Biden advierte a Rusia que los ciberataques podrían provocar una “auténtica guerra cinética”

El presidente estadounidense dijo que los ciberataques rusos podrían desencadenar una guerra a tiros.

En un discurso dirigido a las agencias de inteligencia estadounidenses la semana pasada, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, afirmó que los ciberataques podrían desencadenar la próxima guerra cinética entre grandes potencias.

En su intervención, realizada la semana pasada en  la Oficina del Director de Inteligencia Nacional, Biden advirtió que “si acabamos en una guerra, una verdadera guerra a tiros con una gran potencia, será como consecuencia de un ciberataque”, escriben medios estadounidenses.

El discurso es interpretado por analistas como una escalada en la retórica contra Rusia y un endurecimiento del discurso de Washington. Este endurecimiento se produce tras la actual oleada de ataques de ransomware que han tenido como víctimas a múltiples organizaciones estadounidenses de alto nivel, lo que ha presionado a Biden para que aborde el problema.

Diversas investigaciones y estadísticas han demostrado que los grupos de ransomware más prolíficos nunca atacan organizaciones rusas, un fuerte indicio de que tienen su sede en Rusia y buscan evitar la acción de las autoridades locales.

Biden hizo una mención especial al presidente ruso Vladimir Putin en su discurso. “Cuando estuve con el señor Putin -que tiene un verdadero problema- […] está sentado encima de una economía que tiene armas nucleares y pozos de petróleo y nada más. Nada más. Su economía es -¿qué? – la octava […] más grande del mundo? Él sabe – sabe que está en verdaderos problemas, lo que lo hace aún más peligroso en mi opinión”.

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, respondió ayer al discurso de Biden en una conferencia telefónica con periodistas. “Está claro que este tipo de declaraciones audaces son demandadas por el público estadounidense, pero también es obvio que el presidente está expresando los mensajes que están siendo preparados por su personal y sus asistentes”, dijo. “Y aquí podemos ver claramente que hay un conocimiento y una comprensión equivocados de la Rusia moderna”.

Peskov también rechazó las afirmaciones de que Rusia está intentando desinformar en el marco de las elecciones intermedias de 2022 en EE.UU. “Rusia nunca ha interferido en los procesos electorales de EEUU. Los resultados de muchas investigaciones realizadas en EE.UU. confirman que Rusia nunca ha interferido. Rusia ciertamente no tiene ni tiene intención de inmiscuirse en algunos procesos electorales en el extranjero”.

Biden afirmó que los ciberataques rusos podrían desencadenar una guerra de tiros.

En un discurso dirigido a las agencias de inteligencia estadounidenses la semana pasada, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, afirmó que los ciberataques podrían desencadenar la próxima guerra cinética entre grandes potencias.

En su intervención, realizada la semana pasada en  la Oficina del Director de Inteligencia Nacional, Biden advirtió que “si acabamos en una guerra, una verdadera guerra a tiros con una gran potencia, será como consecuencia de un ciberataque”, escriben medios estadounidenses.

El discurso es interpretado por analistas como una escalada en la retórica contra Rusia y un endurecimiento del discurso de Washington. Este endurecimiento se produce tras la actual oleada de ataques de ransomware que han tenido como víctimas a múltiples organizaciones estadounidenses de alto nivel, lo que ha presionado a Biden para que aborde el problema.

Diversas investigaciones y estadísticas han demostrado que los grupos de ransomware más prolíficos nunca atacan organizaciones rusas, un fuerte indicio de que tienen su sede en Rusia y buscan evitar la acción de las autoridades locales.

Biden hizo una mención especial al presidente ruso Vladimir Putin en su discurso. “Cuando estuve con el señor Putin -que tiene un verdadero problema- […] está sentado encima de una economía que tiene armas nucleares y pozos de petróleo y nada más. Nada más. Su economía es -¿qué? – la octava […] más grande del mundo? Él sabe – sabe que está en verdaderos problemas, lo que lo hace aún más peligroso en mi opinión”.

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, respondió ayer al discurso de Biden en una conferencia telefónica con periodistas. “Está claro que este tipo de declaraciones audaces son demandadas por el público estadounidense, pero también es obvio que el presidente está expresando los mensajes que están siendo preparados por su personal y sus asistentes”, dijo. “Y aquí podemos ver claramente que hay un conocimiento y una comprensión equivocados de la Rusia moderna”.

Peskov también rechazó las afirmaciones de que Rusia está intentando desinformar en el marco de las elecciones intermedias de 2022 en EE.UU. “Rusia nunca ha interferido en los procesos electorales de EEUU. Los resultados de muchas investigaciones realizadas en EE.UU. confirman que Rusia nunca ha interferido. Rusia ciertamente no tiene ni tiene intención de inmiscuirse en algunos procesos electorales en el extranjero”.




Newsletter

Contacto | Diario TI es una publicación de MPA Publishing International Ltd.