Microsoft permitirá a sus clientes decidir dónde almacenar sus datos

Los clientes de Microsoft fuera de Estados Unidos podrán decidir por cuenta propia si guardar sus datos en servidores situados igualmente fuera de Estados Unidos. La decisión es resultado directo del espionaje de la NSA.