Aceleran el desarrollo a gran escala de la energía fotovoltaica flotante en el mar

El proyecto abre atractivas oportunidades para los países con una velocidad media del viento más baja, pero con una alta irradiación solar.

RWE y la empresa neerlandesa-noruega SolarDuck firmaron un acuerdo de colaboración para desarrollar el uso de parques fotovoltaicos flotantes en el mar.

El proyecto es un primer paso en la colaboración y sienta las bases para un proyecto de demostración más amplio en el parque eólico marino holandés Hollandse Kust West (HKW). RWE está licitando este proyecto y ha incluido a SolarDuck en su oferta con una combinación muy innovadora de energía solar flotante en alta mar con soluciones de almacenamiento integradas.

La tecnología solar flotante en alta mar, desarrollada por SolarDuck, establece una nueva frontera para la energía solar y proporciona una respuesta a la creciente escasez de suelo para la generación de energía renovable. La integración de la energía solar flotante offshore en un parque eólico offshore supone un uso más eficiente del espacio oceánico para la generación de energía (utilizando el espacio entre los aerogeneradores) y permite obtener sinergias en cuanto a la construcción y el mantenimiento de la planta de energía renovable multifuente. El resultado es un perfil de producción más equilibrado debido a la naturaleza complementaria de los recursos eólicos y solares.

La instalación de parques solares en alta mar requiere una tecnología capaz de resistir las duras condiciones de la costa, como el oleaje, los fuertes vientos y un entorno corrosivo. La plataforma única de SolarDuck, de forma triangular, que ha recibido la primera certificación del mundo para energía solar flotante en alta mar por parte de Bureau Veritas, está diseñada para flotar varios metros por encima del agua, siguiendo las olas como una alfombra. Por lo tanto, mantiene los componentes eléctricos críticos secos, limpios y estables, además de asegurar la integridad de la estructura semisumergible, al tiempo que permite un funcionamiento seguro y un mantenimiento mínimo.

Sven Utermöhlen, director general de Wind Offshore de RWE Renewables, afirma: «RWE busca constantemente formas innovadoras de seguir mejorando la producción de energía renovable en alta mar. Estamos muy interesados en seguir explorando el potencial de la energía solar flotante en alta mar junto con nuestro socio SolarDuck. Para los países con una velocidad media del viento más baja, pero con una alta irradiación solar, esto abre atractivas oportunidades. Con el proyecto piloto de SolarDuck estamos adquiriendo experiencia con una tecnología solar flotante en alta mar muy innovadora. Queremos contribuir a acelerar la transición energética, tener un impacto positivo en la ecología marina y ayudar a integrar los sistemas energéticos. Juntos podemos marcar una diferencia real utilizando la tecnología del mañana para los proyectos de hoy».

El CEO de SolarDuck, Koen Burgers, afirma: «La necesidad de una energía segura, sostenible y asequible exige respuestas nuevas e inmediatas de la industria en Europa y también a nivel mundial. SolarDuck forma parte de esta respuesta, llevando la energía solar a su próxima frontera, los océanos». La demostración de la robusta tecnología de SolarDuck en las duras condiciones del Mar del Norte nos permitirá desplegar la tecnología prácticamente en cualquier parte del mundo. Estamos muy contentos de haber encontrado en RWE un socio fuerte que comparte nuestra visión de electrificar el mundo con energía solar flotante en alta mar. Espero que nuestras organizaciones trabajen juntas para conseguirlo».

RWE invertirá en un proyecto piloto a gran escala en el Mar del Norte

Para acelerar el desarrollo de la tecnología, RWE invertirá en el piloto marino a escala real de SolarDuck, llamado «Merganser», con una capacidad nominal de 0,5 MWp en 2023.

Merganser se instalará frente a la costa de Ostende, en el Mar del Norte belga, y será el primer proyecto piloto en alta mar de SolarDuck, tras el exitoso despliegue de un proyecto piloto en tierra firme en los Países Bajos el año pasado. Merganser» proporcionará a RWE y a SolarDuck una importante experiencia de primera mano en uno de los entornos marinos más difíciles del mundo. Estos aprendizajes permitirán una comercialización más rápida de la tecnología a partir de 2023.

La tecnología de SolarDuck abre una nueva puerta a la energía solar, también en el duro entorno del Mar del Norte. Por ello, RWE ha seleccionado a SolarDuck en su oferta para el concurso holandés de HKW VII (integración de sistemas). La oferta ganadora permitirá integrar en el parque eólico marino una planta solar flotante a escala precomercial de 5 MWp combinada con innovadoras soluciones de almacenamiento de energía.

‘Merganser’ y HKW, RWE y SolarDuck explorarán nuevas oportunidades con el objetivo de desarrollar parques solares flotantes en alta mar comerciales, tanto individuales como híbridos. La combinación de la posición de liderazgo de RWE en el mercado mundial y el ingenio tecnológico y comercial de SolarDuck establece la base perfecta para acelerar el despliegue de esta tecnología de gran potencial.

Ilustración: Fotograma, video corporativo de SolarDuck



Contacto | Diario TI es una publicación de MPA Publishing International Ltd., Reino Unido. © Copyright 1997-2022