiento y especialización, quienes sean capaces de aplicar el conocimiento para explotar en tiempo real los volúmenes crecientes de data serán quienes generen las mayores ventajas competitivas.

    Tener una adecuada visión estratégica de la realidad circundante es esencial para el éxito de toda actividad humana y, dentro de ese contexto, el manejo de todas las variables que nos rodean es una parte central de esa mirada analítica macro. Por ello, resulta esencial que seamos capaces, como individuos y como organización, de manejar el mayor volumen de información posible.

    El mundo moderno produce actualmente 2.5 quintillones de bytes de información diaria y, lo que es más relevante aún, el 90% de la data existente se ha generado en los últimos 2 años. Pero eso no es todo, pues los pronósticos especializados indican que este volumen seguirá creciendo en forma acelerada y exponencial; por ende, quienes sean capaces de capturar esta data, analizarla y transformarla en información crítica para el éxito de su negocio, serán los líderes del mercado.

    Claramente esto genera grandes incógnitas respecto a la estrategia TI en las organizaciones, en el sentido de si éstas tendrán la capacidad de cómputo y almacenamiento, como para almacenar y procesar toda esta información. Asimismo, ¿Serán capaces de administrar, operar y mantener competitivamente actualizada esta infraestructura’, o bien, ¿Lograrán resguardar la data y rentabilizarla de la misma forma que hoy resguardan sus activos financieros?

    Estas incógnitas requieren ser analizadas a mediano y corto plazo. En especial si se considera que más del 70% de los presupuestos TI se gastan en planificar, construir y mantener infraestructura, y que menos del 30% se invierte en innovación y desarrollo de ventajas competitivas. Definitivamente esta proporción no se condice con la presente y creciente oferta de soluciones de Infraestructura y almacenamiento como servicio.

    Si bien migrar las plataformas de procesamiento y almacenamiento a la nube, ofrece amplias y valiosas perspectivas de mayor eficiencia, para tomar la decisión final hay que analizar tanto la perspectiva tecnológica y económica, así como también un tercer pilar que corresponde a las regulaciones. A pesar de ello, hemos visto como en los últimos años diversas instituciones estratégicas de salud, gobierno e instituciones financieras, ya han migrado parte de sus plataformas a la nube.

    Por ello, la certeza de que las organizaciones necesitan ser más eficientes e innovadoras, sumada a la creciente oferta de soluciones Cloud y la fractura de la barrera ideológica respecto de las regulaciones, hacen que la nube ya no sea una moda, sino una tendencia. Dentro de este escenario Google es claramente reconocida como una empresa líder que durante los últimos 18 años ha estado trabajando para organizar la data/información del mundo, hacerla universalmente accesible y darle un marcado valor estratégico.

    En este proceso, Google desarrolló productos como Search, Android, Chrome, Maps, Play, Youtube y Gmail, que si bien no fueron dominadores desde el principio, lograron, a través de innovación y disrupción, transformarse en líderes indiscutidos del mercado.

    Hoy estas plataformas tienen más de mil millones de usuarios, casi un sexto de la población mundial. Pero no es sólo la escala lo interesante, sino también la infraestructura tecnológica que Google ha creado para cumplir su misión, la cual hoy sustenta todos sus productos y se extiende a sus clientes, a través de Google Cloud Platform. Google Extiende su plataforma global, desarrollada exclusivamente para soluciones cloud a clientes de todos los tamaños e industrias, quebrando las barreras tecnológicas que existían hace algunos años.

    Mediante estos servicios, las empresas hoy acceden a beneficios tales como reducción de costos en administración, soporte y mantenimiento; o bien, olvidarse de los constantes updates tecnológicos de la plataforma, así como despreocuparse de la escala, transformar capex en opex y liberar espacio físico en las oficinas, entre otras ventajas. Sin embargo, la principal virtud radica en que, con Google Cloud Platform, los profesionales TI pueden mantener, emparchar, mejorar y actualizar el pasado o mirar hacia nuevas plataformas para sustentar nuevos modelos de negocio. En términos concretos, Silicon Valley está hoy, literalmente, al alcance de todos.

    Hace unos años pensar en utilizar tecnología de última generación en los países en vías de desarrollo, y que sus costos se ajustarán para que fuera accesible a todos, requería períodos de adaptación de hasta 10 años. Hoy, en cambio, Google Cloud Platform ha eliminado esta brecha, y se puede consumir la misma tecnología disponible en las naciones desarrolladas a través de un simple click. El GAP tecnológico se ha transformado en conocimiento, y empresas como Tigabytes, tienen la misión de acompañar a los clientes en el proceso de adopción de las últimas tecnologías, priorizando la productividad y la innovación.

    Asimismo, desde sus inicios Google ha desarrollado y construido su propia infraestructura tecnológica, incluyendo Data Centers y redes, convirtiéndose en la empresa con mayor tendido de cable submarino del mundo, para proveer las mayores velocidades de conexión y menor latencia del mercado. Esto se refleja en una inversión de USS 29.4 Billones en los últimos 3 años, para asegurar escala, capacidad de cómputo y conectividad para correr aplicaciones en tiempo real.

    Y todo esto sin olvidar el compromiso con la sustentabilidad, pues Google es el mayor inversor en energías renovables, generando cerca de 3.2 GW de Green Energy. Adicionalmente aplica su tecnología de Machine Learning para reducir la energía consumida, logrando 40% de ahorro en energía destinada a refrigeración.

    Pokemon Go y Snapchat, son ejemplos concretos de aplicaciones que no podrían haberse desarrollado sobre Data Center convencionales, por el crecimiento explosivo y la necesidad de respuestas en tiempo real. A su vez, gigantes internacionales como Home Depot, eBay y Wallgreens, entre otros, han confiado en GCP ya sea para aplicaciones móviles o catálogos online. Y no debemos olvidar a la banca, con instituciones como BBVA, que ha migrado a Google toda su plataforma de colaboración a nivel mundial, fenómeno que se está replicando a otras entidades como BCI, Banco Davivienda y LATAM. Y en Chile empresas relevantes como Concha y Toro, CMPC y SAAM, también han migrado su plataforma de colaboración a Google, con el apoyo de Tigabytes.

    Estamos en un punto de inflexión, donde las mayores trabas para la transformación digital y la nube están asociadas a la capacidad de procesamiento, la red de las organizaciones, los precios de los anchos de banda de internet, el costo del tráfico internacional y las regulaciones. Y si bien, cada industria tiene una realidad distinta frente a estos elementos, lo relevante es que las barreras regulatorias van a comenzar a desaparecer o ablandarse, y los precios del acceso a internet seguirán bajando, lo que hará más interesante la opción Cloud.

    Por Ignacio Dogliotti, Gerente Comercial de Tigabytes

        • Seleccione su país -+

          Diario TI utiliza una plataforma GeoIP que automáticamente intenta detectar el país desde donde usted se conecta, para así presentarle contenidos regionales. Sin embargo, si la detección automática no es posible, usted puede seleccionar manualmente su país.