Brecha de datos en McDonald’s afecta subsidiarias en Estados Unidos, Corea del Sur y Taiwán

La empresa se jacta de haber detectado la intrusión después de que desconocidos habían sustraído los datos.

La cadena de comida rápida McDonald’s Corp. se ha visto afectada por una filtración de datos en la que se ha sustraído información en Estados Unidos, Corea del Sur y Taiwán.

El Wall Street Journal informó el viernes de que la filtración afectaba a algunos datos de contacto de empleados y franquiciados estadounidenses, así como a información relativa a los restaurantes, como la capacidad de asientos y la superficie de los mismos.

Según el WSJ, los datos de los clientes estadounidenses no fueron robados, pero sí los de Corea del Sur y Taiwán. En Taiwán, el hackeo también implicó el robo de información de los empleados, incluyendo nombres y detalles de contacto.

“Aunque pudimos cerrar el acceso rápidamente tras identificar el problema, nuestra investigación ha determinado que se accedió a un pequeño número de archivos, algunos de los cuales contenían datos personales”, dijo McDonald’s, citado por WSJ.

En una declaración más bien extraña a la CNN, la cadena de hamburgueserías dijo que “el descubrimiento de la brecha se produjo como resultado de nuestras importantes inversiones en medidas de ciberseguridad”. Sería comprensible que una empresa alardee de haber evitado una brecha, no de haberla descubierto cuando ya se ha producido.

“Se llevó a cabo una investigación exhaustiva, y trabajamos con terceros experimentados para apoyar esta investigación”, dijo McDonald’s a la CNN.

Ilustración: Canva




Contacto | Diario TI es una publicación de MPA Publishing International Ltd.