“Windows 8 tiene una puerta trasera controlada por la NSA”

Seg√ļn informe comisionado por el gobierno alem√°n, Windows 8 constituye un riesgo de seguridad inaceptable para empresas y autoridades.

Seg√ļn documentos a los que habr√≠a tenido acceso el diario alem√°n Die Zeit, una comisi√≥n de expertos contratada por el gobierno de ese pa√≠s habr√≠a llegado a la conclusi√≥n de que Windows 8 incorpora una puerta trasera a la que tiene acceso directo la Agencia estadounidense de Seguridad Nacional NSA (National Security Agency).

La información indica que la puerta trasera utiliza la versión 2.0 de TPM (Trusted Platform Modules) de Trusted Computing. TPM es un sistema incorporado en numerosos productos estadounidenses de software, como asimismo en una serie de smartphones, tabletas y PCs.

Su finalidad, proteger de los virus
En principio, TPM ha sido creado con la mejor de las intenciones: proteger el PC de virus y troyanos. Para tales efectos utiliza un chip especial, que interact√ļa con el segundo componente, el sistema operativo; en este caso Windows 8. El chip y el sistema operativo regulan conjuntamente los programas que pueden ser instalados por el usuario.

Sistema controvertido
TPM ha sido objeto de controversias y de fuertes cr√≠ticas de, entre otros, el gur√ļ de friprog Richard Stallman, quien lleg√≥ a asegurar que TPM impide la instalaci√≥n de programas que compitan con Windows.

Comunicado gubernamental
BSI, oficina de seguridad del gobierno alem√°n para tecnolog√≠as de la informaci√≥n, BSI (Bundesamt f√ľr Sicherheit in der Informationstechnik) public√≥ el 21 de agosto un comunicado en el que no desaconseja directamente el uso de Windows en la administraci√≥n p√ļblica o el empresariado. Sin embargo, confirma el escepticismo frente a Trusted Computing y la versi√≥n 2.0 de TPM. La entidad gubernamental acota que TPM puede, en realidad, brindar mayor seguridad “para quienes decidan confiar en el fabricante”.

Pérdida de control
En el comunicado se indica: “Desde la perspectiva de BSI, el uso de Windows 8 implica una combinaci√≥n de TPM 2.0 y una p√©rdida de control del sistema operativo y el hardware utilizado. Esto conlleva un nuevo riesgo para el usuario, el gobierno federal alem√°n e infraestructuras cr√≠ticas. Esto se aplica, especialmente, al hardware donde TPM 2.0 est√© instalado junto a Windows 8. En tal caso, errores fortuitos producidos por el hardware o el sistema operativo podr√≠an impedir el funcionamiento del sistema. En el peor de los casos, esto podr√≠a resultar en un error permanente que inutilice definitivamente el hardware. Una situaci√≥n de tales caracter√≠sticas no ser√≠a aceptable para el gobierno federal ni para otros usuarios. Aparte de ello, estos mecanismos, de reciente data, tambi√©n pueden ser utilizados para el sabotaje por parte de terceros. Estos riesgos deben ser necesariamente considerados”.

Las advertencias de los expertos germanos, y los comentarios del gobierno de Berlín, se producen como resultado de las revelaciones de Edward Snowden sobre espionaje global a gran escala por parte de NSA, tanto de estadounidenses como de extranjeros. Snowden trabajó indirectamente para la NSA mediante un subcontratista, pudiendo así hacerse de documentos que han demostrado la magnitud del espionaje gubernamental estadounidense.

Fuente: Zeit.de
Ilustración: Microsoft.com




Contacto | Diario TI es una publicación de MPA Publishing International Ltd.